Siempre fuiste tú

Capítulo 17 "Hipotermia"

*SEAN TRUSWEL*

Diez horas antes.

-En realidad no tenemos mucho que nos guíe a las personas que buscas Sean, hemos hecho todo lo que está en nuestras manos, sin embargo no hemos encontrado nada- dice el que antes solía ser mi jefe, el hombre el cual me debe más de una favor y que no puede encontrar a tres simples personas.

-Creí que había venido al lugar correcto, ahora veo que fue una pérdida de tiempo, ahora debería estar en mi hogar-.

-No te has equivocado en venir aquí, el problema es que no tiene nada que nos guíe hasta ellos. Todos sabemos que eres el mejor Sean, eres una leyenda aquí y si vuelves quizás podamos extender más la búsqueda, haremos lo que sea por encontrarlos- no puedo evitar reír ante lo que dice, me molestó y me encantaría darle un buen golpe en rostro, después de todo hace mucho que no golpeo a nadie.

-Ya entiendo, pero también espero que entiendas que pierdes tu tiempo, prefiero buscar ayuda en otra parte que volver a este lugar. De igual manera gracias por tu tiempo- me levanto de la silla y su expresión cambia a una de total frustración, quiere convencerme de quedarme y lo haré a cualquier precio, pero no estoy dispuesto a volver aquí, ni siquiera he llamado a Venus y el único tiempo libre es a las tres de la mañana cuando Dave y Alek me envían fotos que le han tomado mientras se turnan para cuidarla cuando sale, pero con esto no basta, volveré mañana por la mañana.

-Por favor Sean, te necesitamos-.

-Si bueno, creo que ambos nos equivocamos, yo creí que podían ayudarme y ustedes creyeron que volvería. Lo bueno de todo es que no te debo nada, nos vemos Michael-.

-Sean por favor… no hago caso y salgo de este lugar, el lugar al que jamás creí volver. Todos los que caminan por los pasillos me observan con asombro, como si estuviesen en presencia de un súper héroe o mejor, sin embargo me es molesto, no saben en qué clase de sitio están trabajando, además he escuchado que quién entra aquí jamás sale con vida ya que a nadie temen el hecho de que hablen a alguien más sobre esto. Y si yo no me hubiese salido antes seguiría aquí hasta el día en que muriera-.

Entro al elevador y este de inmediato me lleva hasta el último piso, el lugar parece ser un simple edificio con el apellido Smith, y no parece sospechoso, nadie puede imaginarse que esto sea un lugar para espías y agentes federales. Las puertas de este se abren en dirección a las puertas que al momento en que me voy acercando se abren. El aire es agradable, sin embargo no el clima, no me agrada mucho el frío ni la nieve, pero me recuerda a Venus, ella ama este clima, ama hacer bolas de nieve y lanzarlas contra mí.

Subo al auto, necesito llegar a mi habitación de hotel para poder regresar, no tengo idea de cómo vaya a reaccionar Venus, estoy bastante seguro que estará molesta y lo entiendo, lo peor de todo es que no encontré una sola pista, no tengo nada, nada.

Pasé dos semanas enteras en este lugar encerrado, tratando de encontrar posibles causas, había muchos agentes trabajando para mí pero tampoco encontraron nada, me es imposible de creer esto, en todo el tiempo que trabajé aquí no pasó nunca esto, yo encontraba a todo quien me ordenaban, pero ahora que se trata de algo realmente importante no hay nada.

Mi celular comienza a sonar, al fin la señal ha vuelto, hay cientos de mensajes y llamadas perdidas entre ellos de Venus pero los últimos son de mis hermanos y mi madre, respondo de inmediato puesto que debe ser para el informe del día sobre lo que ha hecho Venus.

-¿Por qué diablos no respondes?- inquiere Dave con enojo.

-Lo lamento, estaba…-.                   

-Elliot vino a la empresa- interrumpe.

-¿Qué diablos fue a hacer allí ese imbécil?- sujeto con fuerza el volante del auto mientras continuo con la mirada al frente. Parece que hay una pelea con mi madre puesto que se escuchan varias voces así que espero a que alguien tome mi llamada.

-¡Llama a la policía ahora mismo Alek!- exige mi madre así que comienzo a preocuparme, ella no es el tipo de persona a la que le agrada estar en presencia de policías y cuando los llama es porque algo urgente pasa. -¡Que los llames!-.

-¿Dave? Qué está pasando- deja Salir el aire por la boca y no responde, algo está mal, pero no dice nada. -¡Maldición Dave responde!- exijo.

-Elliot se ha llevado a Venus con él- detengo el auto de inmediato y lanzo por la ventana el audífono para poder tomar el celular, abro la puerta y salgo.

-¿Qué estás diciendo?-.

-Intentamos detenerla pero ella no hizo caso, dijo que iría, y él dijo que hablarían de negocios, sin embargo…- mi corazón comienza a precipitarse en cada latido y es como si me faltara la respiración.

-¿Es Sean?- le interrumpe mi madre. -¡Dame eso! Escúchame Sean Truswel, eres el hijo y novio más egoísta del mundo, y si algo le ocurre a esa chica será tu culpa y nada más tu culpa, antes de llevarla con él le dijo que entendía porque tenías esa afición por ella, dijo que su actitud le gustaba. Ella se fue con él porque sabía que si lo hacía tú volverías, necesitaba saber que estabas bien pero si algo le ocurre entonces…- mi madre ha dejado de hablar, escucho que ha comenzado a llorar, de pronto cuelgan y subo de inmediato al auto.



Andy González

Editado: 25.12.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar