Realmente me amas?

Cap 13 "¿Cuál es tu chica ideal?"

Con Esmeralda.

Realmente sigo sin creer que esto este pasando,pero se debe disfrutar el momento así que debo creerlo.Cuando llegamos veo un bosque demasiado bonito.

-¿Te gusta este lugar? supongo que sí por qué te gusta mirar el cielo y mira aquí se ve muy bonito el cielo-Dice Fausto mirandome.

-Supongo que es muy bonito,además se siente mucha tranquilidad aquí,me agrada estar aquí-Respondo sonriendo.

-Me alegra que te guste,sabia que te iba a gustar por eso te traje aquí,estaba segurisimo de que te gustaría y veo que no me equivoque-Dice él.

-Sí bueno,pues me gusta mucho-Respondo sonriendo.

De pronto llega alguien.

-Así que ustedes deben ser los recién casados,los que reservaron un lugar-Dice la señora.

Abro los ojos como platos.

-No señora,solo somos amigos-Dice Fausto nervioso.

-Ah perdón,es que me deje llevar es que no lo tomen a mal,pero hacen bonita pareja-Dice la señora sonriendo.

Ambos nos miramos incómodos.

Solo le sonrió a la señora.

-Muchachita me recuerdas a alguien,que vino hace algún tiempo-Dice la señora.

-¿A quien?-Cuestiono confundida

-No recuerdo su nombre pero debe ser coincidencia-Dice la señora

-Seguramente-Sonrió.

Nos muestra todo el lugar y realmente es hermoso.Se siente tan bien estar tan cerca de la naturaleza.Es tan relajante.Pero estaré 3 días a lado de Fausto ¿que debo hacer? de verdad que pensar en eso me da muchos nervios.Esta bien solo debo ser yo misma.

-¿Que hacemos ahora?-Cuestiona Fausto después de un rato.

-No lo sé ¿que podemos hacer?-Cuestiono nerviosa mientras miro a otro lado.

-Pues la verdad no sé que te guste hacer, a mi me gustaría ver el atardecer pero aún es demasiado temprano-Dice él.

-Oh ya veo-Respondo.

-¿Sabes patinar?-Cuestiona él.

-No-Respondo.

-¿Y si te enseño?-Cuestiona.

-¿Será buena idea?-Cuestiono.

-Nunca es tarde para aprender-Dice él.

-Bueno esta bien-Digo. 

-Pero no tenemos patines-Comentó.

-Sí,por suerte lo pensé y compre 2 pares-Dice él.

-Oh que bien,supongo que de aprender a patinar no me voy a salvar-Digo riendo.

-Supongo que no,el destino quiere que aprendas a patinar-Dice él riendosé.

-Sientate-Dice él señalando una banca.

-Bien,pero ni siquiera sé ponerme los patines nunca he tenido unos-Digo

Pero de pronto él se agacha y me quita los zapatos,puedo sentir como pone los patines sobre mis pies.

-Listo,solo debes abrocharlos y amarrarlos como si fueran tenis,no es nada dificíl-Dice después de haberlos puesto.

Cuando miro los patines ya están amarrados.Él me da un casco y unas rodilleras y me los pongo.

-Muchas gracias-Digo sonrojada.

-No es nada-Dice Fausto nervioso.

Después de que Fausto se pone los patines,se levanta y me extiende la mano.

-Vamos levantate sin miedo-Dice él.

-Esta bien-Digo mientras tomo su mano.

-Muy bien debes doblar un poco las rodillas e ir moviendo un pie primero y luego el otro al momento de avanzar,primero derecho luego izquierdo pero sin dejar de doblar las rodillas para que no pierdas el equilibrio-Dice él mientras hace los movimientos.

-Ok-Digo tratando de imitar sus movimientos.

-Lo voy hacer contigo para avanzar juntos-Dice Fausto moviendosé lento tomando mi mano.

-¿Lo estoy haciendo bien?-Cuestiono.

-Parece que sí-Dice Fausto.

De pronto nos tropezamos,pero Fausto me detiene y su espalda cae contra el suelo y yo caigo encima de su pecho,cuando alzo la mirada para verlo nuestras caras quedan de nuevo cerca,lo miro y el me mira.Estoy nerviosa.Y puedo ver que él también.De pronto alguien llega.

-¿Estan bien?-Cuestiona una señora.

-Sí estamos bien,solo fue una caída-Digo mientras me levanto.

-No se preocupe,que para aprender a patinar bien deben haber caídas-Dice Fausto riendosé nervioso.

Después de un rato,ambos nos cansamos de patinar y decidimos descansar.

-Muy bien ya falta poco para el atardecer,en este lugar se puede apreciar un hermoso atardecer-Dice él sonriendo.

-Oh que bien pero creo que debemos buscar un lugar donde se vea mucho mejor, y así se pueda apreciar mejor-Digo riendo.

-Bien en eso tienes mucha razón-Dice él.

Después de un rato el cielo se torna de un color muy bonito y el sol esta por ocultarse. Ambos lo estamos mirando.

-Realmente se ve muy bonito este atardecer-Digo sonriendo.

-No más bonito que tú-Dice Fausto.

-¿Que acabas de decir?-Cuestiono nerviosa.

-Ah que el atardecer es muy bonito-Responde el nervioso.

-Ah ok-Digo.

 

Han pasado los 3 días, la verdad no puedo contar nada interesante,solo puedo decir que él se porto muy lindo como amigo claro, y seguimos con las clases de patinaje y ahora puedo decir que ya puedo dominarlos,de verdad fue muy lindo todo,pero pues no paso nada interesante, ójala tuviera algo emocionante que contar pero pues no paso nada.

Cuando llegó al trabajo puedo notar que Aldo y Fernanda no han arreglado sus problemas, no me puedo imaginar como debio haberse sentido cuando fui a llorarle aquella vez por la misma razón pero hay una diferencia Fausto se arrepintió pero Aldo no pudo o quizá no quizó pero en fin yo no puedo hacer nada para solucionar sus problemas personales esos deben hablarlos ellos,que bueno que nadie ha dicho nada o Daniela ya hubiera buscado la manera de hacerle daño a Fernanda y a su familia incluyendo a Yaza y Alan su hijo,espero nunca se entere de ninguna manera por qué Fernanda es mi amiga y no me gustaría verla en ese tipo de situación,ójala que no pase eso me repito en la cabeza,simplemente debo dejar de pensar en eso para no atraerlo.

Cuando bajo por el almuerzo ahi esta ella,Adriana al parecer está esperando a alguien.



Heyli Camacho

#6705 en Novela romántica

En el texto hay: trabajo, romance, amor

Editado: 08.01.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar