Por Siempre

Capítulo 41|"15 minutos"

Abby

 

Por mucho que él no lo demostrara, había descubierto que Hunter en realidad era muy sensible. ¿Quién iba a decirlo? Después de todo lo que él y yo habíamos pasado. Cuando parecía que no tenía sentimientos y que yo era sólo un juguete. Pero... acabé conociéndolo tanto que ya no podía 
creer lo mucho que mi imagen de él había cambiado. Hunter se transformó en alguien tan importante para mí, que me encoleriza a niveles extremos el saber que le han hecho tanto daño. Me gustaría poder hacer algo por él... Me encantaría poder unir todos los fragmentos de su pasado, reparar los espacios dañados y llenar aquellos vacíos. Y es que... qué cosa no haría por hacerlo sentir mejor.

ᅳAl menos te tengo a tiᅳHunter parecía un niño pequeño recostado sobre mi regazo. Su voz se oía melancólica, no estaba llorando. Sólo estaba tristeᅳ. Tú no me ocultas nada y tampoco me utilizas. Tú eres única.

El impetuoso bichito de la culpa comenzó a invadirme y casi como por acto reflejo dejé de acariciar el cabello de Hunter. De acuerdo, quizá no era tan grave, o al menos eso quería creer un lado de mí, porque ¡vamos! Lo mío con Matthew ya pasó hace un buen tiempo. Entre él y yo no pasa nada ahora. Oh, bueno... algo así.

ᅳCasi todos ellos... me traicionaronᅳÉl no se percataba de mis reacciones, de mi expresión de pánico y confusión ante las ideas que se debatían en mi conciencia. Hunter seguía en lo suyo, en una especia de trance, en un discurso de vendetta o de sencillo dolor y resentimientoᅳ, en realidad debieron haberme creído un gran estúpido.

ᅳHunter...ᅳsu atención se dirigió a mí, sus ojos me observaban y el azul furioso de ellos me perturbóᅳ, no puedo juzgar a tu familia. No entiendo por qué lo hicieron y tampoco creo que se justifique, pero... ¿Has intentado entenderlos? Si mal no recuerdo alguna vez me dijiste que intentaron ayudarte, pero tú no prestaste atención. No lo sé, Hunt, yo... pienso que quizá ellos acabaron arrepintiéndose de haberte metido en eso.

ᅳ¿Hunt?ᅳsu voz fue firme, parecía que mi tono delicado no había conseguido aliviarlo en nada y que mis palabras tampoco habían sido adecuadas.

ᅳ¿No te gusta?ᅳsu entrecejo se frunció ante mi pregunta, confundiéndome todavía másᅳYo... pensé que sonaría más dulce. Quiero hacerte sentir mejor, es todo.

ᅳMe trae recuerdos...ᅳsoltó, ya algo más serenoᅳMe gusta.

Me incliné un poco para rozar con mi boca los labios de Hunter. La idea era que yo mordiera su labio, no que él mordiera el mío primero, pero decidí dejarlo ganar.

ᅳ¿Será que él no sabe cómo se utiliza la puerta? ¿O acaso ha estado viviendo debajo de tu cama todo este tiempo? Porque yo no oí que llamaran al timbreᅳJosh, mi padre, podía ser tan sigiloso incluso como para superar la atención de Vampiro. Aunque bueno, Hunter estaba concentrado en otra cosa en aquel momento.

ᅳUso la ventana, es más convenienteᅳquise golpear a Hunter por decirlo tan directamente. ¿Qué ocurría con él? ¿Por qué siempre que trataba con mi padre lo arruinaba todo?

ᅳConsideraré poner un mejor seguroᅳatacó Josh, casi abalanzándose sobre nosotros para separarnos.

ᅳ¿No podías decir algo mejor?ᅳprotesté, empleando un poquitillo de ironía. La situación me estaba resultando muy incómoda.

ᅳEstoy siendo sincero con tu padre. Además ya me odia, ¿No, señor Winsley? Creo que me acabaría odiando aún más si comenzara a mentirle, así que seré sincero desde ahora.

Por mucha seriedad y elocuencia que Hunter le pusiera al asunto ¡A mí seguía resultándome una idea terrible! Sería mejor que ellos no supieran nada el uno del otro. Quizá resultara mejor decirle a Hunter que mi papá en realidad no es mi papá, y a Josh que mi novio no es en realidad mi novio. ¡Cielos! No... debo tomar con calma las cosas ¿No ha de ser tan terrible, verdad?

ᅳNecesito que bajes un momento, Abby. Matthew está esperando por ti en la sala.

Maldición. Había estado evitando a Matt durante los últimos días, pero no había contado con que él se atrevería a venir a buscarme a casa. Tendría que ser discreta o al menos procurar evitar la charla incómoda.

Mi padre y mi novio se quedaron a solas en mi cuarto. Aquello era preocupante, en extremo, pero en ese entonces mi mente divagaba hacia mi extraña situación con Matthew. No estaba segura de cómo actuar. Los nuevos hechos habían vuelto turbia mi visión sobre la amistad que mantenía con él, por mucho que intentara evitarlo, las cosas no eran igual que antes.

ᅳHolaᅳAntes de verme él lucía triste, pero su expresión cambió apenas estuve a pasos de él. Me sentí incómoda, y triste por reaccionar así. Matthew no era un extraño y tampoco alguien que mereciese mi odio ni nada parecido.

ᅳHolaᅳhice un intento de sonrisa, Matt negó con la cabeza en respuesta, quizá porque conocía tan bien mi lenguaje no verbal que yo simplemente no podía fingir ante él.



PinkMu

#172 en Joven Adulto
#287 en Fantasía
#230 en Personajes sobrenaturales

En el texto hay: vampiros

Editado: 12.04.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar