Percy Jackson y La Leyenda del Elegido

Capítulo 19

-Esto es increible- dije- Primero me entero de que en realidad estoy muerto y despues viene mi padre y me dice que tengo que seguir estandolo por el bien "del Olimpo"-

-Percy, tranquilizate- dijo Annie- Lo han hecho con buena intencion-
Despues de la charla que tuve con mi padre, me fui directamente a hablar con Annie. Ella siempre me calma cuando estoy enfadado o furioso.

-Lose- dije sentandome junto a ella en la cama- Pero podrian haberlo consultado con nosotros, al fin y al cabo somos nosotros los que hacen de muertos, ¿no?-

-En eso tienes razon- dijo- Lo han decidido precipitadamente, asi que o tenian prisa por "matarte" o nos estan ocultando algo-

-Es lo mismo que he pensado yo- dije.

-¿Has intentado comunicarte con el Campamento?- pregunto Annie.

-Si- suspire.

-¿Y?- preguntó.

-Nada- dije levantandome.

-¿Nada?- pregunto confusa- ¿Como que nada?-

-Cuando intente hacer un mensaje Iris la pantalla se volvia negra y no aparecia nada- dije- Tiene que ver con los dioses, estoy seguro-

-Yo tambien lo creo- dijo Annie lentandose-

-Sigo sin entenderlo- dije- Despues de pasar olimpicamente ( nunca mejor ficho) de nosotros durante mas de la mitad de nuestra vida, ahora quieren que no solo los sirvamos fielmente sino que ademas tenemos que sacrificar nuestra vida-

-Los dioses pueden llegar a ser crueles- dijo Annie- Pero a veces se pasan tres pares-

-Bueno, es lo que toca- dije.

-Si- dijo Annie- Aunque se podrian cortar un poco, ¿no crees?-

-Si- conteste.
Estuvimos un rato en sielncio mirandonos hasta que Annie habló.

-Creo que deberias descansar- dijo Annie- Te veo mañana-
Annie se acercó y me besó suave. No queria que se marchara, pero tenia razon estaba cansado.

-Te quiero- susurre contra sus labios.

-Yo tambien te quiero- dijo mientras se apartaba y se iba a su habitacion.
Cuando Annie se fue a su habitacion, me fui a dar una ducha. Cuando terminé, me puse el pijama y me fui a dormir. Estuve un rato pensando en lo que habia pasado hasta que me quede profundamente dormido.

POV:ANNIE.

Cuando entre en mi habitacion me fui a dar una ducha. Cuando terminé, me lave los dientes y me metí en la cama. No me costo mucho coger el sueño. Percy y yo llevábamos dos meses sin tener pesadillas, algo rarisimo en los semidioses. Algo cambió esa noche. Me encontraba en una habitacion oscura. No se veia nada. Pasados unos minutos, apareció un destello violetta que fue creciendo poco a poco hasta descubrir a una mujer.

-Madre- suspiré- Me has asustado-

-Mi niña, no tenemos.mucho tiempo- dijo Atenea.

-¿Que pasa?- pregunte

-El hijo de Baraba Percebe te ha contado lo que ha sucedido con su padre?- pregunto.

-Si- conteste.

-Bien, eso aligerará las cosas- dijo.

-Un momento- dije- ¿Que hace aqui?-

-He venido a advertiros- dijo Atenea- Percy y tu estais en peligro-

-¿De quien?- dije enfadada- Despues de vuestra argucia, Krono piensa que Percy y yo estamos muertos-

-Lo pensaba- dijo.

-¿Pensaba?- pregunte- ¿Es que ya no?-

-Alguien se colo en el Olimpo sin que nos dieramos cuenta y descubrio nuestro pequeño secreto- dijo.

-Ah, osea que nos hemos muerto para nada- resople- Genial-

-Hija, no tenemos.mucho tiempo- dijo Atenea- Barba Percebe y yo llegamos a un acuerdo-

-¿Un acuerdo?- pregunte confundida.

-Vosotros no estais del todo seguros ahí, ni vosotros ni vuestros nuevos amigos- dijo- Poseidon y yo pensamos que lo mejor que podeis hacer es huir a cualquier parte donde no os encuentren, y sobre todo que ningun Dios lo sepa incluidos nosotros-

-¿Y los del Campamento?- pregunte.

-No les pasará nada- dijo- Dentro de cuatro años, se librará una guerra. Una guetra en la que vosotros dos sereis vitales para la derrota o victoria del enemigo. Hasta entonces debeis de permanecer ocultos-

-De acuerdo- dije- Pero, ¿porque no quieres que te cuente lo que vamos a hacer?-

-Zeus decretó hace a penas unas horas que cualquier interferencia de Poseidon o mia respecto a vosotros seria delito- dijo sonriendo- Lo único con lo que no contó es que nos hizo prometerlo a partir del alba del dia siguiente. Y eso no es hasta dentro de dos minutos-

-Pero....- dije

-No tenemos tiempo, Annabeth- dijo mientras comenzaba a brillar- Diselo a Perseus y a vuestros amigos. No confieis en nadie. Ni en los que creeis conocer-


Cuando terminó de decir eso, se desvaneció. Me desperté jadeando y con sudor en la frente.


Me levante de la cama de un salto y me fui a duchar y a cambiar de ropa.


Tenia que contarselo todo a los chicos.


Ya no estabamos seguron alli.



Hera2002

Editado: 05.02.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar