¡stop! Espacio Personal

Capítulo 5

En la clase siguiente tenía la certeza, estaba completamente seguro, de que te invitaría a salir.
Pensando en cuál sería el momento perfecto para hacerlo, noté algo. Solías ir y venir a todas partes con un muchacho, también reías mucho con él, era un desconocido para mí, lo cual no es una sorpresa pero era curioso ya que compartía clases con nosotros. 
Bueno tú solías ir y venir con él, y solían dar muchas vueltas por la institución... No, no pienses mal, no es que te persiga por los pasillos, claro que no, o al menos no tan así. Simplemente cuando algo llama mi atención me es difícil no voltearme a observarlo. 
En un momento durante la clase estaba mirando como maniobrabas con una lapicera en tu mano y al parecer te percataste de mí, y de un momento al otro volteaste y me sonreíste. Pienso que habías notado que te miraba, porque puede que la mayor parte de la clase lo hacía, sin perder el hilo del tema obviamente... O eso creo.
En fin... Lo bueno era que también esquivabas el contacto de Jae y con él era más notorio que conmigo aquella vez que hablamos, a él lo mantenías a más o menos medio metro de distancia y evitabas los intentos de acercamiento del chico, al parecer te incomodaba demasiado.
Aquello me llevo a hacerme un sinfín de preguntas... ¿no le gusta el olor de la gente? Le tiene fobia al contacto con las personas en general, ¿o sólo a los chicos?, ¿odiaba mi fragancia barata?
Y así me propuse intentar conocerte y conocer el porqué de esa manía de mantener a todos alejados. Quería saber que escondía esa mirada profunda y esa sonrisa mágica. Quería conocer completamente a la bella Sam.

En la clase siguiente tenía la certeza, estaba completamente seguro, de que te invitaría a salir.
Pensando en cuál sería el momento perfecto para hacerlo, noté algo. Solías ir y venir a todas partes con un muchacho, también reías mucho con él, era un desconocido para mí, lo cual no es una sorpresa pero era curioso ya que compartía clases con nosotros. 
Bueno tú solías ir y venir con él, y solían dar muchas vueltas por la institución... No, no pienses mal, no es que te persiga por los pasillos, claro que no, o al menos no tan así. Simplemente cuando algo llama mi atención me es difícil no voltearme a observarlo. 
En un momento durante la clase estaba mirando como maniobrabas con una lapicera en tu mano y al parecer te percataste de mí, y de un momento al otro volteaste y me sonreíste. Pienso que habías notado que te miraba, porque puede que la mayor parte de la clase lo hacía, sin perder el hilo del tema obviamente... O eso creo.
En fin... Lo bueno era que también esquivabas el contacto de Jae y con él era más notorio que conmigo aquella vez que hablamos, a él lo mantenías a más o menos medio metro de distancia y evitabas los intentos de acercamiento del chico, al parecer te incomodaba demasiado.
Aquello me llevo a hacerme un sinfín de preguntas... ¿no le gusta el olor de la gente? Le tiene fobia al contacto con las personas en general, ¿o sólo a los chicos?, ¿odiaba mi fragancia barata?
Y así me propuse intentar conocerte y conocer el porqué de esa manía de mantener a todos alejados. Quería saber que escondía esa mirada profunda y esa sonrisa mágica. Quería conocer completamente a la bella Sam.

 



MarieTessa

#2192 en Joven Adulto
#3367 en Otros
#1076 en Relatos cortos

En el texto hay: cute, romance amistad, espaciopersonal

Editado: 04.12.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar