Pacto de poder (libro 2)

Capitulo 13

 Siento un peso en mi cuerpo y abro los ojos lentamente. La nube de sueño disolviéndose poco a poco.

 Pequeño blanco está  inquieto, moviéndose de un lado a otro, estirandose y gruñendo. Frunzo el ceño y me doy cuenta de que Orion ya no esta a mi lado. El viento azota desde afuera y corre la cortina de la entrada, revelando un cielo casi negro y pequeñas gotas de agua que quedaron luego de la llovizna.

 Me levanto, sintiendo un escalofrío que sube por mi columna. Y de repente siento una energía chocante erizar mi piel. Y la reconozco. Badduel. Estoy cien por ciento segura de que se trata de él. Hasta ahora jamás me he encontrado dos energías iguales. Y  está es justo como la que sentí en el infierno, mientras estábamos con él. "¿Qué hace aquí?"  

 Me quedo sin aliento y rápidamente tomó la capa que me dio Wanda. Pequeño blanco se sube a mi cuello y se acomoda como de costumbre. 

 Asomo la cabeza por la tienda y cuando veo que no hay nadie dando vueltas, salgo, dispuesta a averiguar lo que ocurre. 

 Sigo la energía de Badduel, que a diferencia de Orion, no la oculta. Como si quisiera que todos sepan que está aquí. Mis pasos son rápidos pero silenciosos. Las corrientes de aire hacen que las tiendas se balanceen y el suelo está mojado. 

 La carpa de Wanda parece un faro en la oscuridad. La luz sale por los bordes y es de de donde proviene la energía de Badduel. 

 "Espera, Emma, ellos sabran que estas alli" Me quedo quieta, maldiciendo. Lo cierto es que si me acerco, sentirán mi energía. Y no es que precisamente me guste espiar a la gente pero....Algo me dice que si entro, dejaran de hablar de lo que hablan y mas aun sabiendo que hacen esta reunión con todos en el campamento durmiendo. Por esta vez debo quedarme detrás de la cortina.

 Cierro los ojos y busco mi energía. Esta dormida. Suspiro aliviada, ya que las anteriores veces no pude usarla ya que se encontraba inquieta. Tomo un poco de ella y vuelvo a cerrarle la puerta imaginaria que Violet me enseño. Est pequeña energía se agita pero la contengo y me concentro en hacer un escudo, como me enseñó Dante. Algo que cubre mis esencia y energía. Me imagino mi poder cubriéndome como un velo, evitando que otros puedan.

 No veo la hora de poder usar mi poder libremente, sin temor a dañar o perderme a mi misma. Es como si me privara una parte de mi al encerrarla. "Pronto" me digo a mi misma y rezo para que Sitael y Dante se apresuren.

 Cuando el escudo está listo, me acerco a la tienda. Percibo la esencia de Orion y la de Wanda entre toda la abrumadora energía de Badduel.  Aprieto los labios. "¿Que están haciendo?"

 Un rayo atraviesa el cielo  y una mano grande se cierra sobre mi boca, silenciando el grito que amenazaba con salir. Pequeño blanco sisea moviendo la cola picuda para atacar y yo abro mucho los ojos y cuando estoy por meterle un codazo a mi atacante, siento un aliento en mi oído.

   - Tranquila, Emma. - dice Aaron susurrando - Soy yo.

 Me relajo y él suelta mi boca. Con el corazón en la boca me doy la vuelta, enojada.

   - Por todos los cielos, Aaron. - me toco el pecho y mi corazón está exaltado. Respiro para intentar calmarme. Acarició a pequeño blanco para tranquilizarlo.

   - Lo siento. - me sonríe avergonzado y se frota el cuello

 Miro a la tienda de Wanda y luego a él, encajando las piezas en su lugar. Pongo los brazos en jarra y entrecierro los ojos

  - ¿Qué haces aquí? - digo con un toque de sospecha 

 El voltea los ojos y se cruza los brazos

   - Podría preguntarte lo mismo. - imita mi tono

 Aprieto los dientes y recurro a mi infancia

   - Pregunte primero - "Brillante, Emma"

 Se ríe por lo bajo y luego suspira. Su semblante se oscurece y desaparece todo rastro de diversión.

   - No confío en los brujos, no es una noticia. - mira lejos, a la carpa. - Desde que estamos aquí, nos turnamos para vigilar. Hace unos minutos, en mi turno, capte el olor a azufre y luego vi a tu demonio caminar por el campamento directo hacia allí - señala detras mio. - Espere unos minutos y luego lo seguí. - se encoge de hombros como si fuese algo obvio. - Y te encontre a ti.- me mira levantando las cejas. Tu turno dice su mirada 

   - Me lavante y capte la energía de Badduel y lo seguí hasta aquí. 

 Aaron me mira confundido

   - ¿Badduel? 

 Le explico brevemente quién es Badduel y que él fue el que nos ayudó a salir del infierno. Cuando termino miro Aaron asiente no muy confiado del demonio. "Pero quién lo puede culpar. Yo también tengo mis dudas"  Aun no sé cual es la relación de Badduel con Wanda y espero averiguarlo pronto. Miro a la tienda

   - Ya que estamos aquí, creo que deberíamos echar un vistazo - le digo mirando de reojo a Aaron

   - Esa era mi intención - dice con diversión - Después de ti. 



S. Luque

#13560 en Fantasía
#1978 en Paranormal

En el texto hay: chica, angel, demonio

Editado: 28.07.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar