Solo en Chernobyl

De compras...

Desperté en el sueño y mientras me lavaba los dientes mire hacia la ducha y me puse a pensar en como ayer no me había bañado sino hasta entrando la noche, por lo que decidí hacerlo de una vez antes de que se me vuelva a olvidar. Mientras me duchaba pensaba en como se me olvidaban cosas tan cotidianas, no se si era por estar absorto en mis pensamientos, porque simplemente tenia cosas mas "importantes" que hacer, o una mezcla de ambas.

Pero estaba decidido a cambiar eso, sin embargo la pregunta era ¿En donde?... ¿Aquí, en la realidad, o ambas? No quería arriesgarme a tener que repetir los días otra vez... 

"No creo que un baño vaya a cambiar algo radicalmente, y si hacerlo aquí me ayuda en la realidad, entonces tomare el riesgo... Espero que no importe mucho..." -me dije.

Sali de la ducha, me vestí y mire el patio a ver si la ropa podía estar seca, cosa errónea. Estaba casi congelada, a este punto le iba a tomar días hacerlo, si no es que nieva y la petrifica definitivamente. "Esperare el cambio del clima, puede que mejore"-dije mirando el cielo gris.

Entre nuevamente a la casa y esta vez me dirigí hacia la cocina, mi padre seguía dormido, "ayer fue un día pesado para el, raro seria que estuviera con todas sus energías" -pensé mientras lo miraba.

Hice sharlotka para desayunar, "nada mejor que un pastel como recompensa por un gran esfuerzo" -dije buscando lo ingredientes, con especial énfasis en las manzanas, el ingrediente estrella en la receta.

"6, con estas bastaran" -Viéndolas en uno de los estantes de la nevera.

Pele las manzanas para después cortarlas en finas rodajas mezclándolas con las especias tras haber batido los huevos y el azúcar, junto con la harina y el polvo para hornear, poniendo todo en una bandeja que estará en el horno a 180 grados Celsius.

Tras todo el proceso, tuve que esperar 40 minutos a que estuviera listo, mientras eso pasaba mire nuevamente a mi padre y vi que ni siquiera mostraba señales de quererse levantar. No me preocupe, tampoco había pasado demasiado tiempo en realidad, por lo que me dispuse a ver que otra cosa podría hacer en la casa.

Me fije en las habitaciones y vi que en la de mi madre (ahora de mi padre) aun no había un colchón sobre la base, ya que el anterior quedo obsoleto después de lo ocurrido...

Tenia ganas de ir a comprar uno, no me gustaba ver dormir a mi padre en el mueble, me recordaba a las peleas que a veces tenían y siempre que ocurrían mi padre terminaba en el...

Si no me gusta pensar o sentir que estaban peleados cuando antes, mucho menos ahora...

El problema era el dinero... No sabia si simplemente tomarlo de su billetera, no creo que se vaya a alterar por ello, pero tampoco se en que situacion se encuentra ahora... Tal vez por haberse tomado este descanso ya no este ganando tanto como antes, y tenga que reducir sus gastos... "Podría despertarlo y preguntarle, pero creo que esperare a que se levante, se ve bastante tranquilo, no quiero interrumpirlo... Se merece un descanso después de todo lo de estos días"- dije viéndolo nuevamente.

El cronometro de cocina empezó a sonar, sabia que era hora de sacar el sharlotka. Lo tome con los guantes que me puse antes de ello y fui empujando hacia afuera de la bandeja en donde se encontraba, poniéndolo encima de un plato. Corte un trozo y me lo serví acompañado de un vaso de leche.

Desayune en silencio mientras pensaba en como resolver lo del colchon. "Podría sacar de mi sueldo para comprarle uno... Siempre hace cosas por mi ¿Por qué no devolverle el favor?" -pensé llevándome un trozo de sharlotka a la boca acompañado de un trago de leche.

Todo mi pensamiento se vio interrumpido al ver como el se levantaba del mueble y me preguntaba:

A: -Dios... ¡Que bien huele! ¿Qué es?-

B: -sharlotka-

A: -Mi favorita (sirviéndose un trozo y un vaso de leche)-

B: -Me alegro, sabia que te iba a gustar, pero no que era tu favorita...-

A: -Creo que el sentimiento es mutuo...

Supongo que lo único "bueno" de todo esto, es que al menos ya nos hemos estado conociendo un poco mas (comiendo gran parte del pastel y tomando casi todo el vaso de leche), que triste que haya tenido que pasar esto para poder hacerlo...-

B: -Mejor tarde que nunca... (terminando con mi desayuno)-

A: -Siempre te he querido preguntar... ¿Me odias por no estar?-

B: -Diablos... No... Se porque hiciste todo esto, solo que podrías habernos visitado mas... Eso es todo, ni siquiera eres un mal padre-

A: -Gracias... Pero aun así me siento como un desconocido aquí... A lo que le temía cada vez que venia...-

B: -A veces es peor lo que imaginamos que lo que realmente pasa...

Nadie te odiaba aquí...-

A: -Solo era yo...(comiendo y bebiendo lo que restaba del pastel y la leche)

(Silba) fiuuuu, que forma de empezar el día... Mas bien tarde (mirando su reloj)-

B: -¿Que horas son?-

A: -2:20 PM, cuando me levante eran las 10 AM. Deberíamos aprovechar el resto del día, parece que se esta yendo muy rápido-

B: -Si, y ahora que lo acabas de mencionar, te quería preguntar algo-

A: -¿Que?-

B: -¿Porque no compras un colchón? ¿No es incomodo dormir en el mueble?-

A: -Si, lo es, y bastante en verdad-

B: -¿Y porque no haz comprado uno?-

A: -Hemos estado ocupados, además... Me siento un poco incomodo durmiendo en la habitación de tu madre...-

B: -También es tuya ¿Recuerdas?-



LordMiauwu

Editado: 09.01.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar