Percy Jackson y La Leyenda del Elegido

Capítulo 6

<-Bueno, al menos me dejareis divertirme un rato- dijo levantando la mano. Un cuchillo de unos de los guardianes que tenía detrás salio volando hacia una dirección.

No. No. ¡¡NO!!

El cuchillo salió disparado hacia la persona que mas quería en la vida. A la que daría mi vida cien veces por salvarla a ella una sola.

El cuchillo salió hacia Annabeth y se lo clavó en el estomago.

-¡¡¡Annabeth!!!- gritamos todos>

Después de eso, no se muy bien lo que pasó. Note como los dioses empezaban a atacar a Kronos y a sus secuaces. No estaba atento. Solo estaba mirando una cosa. Annabeth tirada en el suelo con un cuchillo clavado en el abdomen. La rabia me cegó. No podía salir de ahí. Solo había una manera. Cogí  a Contracorriente y me rasgue la palma de la mano haciendo que sangrara.

-Percy, no- murmuró Annabeth débilmente.

-Lo siento- dije llorando por la rabia. Las gotas de sangre acabaron en el suelo. Al principio no pasó nada. Después noté un dolor horrible en la cabeza. Me tiré al suelo agarrándome las sienes. Me dolía horrores. Poco a poco, fui cerrando los ojos hasta que los cerré completamente.

Había muerto. Estaba completamente seguro. No sentía nada y no veía nada. Estaba oscuro.

-No has muerto- dijo una voz.

-Entonces, ¿donde estoy?- dije.

-Solo estas en una especie de sueño- dijo

- ¿Quien eres?- pregunte. De repente, una luz apareció delante de mí. De esa luz apareció un chico de unos 18 años, pelo marrón, ojos verde esmeralda y de mi misma altura.

-No necesitas saber mi nombre. Solo debes saber que eres el Elegido- dijo 

-Me importa una mierda si soy el Elegido o no. La persona que más me importa en este mundo se está muriendo- dije

-Puedes salvarla- dijo

-¿Como?- pregunte

-Lo veras en el momento correcto- dijo

-Dime como- grite

-Solo te diré que nosotros estaremos siempre contigo- dijo antes desaparecer.

-Vuelve aquí. ¿Como puedo ayudarla?-grite.

-Sabrás hacer lo correcto en su momento- dijo la voz. Unos momentos más tarde, me empezó a pasar lo mismo que antes y empecé a ver borroso. Me desplomé en el suelo inconsciente. No se cuanto pasó desde que caí inconsciente, pero me parecieron horas hasta que me levante inconsciente del suelo. Seguía viendo borroso, pero pasado un rato conseguir ver mas o menos la escena delante de mi. Estaba de vuelta al prado. Solo quedaban Kronos y tres hombres rodeados por los dioses y los semidioses.

-Imposible- dijo Poseidón- No puede ser-

-Si- dijo Kronos- Por fin-

Conseguí levantarme y me fui balanceándome hacia Annabeth. Seguía respirando, pero difícilmente.

-Percy, eres el Elegido- dijo

-Me importa una mierda- dije

-Ya sabía yo que ibas a ser una persona muy importante- dijo

-No soy nada sin ti- dije llorando

-No llores, por favor- dijo llorando.

-Pero si tú estas llorando- repliqué.

-Nunca cambiarás- dijo-Te quiero- Su respiración se fue apagando poco a poco.

-No, no, noooooo- grite. No se como lo hice pero extendí mis manos y de repente salió una oleada de energía desde mi cuerpo que hizo que toda cosa que hubiera a menos de diez metros saliera volando menos Annabeth y yo. Cuando acabe de soltar el chorro de energía por agotamiento caí hacia un lado. 

Lo último que vi antes de cerrar los ojos, fue a todo el mundo corriendo hacia nosotros y a Kronos atravesando una especie de portal sonriendo.



Hera2002

Editado: 05.02.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar