Skins

You´re so Crazy Louisse

─¿No se te olvida nada?

─Nada de nada.

─¿Estas segura?.

Papa empieza a preguntarme inseguro,revisando si tenia todo agarrado y etiquetado en mi mochila de viaje, cualquier cosa.

─¿El espray pimienta?

─Si.

─¿Comida para el camino?

 ─Siempre encima.─rio.

─¿Los Tampones?

─Enserio papa. ─me cruzo de brazos. ─si sabes que no puedo usarlos.

Madre mia con mi padre, hace de una despedida un drama tipo madre en medio del aeropuerto,aunque con tan solo mirar a mi madre se que papa esta tomando todo el papel mientras ella evita soltar lagrimas para no estropear su rimel barato que lleva puesto.

 

“Pasajeros destino Manhattan, por favor, vayan a la salida numero 13, el avión saldrá en 15 minutos.”

 

Ese es mi vuelo. Por fin. Dejo mis maletas en la cinta transportadora, con todo marcado y firmado en el mostrador de embarque, no quisiera que la maleta se me perdiera, como una vez que me fui de viaje a la montaña y no se como, mi bolsa de pantalones se habia perdido en 100 metros de colina. Aun sigo pensando en como se me perdió la bolsa. Sujeto mi mochila con fuerza y junto a mi familia vamos caminando hacia la zona de embarque. Mis hermanas pequeñas no paran de pelearse por el telefono de mi madre y esta con los nervios a flor de piel, mi padre agarrandome del brazo como si me fuera a perder mientras que toda la escena se contradecia con la cara serena de mis abuelos, que lucen muy tranquilos para saber que a lo mejor no me ven la cara en meses, incluso años.

Los besos vuelan entra los miembros de mi familia, los abrazos de despedida y sobre todo...

 

“¡John! Que mi bebe se va, ¡Suéltame!”

No podia faltar los dramas de mi madre. Papa esta sujetando a mama con fuerza de la cintura mientras el se rie a todo pulmón. Conozco a mi madre, llora y llora, capaz es de saltar las puertas y llevarme a rastras a casa pero se  que en el fondo esto es bueno para mi, aunque en un primer momento yo no queria irme pero de ella me lo creo todo, asi fue como frenó a mi padre antes de que volviera a America para no volver y le pidio que se casara con ella en medio de la persecución con los policias. Cuendo me lo contó mi abuela no podia creermelo, pero mi madre es una mujer de armas tomar y cuando algo quiere lo consigue.

Llego al puente de embarque con una sonrisa, apretujada entre miles de pasajeros, observando por el cristal a sus familiares,mis hermanas Melody y Diana se despiden de mi con una sonrisa y agitando sus manos freneticamente, mi abuela al final si echa en llanto junto a mi madre mientras mi abuelo intenta seguramente consolarlas y mi padre junto a las pequeñas. Los echare de menos pero es lo que hay.

 

Con mi billete en mano,una azafata revisa mi boleto, le hace una marca en una esquina con una de esas marcadoras de los chinos  para despues dejarme paso, suspiro un par de veces antes de entrar, nunca he subido a un avión pero como no vaya en canoa no tengo otro metodo de ir a Manhattan.Encuentro mi asiento, el 26B, cerca de una ventanilla, mi ventanilla pero para mi mala suerte, al lado hay una chica mas o menos de mi edad, durmiendo con una almohada ya humeda por sus babas y unos ronquidos de foca, atras una pareja discutiendo sobre mierdas y delante dos niños gritones de la edad de mis hermanitas. Nada podria ir peor.

─Menudo viajecito me espera.

 

Amina, se positiva por el amor de dios. Me toco despertar a la chica para que me dejara pasar y sentarme para que ella siguiera durmiendo. El avión tenia listo el despegue asi que solo fue ponerme el cinturón de seguridad y agarrarme a lo primero que pillo, nunca he subido a un avión y Sam me ha dicho que sobre todo esta Aerolínea es de grandes turbulencias y fama inexistente de accidentes a caer en medio del oceano, yo la muy ingenua y buena amiga me lo crei. La matare si la vuelvo a ver.

El avión empieza a moverse y fue un leve instante cuanto ya empezó a elevarse del suelo, juro que tengo mis ovarios en el estomago por el salto que ha dado y mis brazos agarrados al asiento, aunque segundos después…. no ha sido para tanto, o eso creo.

 

“Podéis desabrocharos los cinturones por su comodidad”.

 

Es momento de ponerse cómoda. Como los asientos son extensos a lo ancho, puedo ponerme de pies cruzados,abrir mi mochila y sacar mis cascos y mi cuaderno de dibujo para entretenerme un poco. Nunca me separo de el, ni siquiera para ir al baño, nunca se sabe cuando se te viene una idea. Al son de Middle finger y Missio, empiezo a bosquejar algunos dibujos que se me venían a la cabeza, junto a una pastilla para la resaca que tengo encima. Van a ser unas 8 horas muy duras, aunque cuando llegue allí, por motivos de franja horaria, sera como si hubiera viajado 2 horas.

 

Aprovecho para sacar el visado de estudiante y mi información sobre mi hogar durante estos 4 años, Harlem, un barrio de Manhattan,si tengo la oportunidad, quiero ir sola, aunque mi madre se que hablo con su hermana para no soltarme, no es tampoco una mala opción, ella podría enseñarme toda la isla, aunque primero tendré que encontrarla a ella, por una simple razón, cada año mi tía se hace un cambio de Look,a pesar de que mi abuela me dio una foto de cuando estuvo en Francia, dudo que siga siendo morena y con el cabello de Rapuncel. La foto era de antes de volverse famosa, tendría yo, 5 años,mirando la foto, mi madre es la que mas destaca a la familia de su madre, “ castaños y de ojos marrones”, su piel clara algo pecosa, ojos grandes cobrizos y un cabello rizado color miel pero mi tía, es la clara imagen a la familia de mi abuelo, aunque su familia es un caso a parte, pues mi abuelo es castaño y mi tía es la viva imagen de mi tía abuela Martina, que en paz descanse. Aunque sea la mas pequeña de la familia, le saca una cabeza a mi madre,cabello liso color negro como su tía Martina, como el carbón,la piel de porcelana , los ojos de color verde oscuro de mirada intensa y la nariz recta de la familia como una rampa de patines. Cualquiera diría que no es su hija, pero es mas hija que mi madre, ya que mi tía es como su madre. Una hermosa mujer que aun desconocen el por que no esta casada.



Shianc

Editado: 27.05.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar