Shockeada

Capítulo III: A la deriva

"Una barca en el puerto me espera, no sé donde me ha de llevar, no ando buscando grandeza, sólo esta tristeza, deseo curar."


"Teniendo en cuenta que ya recordaste y que los resultados de todos los estudios médicos hechos son satisfactorios, voy a darte de alta, cualquier consulta o inconveniente podés regresar, las puertas quedan abiertas y siempre vamos a estar dispuestos ayudarte en lo que sea posible, Sara." Le dijo Alfonso, el médico, tres días tras haberle contado a Hernán (el inútil psicólogo) que había recuperado sus tan preciados recuerdos "... Y las llaves que encontraron en el bolso son de la casa en el campo que tiene mi familia, me había ido allá a pasar un fin de semana tranquilo con mi novio..." Fueron algunas de las cosas que le dijo para lograr convencerlo de que ya estaba lista para salir a la calle y  volver con su familia.

La verdad es que no, no se llama Sara (en realidad no lo sabe, quizá haya sido su inconsciente) ni tenía idea de dónde eran esas llaves que estaban en un bolso que decía ser suyo. 

La realidad es que todavía no recuerda nada, pero antes de seguir esperando que los "especialistas" (que al parecer no tenían nada de especiales, sólo un título comprado tal vez porque no lograban ayudarla en nada) le devuelvan los recuerdos con sedantes, encierro y ejercicios estúpidos, prefirió salir y averiguar quién era por su cuenta.

Y es en este momento que sale del hospital con la única idea no del todo clara que tiene: ir hacia donde esa llave la llevara.

Una locura que te den algo con lo que podes abrir una puerta en cualquier lugar del mundo y decidir encontrar aquel sitio, pero más loco parece el hecho de que la tecnología siga avanzando y cualquiera pueda saber cada paso que das.

Resulta que en el bolso encontró el celular, aparentemente el que tanto sonaba pero ya no. Volvamos. Encontró el aparato tecnológico evolucionado y como primer paso decidió fijarse en el GPS los últimos lugares donde había estado  ella (en caso de ser la dueña) y observó cuáles eran los lugares más frecuentados.  Va por él.

Llegó a Lomas, y fue en busca de la dirección encontrada.  Está parada en la puerta con una llave en la mano, ¿Está bien lo que va a hacer? ¿Será la llave indicada para esa puerta? ¿Entra? ¿No entra? Miles de dudas le asaltan la cabeza, no está segura de querer saber qué hay del otro lado, de quién es, pero se fue de un hospital antes de tiempo, se inventó una vida para lograrlo, una vida que no sabe si tiene, y salió a la deriva sin un rumbo claro, sin nada demasiado claro, no sabe qué va a suceder con ella, pero necesita algún lugar en donde pasar la noche, y necesita encontrarse, quizá esa puerta contenga la cerradura que la haga recordar, y ella tiene la llave, es ahora o nunca, ahora o nunca, ahora o nunca. Ahora.

Mete la llave en la cerradura y gira, ¿Qué? ¿Gira? En el fondo no era lo que más quería, tal vez hubiese sido más fácil que no sea el lugar correcto y tener que irse, pero ahora ya está, solo queda abrir la puerta y ver qué pasa.

Abre la puerta y entra, una mezcla de sentimientos la invade de arriba a abajo, ¿Ahí vive? ¿Es su casa? ¿La habrá decorado ella? ¿Sola o acompañada? Le encanta pero le espanta, le asusta, le da tristeza y alegría.

Sí, es hermoso, el que lo haya decorado tiene una personalidad increíble, pero ¿y si no fue ella? ¿Y si eso no pertenece a su vida? 

El lugar le contagia alegría, una casa pequeña pero acogedora, cualquier persona podría ser feliz así. 
Pero la tristeza de no haber recordado la atrapa. No hay fotos, y no recuerda. No hay ni un nombre, y no recuerda. Hay un olor particular, como en cada casa, en cada persona, y en cada vida, y no recuerda,  no lo reconoce. Siente que ese lugar podría ser suyo, se siente cómoda, le gusta, podría vivir ahí tranquilamente, pero no sabe si es de ella, nada indica que lo es, pero nada dice lo contrario tampoco, la angustia le ataca el pecho, no se siente bien, se acerca a un sillón, se sienta. ¿Se queda? Se queda.



Shockeados_LD

#6616 en Thriller
#3738 en Misterio

En el texto hay: drama, suspenso, intriga suspenso y traicion

Editado: 12.01.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar