Por Siempre Y Para Siempre TÚ

CAPÍTULO 7

MUCHAS GRACIAS A TODOS LOS QUE HAN LEIDO MI HISTORIA HASTA AHORA, ME GUSTARIA SABER QUE PIENSAN DE ELLA, SI LES GUSTA. UNA SE MOTIVA A SEGUIR ESCRIBIENDO CUANDO LEE COMENTARIOS. GRACIAS!!! 

  • Señor, señor, despierte, llegamos al Aeropuerto Internacional de Miami – dijo la joven azafata que lo miraba con una cálida sonrisa.
  • ¡Gracias! – dijo frotándose los ojos con las manos. Se puso de pie un poco confundido por el viaje.

Buscando un lugar para sentarse, Dean buscó el ticket para confirmar la hora de su próximo vuelo, estaba un poco aturdido y cansado por tantas horas de vuelo.

Por siempre y para siempre tú, hermosa. Con una leve sonrisa recordó la noche que le hizo esa promesa a Shamara.

Nunca voy a olvidar la primera vez que te hice mía. Pensó

******

Shamara se levantó de la cama y fue al lavabo, quería tomar una ducha de agua fría para sentirse mejor. Al momento de salir del baño envuelta en una toalla, Dean estaba sentado en la cama esperándola.

  • ¿Te sientes mejor? – pregunto con voz ronca. Dean no podía dejar de mirarla. Sentía un fuerte escalofríos recorrer todo su cuerpo y algo que no podía explicarse cada vez que ella estaba a su lado.
  • Me siento mejor – respondió mirando fijamente a Dean.

Dean se levantó de la cama tomándola de las manos. Abrigaba un sentimiento que lo estaba volviendo loco. Y tenerla ahí frente a él en toalla y sabiendo que no había nada debajo… era un verdadero infierno.  

  • Shamara quiero que hablemos de nosotros – murmuro
  • Dean ¿Qué sucede? – pregunto mientras se sentaba en la esquina de la cama con el ceño fruncido.
  • Hermosa, tu eres muy importante para mí – dice mientras le acaricia la mejilla derecha. Respiró hondo, tomando una bocanada de aire………
  • Tú también eres importante para mí – musitó
  • Shamara Thompson, te quiero en mi vida y eso es lo único que me interesa – dijo dándole un beso de esos que quitan el aliento. Te quiero – susurro mordiéndole el lóbulo del oído, haciendo que le saliera un gemido de placer.
  • Te quiero Dean – más de lo que te imaginas………
  • Eres tan hermosa – le dijo acariciando con sus dedos su barbilla – confía en mí, soy Dean, el hombre que te conoce desde que naciste – rio – cierra los ojos – le pidió poniéndola de frente hacia el – solo escucha mi voz. Quiero mostrarte lo que siento por ti desde aquella vez que unimos nuestros labios por primera vez cuando tenías trece años, ¿recuerdas? – pregunto poniendo sus manos en el cuello.
  • Si… soltó un gemido……
  • Te-de-ce-o – susurró despacito para que sus palabras hicieran maravillas en su cuerpo.

Rosó sus labios ardientes por sus hombros. Gimió de placer.  Shamara sintió como su cuerpo se sentía tan caliente. Dean siguió dándole cálidos besos a su cuello, hombros y luego a sus pechos………

  • Tienes un cuerpo muy hermoso – quitándome la toalla lentamente – te necesito – pasando sus manos por sus pezones – quiero hacerte el amor.

Shamara se sentía deseada, siendo acariciada por el hombre de sus sueños. Mordió sus labios en respuesta a las caricias de Dean, sintiendo su boca seca, deseando ser besada.

          – Quiero que abras los ojos – le dijo mientras la miraba, unos bellos ojos que arrojaban fuego, tan sexy y ardientes.

Dean acarició los labios de Shamara con su dedo índice muy lentamente para después besarla de una forma desenfrenada, con necesidad y pertenencia. Bajó sus manos hasta la parte baja de su espalda, luego a su trasero, deslizando sus juguetones dedos al interior de sus muslos, siguiendo su travesía a su sexo acariciando su clítoris de una forma tan ardiente.

  • Gimió

Tenía todo su cuerpo temblando, sintiendo sensaciones nuevas para ella, mostrándole un mundo lleno de deseo y ardiente placer. Cada poro de su cuerpo le gritaba que lo necesitaba a su lado.

La tomo entre sus brazos llevándola a la cama.

 – Vas hacer mía – dijo mordiendo despacio su cuello.

Se quitó de un tirón la camisa mangas largas color azul cielo que aun llevaba puesto de la noche anterior, al igual que sus vaqueros blancos y su bóxer negro, cayeron al piso para luego subir a la cama encima de Shamara.

Volvió a besarla, mordiendo castamente sus labios, haciendo presión a su nuca para profundizar el beso encontrándose con su lengua deseosa de él. Posó sus manos en sus senos para acariciarlos uno a uno; primero el derecho mordiendo y lamiendo su pezón, poniéndose duro, luego el izquierdo haciendo la misma hazaña despertando la baja pasión de su cuerpo, sintiendo deseos de que Dean estuviera entre sus piernas.

  • Por favor para – susurró con la voz agitada – tengo que decirte algo importante antes de continuar
  • ¿Qué sucede? – preguntó con la voz entrecortada
  • Tienes que saber que esta va hacer mi primera vez.
  • ¿Qué? – preguntó desconcertado sentándose encima de ella apoyado a sus rodillas.
  • Shamara ¿tú has tenido novios? – dijo intrigado y un poco confundido.
  • Sí, pero eso no significa que estuviera con él – respondió mirando al techo para no ver su expresión.
  • Pero tienes dieciocho años.
  • ¿Qué tiene eso de extraño? – musitó – una mujer elije a el hombre para que sea el primero en su vida – dijo poniéndose colorada.
  • Ese hombre. ¿quieres que sea yo? Preguntó tomando su cara con ambas manos mirándola fijamente.
  • Si – soltó – quiero que seas el primero y el único en mi vida.



Liam23

Editado: 30.12.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar