Punto de quiebre

Capítulo diecisiete

A las tres de la tarde empecé a escuchar como tocaban mi puerta, ni siquiera me moleste en levantar la cara hasta que sentí como la cama alrededor de mí se hundía. Solo esperaba que no fueran los idiotas de mis hermanos porque los sacaría a patadas ya bastante habían hecho al sacarme de la universidad así como así.

── ¿qué pasa Cassy?── escuche la voz de Lynn mientras tallaba mi espalda de arriba abajo. ── ¿te sientes mal? ¿Porque faltaste a clases?── preguntó.

Gire en la cama quedando sobre mi espalda. Viendo que todas estaba ahí, con la preocupación marcada en sus rostros. Cerré los ojos con fuerza, era momento de hablar si quería que me ayudaran a contactar a Dason.

les conté la historia desde el principio, cuando la primera vez que salimos a la superficie sentí como alguien no seguía cuando volvimos a Alion, como esa misma sensación volvió la siguiente vez que salimos pera esa vez lo confirme al ver a ese chico llamado Max, recordaron como él se había acercado al final y me había susurrado algo, así que les conté que me había pedido vernos en la fiesta pero el muy idiota nunca apareció, fue entonces cuando Salí al jardín trasero, estaba muy ocupada observando a un chico Dason cuando llego el primer desmayo. Ellas apenas y se podían creer lo que estaban escuchando más cuando les conté todo lo que había sentido al estar cerca de él. Les conté del beso que no acabábamos de dar y como todas mis hormonas se pusieron en acción, las ganas que tenia de poder estar cerca de él sin que sucediera algo, como un desvanecimiento repentino o un hermano sobre protector llevándome con él.

Al final deje todo lo relacionado con la profecía quería que tuvieran la perspectiva completa antes de sacar conclusiones, no quería que me dijeran lo mismo que los demás. "Él es peligroso para ti" y cuerno, él es lo mejor que me ha pasado en los últimos dos años y vienes esta maldita cosa a tratar de arruinarlo. Les conté de las bitácoras y como mi padre me conto que el abuelo las estudio a más profundidad, pero que todo había quedado enterrado en Alion.

No pude identificar con exactitud cuáles eran sus pensamientos pero sus expresiones eran una mezcla de terror y excitación a la vez.

──joder cassy tu vida se convirtió en una puta telenovela── dijo darla con diversión.

──un auténtico culebrón── le siguió Lynn ──y tanto que los odias── dijo riéndose.

──no es gracioso mensas, no se dan cuenta de la magnitud de esto── dijo jane con terror marcado en su cara.

──claro que no es gracioso── dijo Penny ──esto es una auténtica chorrada te das cuenta── dijo alarmada──ni siquiera te vas a poder follar al chico──

Una carcajada salió de mi boca al escucharla decir eso. ──Ni siquiera lo había pensado, pero obvio que tú lo harías── dije.

Desde ese momento se metieron en una discusión del porque debía olvidarme de Dason, que no lo podría tocar, que no podría besarlo, que destruiríamos el planeta, y miles de cosas más, pero las de mayor importancia según Penny y darla, que jamás me lo podría follar.

──dejen de hablar idioteces y ayúdenme a pensar en una solución── grite desesperada.

──que no es un juego amiga, que el sexo es vital── dijo darla quejándose.

──si quiera pusieron atención a lo del beso antes de que Peter me sacara de ahí── pregunte, recalcándoles la palabra beso.

──que podemos hacer── dijeron al mismo tiempo.

──primero ayudarme a hablar con Dason sin que nadie más se entere── pedí

── ¿Cómo? ── pregunto jane ──ni si quiera lo conocemos──

── ¿porque no le llamas? ── pregunto Lynn.

── ni me lo recuerdes que me prendo── grite con frustración ── Peter se llevó mi móvil──

── toma el mío── dijo darla tendiéndome su celular.

── Ni si quiera se me el número, no lo creí necesario── dije llevándome las manos a la cara.

── ¿vas a la escuela mañana? ── preguntó jane.

──espero que sí y no se pongan pesado también con eso── conteste ── ¿pero qué tiene que ver la escuela?── pregunte.

──¡¡genial!! Entonces mañana nos dices quien es y veremos que hacer, eso sí sin que nos vea Peter, porque ese cuando se enoja da miedo── dijo jane fingiendo estremecerse. Cosa que fue seguida por los sonidos de aprobación de las demás al respecto.

Al día siguiente con el temor de que no me dejaran ir a la universidad, me levante más temprano, para poder escabullirme sin que se dieran cuenta, mientras estuviesen cerca haría como que obedecía pero sería lo más alejado de la realidad, ellos debían comprender que si no había una explicación creíble, nadie obedece.

Cuando Salí de casa las chicas ya estaban esperándome donde habíamos quedado, solo esperaba que Dason llegara temprano, sabía que en ocasiones llegaba una hora antes para corres antes de que se llenara, así que les dije a las chicas que fuéramos directamente a las canchas de futbol. Cuando llegamos solamente había dos chicos corriendo al otro lado de la pista, ambos se veían rubios, uno más musculoso y alto que el otro. Pero no necesitaba si quiera que estuviesen cerca para saber cuál de los dos era mi Dason.



AlmonRoz

#10776 en Fantasía
#8582 en Joven Adulto

En el texto hay: grumps, amor, poderes.

Editado: 02.02.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar