Pensamientos Nocturnos

Quédate

 

Quédate en mis ayeres;

aquellos en donde los años

no me habían alcanzado,

envejeciéndome la piel, los recuerdos.

 

Quédate por favor en esos días

de amarillos amaneceres,

de cantos nocturnos,

de cabellos bailantes; oscuro placer.

 

Quédate con la que fui,

con la niña, no con la mujer,

con la ingenua que soñaba

que algún día podía aspirar a ti.


Permanece conmigo entre el musgo,

las flores y el caluroso clima

del verano que añoraba fuese eterno,

solo para los dos, solo para mí.



Carmen Solis

#3344 en Otros
#1063 en Relatos cortos

En el texto hay: poesia, poesía de verso libre

Editado: 17.01.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar