Son solo 20 años

Capitulo 19: Entre nosotros

Narra Daniela:

Me desperté a la mañana siguiente, me duche y me cambie para irme a trabajar como lo hacia desde hace tres meses. 

Mi vida había cambiado demasiado. Las chicas dejaron de escribirme, todas ellas, solo hablaba con Pablo, Erin y Juan, los tres chicos de mi clase de las noches. La verdad que me llevado bastante bien con ellos. 

Entre al trabajo y ya había algo de gente esperando para entrar. Cuando abrí, todos se abalanzaron a las mesas, entre ellos, estaba Noel, quien venia siempre a esta hora antes de entrar a trabajar. Me miro fijamente desde el otro lado y me sonrió. Me sonroje por un momento pero baje la cabeza por que no quería que me viera de esta manera.

-Bienvenido -Dije acercándome con su pedido- 

-Guau, que servicio tan rápido -Dijo sonriendo-

-Lo mismo de siempre. Cafe doble y un tostado de queso y jamón

-Muchas gracias 

Su sonrisa estaba matándome. ¿Que esta haciendo conmigo? 

-Le deje todo sobre la mesa-  Que lo disfrute

-Gracias, Nelson

Me fui con la bandeja a otra mesa a tomar el pedido. Podía sentir la mirada fija de el profesor en mi nuca. Era algo tan irritante que me mirara de esa manera, pero a la vez me gustaba que yo fuera la única a la que estaba mirando en ese momento.

Termine de trabajar a las 7.30 de la tarde como siempre, me cambie y me fui al colegio. Era hora de estar con el de nuevo. Me mordí el labio ya que estaba tan ansiosa por llegar al colegio y verlo a el. 

Entre a la clase y los chicos me saludaron. Noel entro 10 minutos después y dejo sus cosas sobre la mesa como siempre, hoy había clase de matemática así que seguramente voy a necesitar un poco mas de tiempo para dar mis respuestas ya que me cuesta bastante. 

-Bien, ¿Que tenemos? -Dijo 

-Lo mire- Esta dificil

-Déjame ver 

El tomo mi hoja y se quedo mirándola por unos segundos. Se acerco completamente a mi y me sonroje de nuevo. Podía sentir su perfume cerca de mi nariz y eso me estaba terminado de matar. No se que paso en estos meses, su amabilidad y ese carisma tan lindo que tiene, me había llevado a esto, a sentirme rara por primera vez con un hombre. Me ayudo con los problemas de la hoja y luego entendí, para poder terminar haciéndolo yo sola. Me felicito varias veces y luego, cuando la hora se hizo, nos retiramos cada uno a su casa. 

Tenia que devolver un libro antes de irme a casa, así que me despedí de los chicos y antes de salir, me fui a la biblioteca. Entre sigilosamente ya que no es el horario de biblioteca, y fui a la estantería que tenia que dejar mi libro. Lo deje y cuando voltee, pegue un salto del susto

-¡Profesor! -Dije asustada

-Sonriendo- Hey no te asustes. Creí que se te había olvidado para que lado queda la salida

-Sonriendo sonrojada- 

-¿Devolviendo un libro fuera de termino?

-Lo olvide. Por favor no diga nada

-Sonriendo- No diré nada, Nelson

 -¿Que hace usted aqui?

-Sacando algunos libros para mañana, debemos ver historia y necesito armar algunas cosas

-Oh, que bueno -Dije 

El me quedo mirando de la misma manera que en la cafetería, me estaba muriendo de los nervios. 

-Haz mejorado mucho, sabes

-Lo mire-

-Eres un poco mas diferente que antes, ya no te vi mas con esa mirada que hacia que.. -Toco mi mentón con uno de sus dedos- Esos ojos no se lucieran 

Y termine de morirme despues de esa suave caricia en mi menton y ese halago tan inesperado. Tomo la cosas que necesitaba y se retiro de la biblioteca sin mas nada que decir. 



Sirens1239

#28133 en Novela romántica
#10679 en Joven Adulto

Editado: 29.03.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar