Solo en Chernobyl

Adieu

Dormí de forma casi inmediata al entrar en contacto con la cama, se que nunca se esta lo suficientemente preparado, pero mas que antes si me sentía... Creo que a este punto... Es lo mas importante.

Logre por fin entrar al sueño, estaba feliz, aunque también seguía un tanto cauteloso, podía ser una especie de "trampa" que yo mismo me auto infundí de tanto pensar en ella.

Para poder rectificarlo, revise la gaveta, era la prueba contundente de si se trataba del mismo sueño o no, pero para mi desgracia, no se encontraba allí, y junto con el, mi padre. 

Me cambie y baje rápidamente hacia el restaurante, era la única parte donde podría estar a estas horas de la mañana. Para mi suerte, así fue.

Antes de darle siquiera los buenos días, le pregunte:

B: -¿Tu te comiste el pastelillo que deje en la gaveta?-

A: -Si, y buenos días por cierto-

B: -Ufff, que alivio. Discúlpame, era algo que quería saber cuanto antes-

A: -¿Tan importante era?-

B: -Si, bastante la verdad-

A: -Ohhh... Entonces te debo una disculpa.

Le pediré a la mesera otro para recompensarte-

B: -No es necesario, solo quería saber si tu te lo habías comido.

Pensé que lo había soñado, estaba bastante confundido jajaja-

A: -Entiendo, ¿pero seguro que no quieres otro?-

B: -Naa, no te preocupes-

A: -Si así lo quieres...-

Esperamos el desayuno, mientras pensaba en como el pastelillo no era la prueba definitiva, sino mas bien Gala...

Si ella recordaba toda nuestra conversación, querría decir que todo fue real. Por lo que busque la manera de comprobarlo, pero sin alterar de forma "grave" el sueño nuevamente.

Pensaba en esperar hasta la noche para hablar a solas con ella, pero si lo hacia, era perder mi oportunidad de comprobar si este era el mismo sueño, o uno casi exacto pero con ciertos cambios. Hasta que accedí:

B: -Sabes, ahora que lo pienso con mas calma, si quiero el pastelillo, ayer me quede con las ganas jajajaja-

A: -Jajajajaja, sabia que te estabas haciendo el digno, ya lo pido-

Gala llego a nuestra mesa y dije:

B: -(Sonriendo) Quiero un pastelillo, creo que sabes cual es mi favorito, Gala-

G: -(Devolviéndomela)Por supuesto Bogdan-

Mi padre nos mira extrañado, y pregunta:

A: -¿Ustedes dos se conocen?-

G: -Si, ayer tuvimos una amena conversación durante la noche, me extraño que usted no se encontraba-

A: -Fue un día bastante largo, no tenia ganas de nada realmente.

Aunque me alegro que en mi ausencia hayas conocido a mi hijo, es un buen chico-

G: -Ya lo creo...

Los pastelillos serán por cuenta de la casa, quiero hacer mi ultima buena acción aquí-

A: -¿Renunciaras?

G: -Si-

A: -¿Porque?

G: -Digamos... Que encontré mi verdadera vocación...-

A: -Que lastima, eres la mejor mesera del lugar... Pero si para cumplir tu sueño debes dejarlo, entonces hazlo.

Lo se porque pase por ese mismo sentimiento, y créeme que no te arrepentirás, luchar por lo que deseas nunca será en vano...

Ten  (dándole por lo menos 1000 dólares), se que no es mucho, pero podría servir por lo menos para hospedarte, o para comida.

Si te molesta pensar que es limosna, tómalo como una propina por tu excelente servicio durante todos estos días-

G: -Ohhh, no (devolviéndolo), antes debo ser yo quien debe dar las gracias.

Fue su hijo el que me hizo cambiar de parecer-

A: -En ese caso, tómalos igual.

Estoy seguro que el quiere que lo hagas ¿Cierto hijo?-

B: -(Mirandola y sonriéndole) Por supuesto, nada me haría mas feliz-

A: -Lo ves, te lo dije (ofreciéndoselos nuevamente)-

G: -Ok, los tomare, pero solo porque me obligan jajaja.

Eso si, la comida la invito yo, o si no, no hay trato jajajaja-

A: -Una mujer de negocios jajajaja.

Estoy de acuerdo ¿Y tu? (mirándome)-

B: -También-

-Nos miramos y empezamos a reír, hasta que Gala tuvo que volver a la cocina por nuestra orden, en su regreso, puso la comida en la mesa y dijo:

G: -(Tono francés) Disfrutad de vuestra ultima comida servida por vuestra madmuasel-

Ambos: -¿Ultima?

G: -Si, resulta que esta es la ultima comida que atendí en este restaurante.

Pensaba en irme por la mañana, pero quería despedirme antes.

Ya presente mi carta de renuncia y la aceptaron, solo pedí hacer este ultimo trabajo...

En un rato debe aparecer el taxi que acabo de pedir-

Ambos: -En ese caso...-

Nos levantamos al tiempo y nos abrazamos durante un rato, hasta que el sonido de una bocina nos interrumpió, nos separamos y se dirigió a la salida diciendo:

"Adieu sr, et merci pour tout"

Parece que solo entendimos la parte de "Adieu", porque fue lo único que pudimos repetir.

La vimos subirse al taxi, para finalmente despedirse con la mano por la ventanilla, hasta perderla de vista.

Empecé a llorar... todos en el restaurante se me quedaron viendo, sentía sus ojos clavados en mi, pero no me importa, ya lo estaban haciendo desde antes.

Aunque curiosamente no eran lagrima de tristeza, sino mas bien de alegría... Sabia que estaba en el sueño correcto...



LordMiauwu

Editado: 09.01.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar