Tattoo's

tres

Siempre supe que él me gustaba, al menos desde que tuve la capacidad de entender que los chicos eran lindos y no te pegaban los piojos.

Nos habíamos conocido desde que éramos bebes, hasta habíamos nacido en el mismo hospital.

Y siempre habíamos sido amigos.

Hasta los 12 que me empezó a gustar.

Pero ya saben, las niñas maduran antes que los niños y él no se dio cuenta de nada.

Solo porque siempre estaba pegado a su Xbox.

Y luego a los 16, solo se fue, pero nunca me dejo de gustar.

 

 



vegvisir

#22900 en Novela romántica
#3881 en Chick lit

En el texto hay: amor, tatuajes, love

Editado: 05.02.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar