Semi-Diosa

CAPITULO 16

Narra Jayden:

Estaba en el hospital, mi lobo estaba inquieto tanto o más que yo, tenia un mal presentimiento, no se que esta pasando, me desesperaba aun mas al no poder ver a mi hermosa Luna, ella me necesita ahora mas que nunca, ahora que su mejor amigo ha muerto, ella necesita que este a su lado, pero no me quieren dejar pasar, no quieren que este a su lado y aun no entiendo por que. Estas personas piensan que debería tener paciencia, pero eso es lo que menos tengo.

Estoy que no me cabe el alma en el cuerpo, llevo mas de dos malditas horas en este lugar y Alex nada que sale del cuarto de mi Luna, estoy muy preocupado, todos me dicen que tenga paciencia, pero ya la estoy perdiendo, no soy un hombre muy paciente, la espera me esta volviendo loco y mas al no saber que es lo que le pasa a Julia. Necesito saber que es lo que me están ocultando de ella, necesito saber porque se desmayo, porque ataco al ex de su hermana... quiero saber todo de ella y la mejor persona para decirme es su querido hermano.

No lo soporte más y con la excusa de que iba para el baño salí a caminar por un pasillo que yo sabia que me llevaría hasta las habitaciones. Los hospitales son muy confusos para mi y mas con ese maldito olor a medicina.

Iba caminando y pensando en la vida de mi amada Julia y yo en un futuro, estaba planeando que cuando ella cumpliera sus diez y ocho años le pediría que se fuera a vivir conmigo, luego de un tiempo, cuando ella complete sus estudios, le pediré que sea mi esposa, porque se que ella quiere tener una carrera universitaria, ya quiero...

-Ella no se pude ir con ustedes- dijo una voz que salía de unas n cuatro habitaciones delante de mi me saco de mis pensamientos, lo se, ser lobo tiene sus ventajas- No entiendes que si la alejas de aquí le vas a hacer mas daño del que ya le has hecho, mejor aléjate de ella, de nosotros como lo hiciste antes.

-Ella es mi hija- dijo otra voz- y va a hacer lo que yo diga, yo se que ya esta despertando el demonio que lleva dentro- me quede confundido, ¿de que hablan?- Mi amada hija me va a ayudar a mi y a su hermano mayor, al cual ella quiere mas que a ti, a conquistar la Luna y destronar a mi querida hermanita Luna.

-Sebastian no le va a hacer ese daño a Julia y lo sabes- ¿quien diablos es Sebastian?- No te vas a llevar a mi hermana, se para lo que la quieres, la tía Luna ya me lo había dicho- ¿hablan de la Diosa Luna, la misma a la que todos los hombres lobos debemos respeto?, eso es imposible, ella no puede estar relacionada con ellos... ¿o si?

No seguí escuchando y entre a la habitación sin el permiso de nadie, yo solo quiero explicaciones además de eso voy a pelear con quien sea para que no se lleven a mi amada Luna.

-¿Quiero saber, QUIEN DEMONIOS ES USTED Y PORQUE SE QUIERE LLEVAR A MI LUNA?- no lo aguante, la rabia me esta consumiendo y mi lobo pide pelear por su hembra.

-¡Jayden! Que sorpresa- dijo el tipo ese junto a el estaba otro tipo y una mujer que de lejos se veía que era una zorra- ¿Vienes a despedirte de mi hija, ya que se va a casar con Bryan?- eso fue el colmo para que yo estallara en ira, MI Julia no se va a ir a ningún lado y menos se va a casar con ese imbécil.

-ELLA NO SE VA A CASAR CON NADIE, SOBRE MI CADAVER LA OBLIGAN A ESO- se que estoy en un hospital y que mi amada esta dormida, pero estoy que exploto de la rabia.

-Jayden- todos voltearon a ver de donde venia la voz, esa por la que yo suspiro todos los días- Jayden, ¿que esta pasando?- la confusion en su voz es evidente, pero no abre los ojos y eso ya me esta preocupando.

-Julie, amor, ¿porque no abre los ojos?- estoy muy preocupado.

-¿Que haces aquí?- pregunta al tipo que dijo que ella se casaría con el tal Bryan- Quiero que te vayas, no te quiero volver a ver en mi vida.

-No puedes pedirme que me vaya, soy tu padre- no me lo podía creer, ese era el desgraciado que la había abandonado cuando apenas ella era una niña- Me debes respeto y obediencia, me da igual que no me quieras ver, eres mi hija, eres menor de edad y te vas conmigo.

-De hecho, ella no se va contigo- le espete con rabia, este tipo huele a demonio y sabe que tiene que respetar las reglas, ella no es su hija, ella no tiene ese olor a infierno- Técnicamente ella es mayor de edad, tanto como para los lobos como para los demonios y eso lo sabes, no la puedes obligar- al decir eso su cara formo un verdadero poema.

-Jayden, ¿de que hablas?- me preguntó mi amada y en su voz pude notar curiosidad- El es mi padre, ¿por que le hablas de esas cosas?

-¡Oh! ¿No lo sabias? El no es tu padre, es un demonio, no es humano- vi como los ojos de mi amada se llenaban de tristeza y al mismo tiempo de felicidad, y no se el porque- No llores, sabes que no me gusta verte llorar.

-Jayden- Alex llamo mi atención- El si es nuestro padre, si Julia y yo no tenemos olor a demonio es porque ella lo controla como nadie en nuestro mundo y yo solo lo oculto- yo miro a mi pequeña para buscar respuestas pero solo encuentro confusión en su rostro y decepción en sus ojos- Perdóname por no haberte dicho nada, hermanita, pero Sebastian y yo solo le hicimos caso a la tía Luna.

-Entonces, ¿yo no soy humana?- pude ver como un destello de rabia cruzó por su rostro y ese color negro volvió a sus ojos- Viví engañada por el imbécil de mi padre toda mi vida. Eso si que no te lo voy a perdonar nunca- se levanto de la cama arrancándose los cables que tenia conectados y fue directo hacia su padre- Eres un bastardo, no tenías derecho a arruinar mi vida o la de mi madre.



Lizzy Rosario

#614 en Fantasía
#2181 en Novela romántica

En el texto hay: vampiros, hombreslobos, dioses

Editado: 07.01.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar