romance entre un lobo y la luna

Cap.9: La nobleza de un lobo.

Al llegar a casa Rosse estaba frente a mi puerta a punto de tocar.

- ¿Rosse? – Interrogue confundido - ¿Qué haces aquí?

- Vine a devolverte tu celular, lo dejaste anoche en el auto de mi padre – respondió ella – te ves fatal – acoto luego - ¿No has dormido nada?

- Oh, gracias Rosse – dije recibiendo el celular – sí, la verdad no he podido dormir nada, y dudo mucho que lo haga ahora con tantas cosas rondando mi cabeza – agregue luego frotando mi cabello con frustración – ¿Quieres pasar? – le pregunté.

- Seria genial, así me cuentas porque no has dormido nada – dijo Rosse risueña.

- ¿Qué te hace pensar que te contare la razón de mi insomnio? – interrogue cauteloso.

- Pueeeees… que fuiste a un baile conmigo, y eso significa que ya no eres el mismo chico amargado que rechazaría mi compañía, y el que me invites a pasar es una clara prueba de ello – dijo ella con una mueca burlona.

La ignore y abrí la puerta de la casa, me hice a un lado y la deje entrar a ella primero.

- vaya, que caballero – dijo Rosse burlescamente de nuevo.

- No tengo idea de lo que estás hablando – reclame con enfado.

- Claro, claro, si tú lo dices.

Entramos y tomamos asiento en los muebles de la sala de estar, entonces ella tomo su cartera y saco un par de sándwiches y un vaso extra grande de café mientras decía – tu casa es realmente acogedora, ojala la mía fuera así.

- No comprendo – dije confundido – tu casa parece ser genial, de hecho es esplendida – agregue luego.

- Ciertamente lo es, está llena de lujos, pero eso no la hace acogedora, no se siente la tranquilidad y la paz que se pueden sentir en tu casa – acoto ella sonriéndome tan dulce como siempre – bien, entonces, cuéntame ¿Qué es lo que te quita el sueño?

Comencé a comer mis sándwiches y sin entender por qué, comencé a explicarle lo que estaba ocurriendo. De pronto sin haberlo notado, Rosse se había convertido en una amiga, una amiga humana, ya que todos mis amigos eran animales, ella era la primera persona a la que yo consideraría una amiga “¿De dónde salió tal pensamiento?” me cuestioné una y otra vez sin hallar respuesta.

En fin, cuando le conté a Rosse sobre mi padre y los colmillos de lobo ella se impresiono sobremanera, y me interrumpió.

- Espera ¿Tu padre está vivo y es parte de los colmillos de lobo?

- Si, eso dije, de hecho es su líder – respondí un poco confuso.

- Eso explicaría muchas cosas, pero también produce otra interrogante – dijo ella muy perceptiva.

- ¿A qué te refieres?

- ¡Mi padre! – Exclamó – ha contratado muchas veces los servicios de los colmillos de lobo, lo que podría significar que mi padre sabe mucho más acerca de tu padre de lo que nos ha dicho – agrego luego.

La observe desconcertado y al recordar algo que su padre había dicho interrogue – por cierto ¿Qué fue todo eso?

- ¿Todo eso? – confirmo confundida.

- Me refiero a lo que estaba diciendo tu padre anoche en el auto hasta que lo interrumpiste.

Rosse se sonrojo y miro hacia otro lado, y luego de unos segundos volteo a verme y respondió avergonzada – mi padre es un hombre de negocios y quiere controlar mi vida, incluyendo la parte que se supone que es solo mía; me refiero a los chicos, él quiere elegir a un muchacho y comprometerme, y desde hace un tiempo tiene la estúpida idea de que tú seas ese muchacho debido a tus calificaciones y lo brillante que eres. Mi padre dice que necesito estar con alguien que sea igual o más inteligente que yo, pero la verdad es que ahora no estoy interesada en esas cosas y mucho menos de la manera en la que papa me lo está pintando.

Sus palabras me desconcertaron completamente y por un momento me sentí avergonzado, “esta chica es demasiado sincera” pensé. Y luego de unos minutos de silencio retomamos el tema sobre mi padre y los colmillos de lobo, entonces comencé a sentir mucho sueño y sin darme me deje caer sobre las piernas de Rosse mientras ella comenzaba a acariciar mi cabello.

- Thomas… sé que hay mucha nobleza en ti – dijo Rosse con mucha sutileza – y también sé que tú sabes que tu padre en verdad está arrepentido, después de todo eres completamente consciente de que si no hubiera querido protegerte no se habría tomado tantas molestias para fingir su muerte aun sabiendo que a ti no te importaría demasiado debido a tu odio hacia él; lo único que no tengo claro es tu deseo de perdonarlo, pero sea por lo que sea, debes hacerlo Thomas, solo así podrás sentir paz contigo mismo. Perdónalo a él y a tu tía por ocultarte la verdad todos estos años y hacerte creer que no les importabas, es mi sugerencia para ti, tu eres quien decide que hacer.

- ¿Por qué debería perdonarlos? – interrogué confuso.

- Mi abuela es algo religiosa y me enseño que mientras guardemos rencor en nuestro corazón, no alcanzaremos la verdadera felicidad – respondió ella mientras mis ojos comenzaban a cerrarse debido al sueño.



R.G. Martinez

Editado: 20.03.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar