Siempre fuiste tú

Capítulo 16 "La verdad"

Han pasado dos semanas desde aquella noche en que salí de su casa, no ha llamado y nadie sabe sobre él, Dave y Alek se han portado demasiado extraños según Tessa y Sam quienes los han visto en la empresa. Grace está muy preocupada al igual que su padre, ¿Y si algo le sucedió?  Ni siquiera he sido capaz de dormir, ya no sé qué hacer o como contactarlo.

Llaman a la puerta con urgencia así que antes de abrir observo por la ventana ya que aún me encuentro en pijama. Es Grace así que me acerco rápido para abrirle. Sus ojos están rojos e hinchados, un escalofrío recorre mi piel al verla así. -¿Pasó algo?- pregunto con tanto miedo, miedo a que diga algo que no quiero escuchar, a que le haya sucedido algo malo.

Ella entra y una vez estando sentadas en el sofá por fin me mira.

-Por favor dígame algo- le suplico.

-Nadie lo ha visto- dejo escapar el aire con tranquilidad, no es que sea una gran noticia pero el hecho de que no me haya dicho otra cosa es algo que le llevo de ganar. –Linda, creo que hay una manera de que aparezca, pero necesito de tu ayuda- toma mis manos y ni siquiera soy capaz de decir una sola palabra, así que simplemente asiento con la cabeza.

-Lo que sea-.                       

-Sí él está bien que es lo que todos esperamos entonces quiere decir que está al pendiente de ti, y para ello alguien necesita cuidar de ti, Dave y Alek no dicen nada pero estoy seguro de que saben algo, lucen preocupados también por lo que tengo la mala idea de que algo malo ha pasado, y la única idea que tengo es que finjamos tu muerte, esa es la única manera, sí Sean se entera entonces aparecerá de inmediato- entiendo su punto, y estoy de acuerdo con ella.

-De acuerdo, pero quién sabrá la verdad, y lo más importante es ¿A quién mentiremos?-.

-Primeramente a Dave y Alek quien estoy cien por ciento segura de que son sus cómplices. James el médico del hospital central es amigo de la familia así que acepto ayudarnos, y si estás dispuesta será esta misma noche. Las únicas que sabrán la verdad serán la abuela de Sean, tus amigas con las que ya he hablado, y yo- de pronto miro hacia la puerta y mis amigas están aquí junto a la abuela de Sean.

-Bien-.

Hemos preparado un escenario en el que los hermanos Truswel puedan verme, así que he decidido ir a la empresa. Las zapatillas son bastante altas así que es molesto, sin embargo sé caminar con esto bastante bien. Al entrar el primer rostro familiar es el de Dave quien me observa con extrañeza. –Venus, ¿Qué haces aquí?- cuestiona de inmediato son decir hola o algo parecido.

-Bueno pues soy parte de esto también, tengo que arreglar unas cosas y me han dicho que hay una reunión. El presidente de los hoteles Helliwell está por llegar-.

-De acuerdo, ¿Vamos juntos?- asiento con la cabeza y tomo su brazo cuando lo ofrece, nos dirigimos a la sala de reuniones y ya hay varias personas aquí, entre ellos el vicepresidente de hoteles Helliwell así otros más que me habían presentado antes pero como era de esperar ya olvide. Sin embargo ambos nos detenemos al ver que entre los presentes se encuentran Elliot Manson y Evan Truswel. Todos guardan silencio al vernos llegar, Alek y su padre entran detrás de nosotros y parecen igual de sorprendidos que nosotros.

-¿Qué hacen ellos aquí?- cuestiona el señor Steve a Alek.

-No lo sé, de pronto recibí un mensaje de una reunión pero no tenía idea de qué se trataba- responde Alek sin apartar la mirada de los hombres que no son bienvenidos aquí.

-En realidad hemos venido a hablar con la señorita Helliwell- dice Elliot levantándose de su asiento mientras se acomoda su abrigo. –Creo que el mensajero se equivocó y llamó a todo el circo- no puedo evitar mirarlo con odio, es un imbécil. Admito que esto no es lo que esperaba obtener de nuestro plan.

-No creo que tenga tema de conversación con alguno de ustedes- comento con seriedad.

-¿Pueden dejarnos a solas?- comenta el señor Evan con una mirada para nada agradable y todos comienzan a salir, claro, a excepción de la familia de Sean quién no deja de mirarlos con odio.

-Creo que sí tenemos un tema que tratar, como lo es la compra de las acciones en venta de hoteles Helliwell- sonrío y me acerco a la alargada mesa para apoyar ambas manos con diversión.

-Se equivoca, no hay acciones en venta-.

-Eso no es lo que me han dicho. En realidad, ya me he encargado de comprar el veinte por ciento que estaba en venta, y, solo he venido a saludar a mi socia además de tratar otro asunto- la seguridad con la que escupe cada palabra hace que mi estómago duela.

-No tengo idea de lo que se refiere-.

-En realidad…- el abogado y Presidente de hoteles Helliwell ha entrado, esa mirada me asusta en él y en el momento en que veo que se acerca a la familia no querida de este lugar me hace saber que él ha sido quien ha hecho algo que no debió hacer. – Era dueño del veinte por ciento de la empresa de su madre, así lo decidió ella, se me daría eso si la convencía de tomar las acciones como suyas, esa sería mi recompensa, sin embargo, jamás asegure que me quedaría con ellas- sonríe como si se burlara de mí, trato de acercarme pero Alek me sujeta por el brazo.



Andy González

Editado: 25.12.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar