Skins

Night in Litlle Italy

─Dime que ya los hemos despistado.

─Hace 5 minutos.─rie.─Perdoname, suelen ser muy pesados.

─Ya,ya,si ya lo he visto.

Noto como el jamón que me he comido se me esta repitiendo en el estomago a causa de todas las curvas tomadas a velocidad y el culo me duele como mil demonios, peor que una almorrana, no se, creo que me he clavado algo en las curvas que fijo me ha dejado un moraton en el cachete. Ni siento las piernas, estoy mareada y lo mucho que tengo ahora mismo que me ayuda es el aire acondicionado del coche y una bolsa de plastico por si llego a potar en el sillón.

─Parson parece un lugar estupendo.─se gira a verme con una sonrisa.─Hice tus papeles hace dos dias.

Mi tia observa mi rostro encogido dentro de la bolsa, juro que se me va a salir todo en cualquier momento pero su toque me llama la atención por un momento, y la observo con un rostro triste pero mostrando una sonrisa bastante amigable.

─¿Como te encuentras?

─Mareada.─digo agotada, cortante y me ruge el estomago.─Quiero tragar.

El primero en estallar a risas es William, el conductor o guardaespaldas de mi tia, no se que es de ella pero se esta hartando el ojete de mi respuesta, a lo que mi tia se pone a reir tambien.

─Se dice “quiero comer”.─me corrige.

─No. Comer fue hace 3 horas.─ corrijo.─Ahora quiero tragar.

Y ambos se parten el culo, pero no puedo evitarlo, empece a reir con ellos, se me olvida el mareo por un momento, llevo todo el viaje con el freño fruncido durante horas y las ganas de vomitar. William estaba entreteniendome mientras mi tia hablaba por telefono, por su tono de voz era alguien a quien quiere, suena muy acamelada y suelta mas que un piropo en menos de 3 segundos por el movil. El me responde a todas las preguntas que le hacia sobre este lugar, incluso me contesto que pasaremos por enfrente de Parson en segundos, a lo que directamente bajo la ventanilla de mi lateral,anonadada, mis ojos se abrieron al ver que era realmente Parson y como no verlo, si lo primero que se ve es el nombre de la universidad en grande con letras de hierro sobre una superficie de cristal. Un edificio rectangular de 5 pisos, con paredes de cristal y cemento, algunos laterales de estos estan pintados de rojo, algunas curvas metalicas que le dan un toque estiloso a su construcción. Ocupa una manzana entera,o una parte de ella, es enorme. Parece mentira que este edificio se levantara en el siglo 19, parece de este siglo pero eso si, le hicieron sus arreglillos.

Seguimos bajando por la avenida y nos topamos con Tisch, una escuela como Parson pero de arte dramático y musical, no esta muy lejos de la mia, calculando la distancia andando desde Parson, creo que seria como 10 minutos andando, bastante cerca la verdad. Nada mal tampoco, es similar a Parson. Mis tribas ya piden auxilio y justo mi tia termina de hablar por telefono y se gira a verme para decirme algo,pero se le ve nerviosa.

─Hoy cenaremos en Little Italy, en un italiano.─menciona mi Tía sonriendo.─Quiero que conozcas a alguien.

Creo que ambas cosas me emocionaron, primero que voy a conocer a alguien por parte de mi tia, a lo mejor es esa persona con quien hablaba por telefono y la otra es que por fin, ¡Voy a tragar!, voy a hincharme de comida hasta que no pueda más.

─Alex debe de estar a punto de llevar.─oigo decir a mi tía a William.─William, ¿Como me veo?.

─Hermosa señorita Roses.

 

¿Alex? ¿Sera su novio?. ¿Sera a quien me quiere presentar mi tía?. Tiene novio.

Alejados de la zona habitada de Little Italy, William nos deja en una zona para después irse por ahí hasta que lo llamemos para que nos recoja, el chico de antes iba a su lado, mirando el teléfono y sin decir palabra alguna, pero que mas me da.

─¿Conque esa es tu adorable sobrina?.Os pareceis.

Justo a mis espaldas veo a una chica de cabello anaranjado de cabello hasta los hombros liso, piel clara con una peca debajo del labio, unas gafas rectangulares, vistiendo unos vaqueros negros ajustados y una blusa blanca de flores azules junto a un bolso colgando. Es muy guapa. Mi tía se planta a mi lado y me agarra con un brazo en mi cintura.

─Viene de familia.─Sonríe y se separa de mi para acercarse a esa chica.─Hola my Honey.

 

Mi tía la abraza tiernamente y le planta un beso de pleno en los labios, a lo que yo me quedo bastante sorprendida, pense que era un chico pero Alex es una chica.

─Amina, ella es Alex.─me presenta a la chica con una sonrisa.─Mi novia.

─Seguramente pensaste que era un hombre.─Alex se acerca a mi y ambas nos saludamos con dos besos en las mejillas.─Muchos lo piensan.

─No te voy a mentir.─rio.─Pero con ver a mi tía sonreír me basta. Se os ve muy enamoradas.

─Vamos al restaurante y seguimos hablando.

 

Las 3 caminando por la calle, yo algo separada por un lateral de la pareja acaramelada hasta llegar a un restaurante italiano bien grande, con una zona exterior, adornado con una especie de porche exterior de enredaderas y muchas flores muy bellas, rosas, claveles, pequeños farolillos colgando del techo y un par de estufas por si refresca mas tarde. No tardamos en pillar la reserva que ya tenia mi tía y sentarnos en una esquina cubierta afuera, yo a un lado de la mesa y mi tía junto a Alex en la otra.

─Vamos a brindar.¿No?.─nos mira mi tía sonriendo.─Aquí hay mucho que celebrar.

 

Yo me quede mirando algo confusa mientras mi tía pidió un vino a uno de los meseros que nos atiende hoy en la noche,no es que me guste el vino espumoso pero lo soporto, pues nos viene con una botella de cava en las manos y 3 copas.



Shianc

Editado: 27.05.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar