Stained glass eyes and colorful tears

Capítulo 4 • When the party's over

  Taehyung se había despertado con los gritos de su mejor amigo, Jimin no paraba de repetir que se les haría tarde por culpa de él y Jk. Abrió rápidamente sus ojos para verse enredado en el más alto, quien aún se encontraba durmiendo profundamente, estaba totalmente aturdido por su situación actual. Rápidamente recordó la noche anterior, se quedó dormido y el menor lo acomodó para acostarse a su lado, no había nada que pudiera hacer, después de todo fue Taehyung el que había invadido la cama del otro. Jimin lo observó levantando una ceja en modo de pregunta y a la vez con una sonrisa de incredulidad. "Salimos en diez minutos" le dijo observando con una mirada que V entendió, era de molestia, estaba reprimiendo decir algo que no podía en voz alta porque estaban siendo captados por cámaras. Tae observó por unos momentos a Jk antes de retirarle el cabello de los ojos y sacudir levemente su cuerpo. " Vamos Kook nos tenemos que ir", este no respondió y solo apretó el agarre en la cintura del mayor, logrando que este se sonroje inmediatamente, rió intentando una vez más, liberándose de sus brazos. Al momento en que Jungkook abrió los ojos se incorporó rápidamente exaltado, "Lo siento hyung" dijo avergonzado. Taehyung no pudo evitar que la calidez se extendiera en su pecho. En ese momento se veía tan vulnerable, el solo quería tomarlo de la mano y llevarlo a desayunar, pero no podía hacerlo sin más, aún no tenían esa confianza de vuelta. Sabía que debía lograr llegar realmente al interior del menor. "Ya nos vamos" le dijo en cambio, dándose media vuelta y dejándolo solo en la sala.

  Una vez que los chicos ordenaron la cabaña dejándola impecable, se dirigieron al auto, iban a tener una excursión a las afueras. Una caminata por los castillos más antiguos de la costa de Irlanda. Todos los chicos se encontraban interesados, el paisaje era hermoso en la carretera y V disfrutaba del viento fresco que se filtraba en la ventana, acariciando su rostro. Jimin se encontraba en la ventana contraria, ajeno a todos, con los auriculares encerrándolo en su propio mundo. Taehyung quería abrazar a su amigo y preguntarle que sucedía pero, un silencioso y malhumorado Suga, se interponía en el medio. Al momento de llegar a la primer parada todos los chicos quedaron maravillados. El día estaba gris pero aun asi no se dejaba de apreciar lo hermoso de aquel lugar. Acantilados de muchos metros de altura rodeaban la playa y, justo encima, un castillo antiguo de piedra gris adornaba el paisaje. Taehyung de repente se sintió pequeño ante esa inmensidad, observaba con la boca abierta cada vez más mientras se iban acercando. Solo se podía escuchar exclamaciones de sorpresa saliendo de todos. Las olas rompían contra las masas de rocas creando un estruendo estremecedor y todo parecía demasiado irreal. Le dieron a cada uno una cámara personal y los dejaron recorriendo el gran castillo solos, cada uno fue por caminos separados y cuando V le pidió a Jimin que lo acompañase al frente para ver las vistas desde arriba del acantilado, este se negó diciendo que prefería caminar solo en los jardines traseros. El menor frunció el ceño pero no dijo más, trataría de hablar con su mejor amigo en la noche cuando nadie estuviera escuchando.

  Tae recorrió cada parte delantera del castillo con su cámara encendida, para luego caminar hacia el borde del acantilado, pudo ver la figura de Jungkook al final del camino, su suéter negro cayéndose de un costado de su hombro, quedándole enorme. El corazón de V se estrujó brevemente, iba a aprovechar para hablar con él en ese momento. Se acercó silenciosamente admirando la vista, el mar se encontraba rugiendo furioso, golpeando contra la piedra y salpicando a los chicos, haciendo que la piel de V se estremeciera. Ninguno dijo nada, el mayor aprovechó ese momento para grabar algo del paisaje y luego la apagó disfrutando del ruido de la naturaleza. "Se siente como si en un paso fuéramos a morir", dijo Jk , por un momento Tae no entendió que era el más chico que le estaba hablando, sonando demasiado fuera de lugar para todo el silencio que había reinado hasta ese momento. Tae miró hacia abajo, viendo como el agua se arremolinaba a unos metros de ellos, sin duda una caída desde allí sería mortal. "Se siente como cada dia de nuestras vidas entonces" dijo acompañándolo de una risa amarga. Jungkook lo miró sorprendido por el comentario. "Me gustaría decir que esta carrera me está llenando de felicidad, pero me está llevando a lo más profundo" dijo el menor, pateando una hoja del suelo y ambos chicos se quedaron observando cómo iba descendiendo lentamente. El mar la devoró al instante y ambos comprendieron, se sentían exactamente igual, ninguno sabía como salir a flote. "No te esfuerces Tae" dijo Jk luego de unos minutos en silencio "No soy bueno para ti, no podemos volver a ser amigos", el mayor lo observó, las puntas del cabello de Jk se estaban comenzando a aclarar, lo cual contrarrestaba con el negro profundo de las raíces, la piel pálida y los labios agrietados, todo hacían de Jk alguien totalmente surreal. El mayor lo observó con detenimiento, Jungkook parecía parte del paisaje, acorde al cielo gris y el castillo oscuro. Totalmente acorde al mar mortífero bajo sus pies. Sus ojos se llenaron de lágrimas sintiendo una tristeza inmensa en su pecho. "No puedo dejarte solo" dijo V con un hilo de voz, ninguno se miraba ahora, ambos con su mirada fija puesta en el horizonte. El menor suspiró con cansancio. "No voy a impedir que estés a mi lado... Solo necesito advertirte, no soy bueno y apenas me des la oportunidad, estoy seguro de que te lastimare. No me pidas que te explique pero quiero que sepas en que te estas metiendo. Te odié cada dia de los últimos dos años, es más cómodo para mí odiarte, tienes que saber que así me siento. Tienes que tener conciencia que no hice más que dejarte ir y por eso te aleje tantas veces." Los ojos de V se abrieron con incredulidad y dolor "Necesitaba que sepas esto" continuó el menor, pronunciando cada sílaba lentamente, "Te he despreciado cada dia desde que nos pidieron que nos alejemos, no quiero cambiar este concepto que ahora tengo de ti, pero no te impediré intentarlo, no soy nadie para hacerlo". Una lágrima cayó de los ojos de Taehyung, de repente sintiéndose pequeño e indefenso, el pecho le dolía como si hubiera recibido un golpe. Nunca en ese tiempo sospecho de los sentimientos de Jungkook, sabía que no era lo mismo, que solo eran compañeros, pero el aun le guardaba afecto, aun conservaba cariño y se preocupaba por ese joven que un dia supo ser su mejor amigo. Considero desaparecer por el acantilado para poder salir de ese momento, los ojos del menor lo miraban ahora, completamente oscuros y sin una pizca de emoción. No sabía que responderle, ya no estaba tan seguro de sus acciones. "Déjalo ser" respondió Jk llenando el silencio. Se dió media vuelta alejándose hacia el castillo dejando sólo a Taehyung. Este último respiró profundo, no iba a caer en el juego del menor, no iba a ceder a que lo tratara de esa manera, si bien cada parte de su ser dolía en ese momento. La determinación hacía que su pulso palpitara en su oído. Bajo todo ese odio V captó el mensaje, Jk quería volver a quererlo, sólo tenía miedo. No entendía por el momento miedo a que, pero lo iba a averiguar e iba a rehacer cada parte dentro del corazón del más pequeño, tal vez así su propio corazón sanaría un poco.



SUBURBIA

#2032 en Fanfic

En el texto hay: taekook, bon voyage, vmin

Editado: 05.09.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar