Skins

"Memories"

“Cuando nací, nunca pensé que los días pasaran tan rápido, el tiempo es algo valioso pero también dan ganas de mandarlo a la mierda por los problemas, esperando a que pase y se quede lo mas atrás posible o desear que cada segundo fuera mas lento de lo que ya es, por esos buenos recuerdos que son difíciles de olvidar, con tus padres, los amigos de tu mierda escuela, o simples fiestas que has celebrado con simples desconocidos con dos botellas de Ron en medio de una cuneta a dos ciudades mas al norte, esas escapada a otra ciudad, me da migraña de recordar como acabe un 24 de diciembre…..un momento de mierda pero fue divertido, un gran momento…..momentos, que para todos, se han vivido en un segundo.

 

Un segundo, es lo que basta para que tu vida de un giro inesperado.

 

Aún recuerdo cuando mi madre me cogía en brazos, por motivos de mi gran torpeza de rinoceronte, mis rodillas rasgadas en el suelo, sangrantes, un diente roto o  simplemente los insultos de la escuela. Las tardes con la abuela en casa,en el salón con un bollo de chocolate y un vaso de leche con Cola-cao medio derramado por el suelo, escuchando las historias de como el abuelo la salvo de una bomba cuando estaban en guerra y sobre todo, las aventuras con mi padre en el tiovivo de la plaza, imaginando que era mi castillo, el , un dragón que me tenia presa,aunque no me hacia falta un caballero que me salvara, ya podía hacerlo sola.

Pero….Un segundo, es lo que basta para que tu vida de un giro inesperado. Si soy sincera, nunca he salido del país, ni me lo he planteado en mis 18 años de vida,como mucho, he llegado a tocar frontera con los países vecinos en las vacaciones pero nada de pasar mas allá de ese limite. Yo estaba bien en mi pequeña casa, en el barrio de Quater Latín en la maravillosa ciudad del amor, donde he crecido toda mi vida pero todo cambia, mama siempre me lo ha dicho.

 

“La vida puede darte un puñetazo que te duela o un empujón que te ayude, tu decides como tomártelo”

 

Hasta que no lo viví en mi propia piel, nunca creí a mi madre, hasta ahora.”

─¡Amina!

─Que quieres mama.

─¡Apurate en vestirte o llegaras tarde a la graduación!─exclama con un ligero nervio.─¡Eres la becada, no puedes llegar tarde!

─No hace falta que me lo repitas cada cinco minutos.

─Salimos en 10 minutos.

Odio las prisas, nunca llego tarde a ningún sitio aunque salga con los minutos pegados al culo,pero hoy puedo decir que, estoy como un flan. Este año, soy yo la que da el discurso de graduación en el liceo Francés, por que soy su única becada, por un premio que gane.

Hace dos semanas, mientras preparábamos todos los preparativos para la graduación de hoy,estaba en clase de diseño, elaborando una pancarta con mi mejor amiga Sam y su hermano mellizo Luis,los 3 con la cara llena de pintura acrílica o mas bien, todo el cuerpo. Me hace gracia recordarlo pues es uno de los muchos días en los que hay clase todo el día y hay una sala para hacer la siesta, aunque parezca mentira, la hay desde hace tiempo y no se nos ocurrió otra  cosa, que dibujarle a Luis, un pene en la frente con acrílico, hasta que no paso dos horas no se dio cuenta de nuestra broma y fue como acabamos los 3 con pintura por todo el cuerpo.

Sara, nuestra tutora, una mujer de unos cuarenta y pocos, una oveja marrón, rebelde, con pequeñas ojeras de leer todas las noches hasta las 3 de la mañana, que nos lleva dando clase desde los pañales,entró a la clase con una enorme sonrisa y pasos enormes hasta la mesa donde estaba sentada. Admito que por poco me corte un dedo cuando me llamó por mi nombre mientras cortaba con un cuter unas letras. Nunca voy a olvidar su cara de satisfacción y orgullo, tengo que admitir, que en ese Liceo hay cierto recelo entre las maestras por ver quien tiene a los mejores alumnos, no quisiera sonar pedante pero si he sido siempre buena estudiante pero yo admiraba a una chica de la otra clase, que siempre sacaba 9 y 10, yo también los saco pero no voy a negar que algún 7 he tenido, a lo mejor por ser de artes y ella de letras, una rama un poco mas chunga, no podía evitar admirarla, aunque no recuerdo su nombre.

 

Sara me dijo que el director quería hablar conmigo con respecto a un asunto importante, no negare que en su momento, cuando la gente sonríe de esa forma, me da mal royo, una de dos, o te esta tomando el pelo y es una regañina del quinto o es algo bueno que ni tu sabes y eso te asusta más al desconocer lo que es, por lo menos es a mi. No mas llegue a la sala del rector, encontrarme a mi madre llorando , de rodillas con los brazos en la mesa, pensaba que había echo algo malo y estaba suplicando por mi propio perdón, aunque verla con el rimel corrido me daba ganas de reir pero no lo hice, en cambio, ver a mi padre, sereno, sonriendo con mucho orgullo, ya me dejo desconcertada ante la situación.

Fui becada…..una beca excepcional tras ganar un premio mundial de arte, mis notas y varias recomendaciones de otros concursos a los que asistí en mi vida. “No era tan malo”, o eso pensé en los 30 segundos que no abrí mi hocico mientras me daban la charla del siglo...hasta que ya vino lo gordo.

 



Shianc

Editado: 27.05.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar