Suzy

MARIAM Y EL MISTERIO

Por fin llegaba la hora de dormir, era el momento que más esperaba en el día, además mis padres eran felices porque empezaba a dormir temprano aunque era extraño considerando que sabían que sufría noctambulismo. Estaba en mi habitación, leyendo uno de mis libros favoritos por décima vez, me lo había regalado mi primo cuando cumplí quince años y antes que él se fuera al extranjero.

Al fin pude quedar dormida y ya estaba en Rosas, benjamín me esperaba como siempre en el lugar donde hacia mi aparición, así lo que primero veía eran sus lindos risos y su perfecta sonrisa. Fuimos juntos a su lugar mágico y conversamos por un largo tiempo.

−tengo una gran duda− dije

−¿cual? − pregunto benjamín

−¿Por qué Marian es la mayor de todos? y ¿Por qué es la única que no se puede ir?−pregunté

−nadie sabe eso, lo único que sabemos es que ella es la primera en llegar aquí, nadie sabe cual es su historia y desde cuando esta en este lugar −me miro seriamente

−¿nadie ha tratado de preguntarle?−pregunte mirándolo fijamente para ver si podía sacar alguna respuesta pero el agacho la cabeza y dijo

−nadie se atreve hacerlo de nuevo, ella misma no lo recuerda y sufre mucho al tratar de hacerlo, este mundo esta conectado a mariam, el dia que se puso triste el cielo se hizo gris los colores se fueron y por mucho tiempo los sueños fueron como un espacio negro hasta que volvió a estar feliz nuevamente, nadie sabe la razón de esa conexión y nadie sabe por qué ella no puede volver como todos nosotros, desde ese entonces esta prohibido su pasado− respondió tristemente

−Benjamin, tengo algo mas que preguntarte encontré una libreta con mi nombre de un hombre que me vigilaba un día lo perseguí y se le cayó cuando desapareció ante mis ojos ¿Sabes algo acerca de eso?−cuestione mirándolo fijamente

−no se nada sobre eso, nadie ha recibido nada parecido a de lo que tu recibiste no podría decirte nada de eso. Mas bien quisiera verlo pero lastima que no puedes traer nada de allá al menos que pertenezca a Rosas.

Me quede pensativa y un poco asombrada de todo lo que me había dicho. No me imaginaba cual era el misterio que rodeaba a Mariam y por qué nunca podía volver como todos nosotros y cuál era su pasado que tanto le atormentaba, quería saberlo pero tenía miedo de que me expulsen y de que todos no podamos volver jamás, pero sobre todo estaba más curiosa por el misterio de la libreta y el hombre desconocido que me atormentaba cada día mas.

Estaba decidida a investigar más a fondo la libreta y saber si realmente pertenece a rosas o en realidad estoy siendo asechada por un loco acosador, espero y ruego que sea lo primero, tal vez trayéndolo pueda saber algo más sobre ese misterioso objeto en cuanto a Marian no sabía qué hacer en realidad tenía tanta curiosidad pero temía que ella me expulsara pero quizás si investigaba por mi cuenta algo podría descubrir y saciar mi curiosidad por tanto nadie saldría expulsado ni en sueños nublados. Y así lo iba a hacer.

Ya era hora de regresar esta vez me apure en despertar para la sorpresa de mis amigos que siempre veían que me quería quedar en rosas tofo el día si era posible. Lo primero al despertar fue agarrar la libreta y buscar si tenía algo escrito pero no había nada las paginas se encontraban en blanco al igual que mi mente al buscar una explicación de por qué alguien tendría una libreta grabada con mi nombre o tal vez ese hombre también se llama suzy, bah lo dudo, había entrado tanto misterio en mi vida en tan poco tiempo que ya empezaba a dudar si la libreta no fuera mágica y con un hechizo podría ver todo lo que contenía pero el único hechizo que sabía era ella habrá cadabra pero luego no más, agarre mi celular con el fin de tomarle una foto y así lo hice y cuando lo acerque había algo que no me había fijado era unos dígitos muy pequeños que no podía ver bien así que corrí hacia el cuarto de mis padres sin importar que ellos estuvieran durmiendo y agarre la lupa de mi padre que solo lo usaba cuando disfrazaba de Sherlock holmes, acerque la lupa y había unos números y letras que eran M506A85R0I31.

Toda mi vida se había vuelto un gran misterio como si estuviera dentro de un laberinto que cada vez que pienso que lo estoy resolviendo algo viene y de nuevo tengo un rompecabezas que descifrar, tenia que saber todo lo que pasaba en los días grises que tanto temían y que era el misterio que envolvía a esa libreta y al encapuchado que me seguía.
 



louwash

Editado: 14.02.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar