Te quiero sólo para mi

Capítulo 17

Me faltó tiempo para llamar a Alex, como bien dijo Ana no me costó mucho sacarle una cita. 

Mi venganza va a ser lo mismo que me ha hecho Lucas, es decir, quedar con él para dejarle plantado con la diferencia que yo le voy a decir la dirección del restaurante donde voy a cenar con Alex. 

¡Que se joda!

¿Os podéis creer que no me ha parado de llamar? Decidí descolgar y como siempre me contó una milonga que me puso más cabreada de lo que estaba.

FLASHBACK

Cansada de escuchar el teléfono decido descolgar. Le suelto el típico "¡Que!" que significa "a ver lo que dices para salvarte".

Lucas: Nena perdóname, tenía una reunión con varios socios del hospital y se me olvidó llamarte.

María: Ya... ¿Y "esos socios" se han fundido en uno y se han convertido en modelo?

En este momento, Lucas se queda callado pero sé que está al otro lado de la linea ya que lo escucho respirar. 

María: ¡Mira Lucas cuando decidas comportarte como una persona fiel y comprometida con su pareja, me llamas!- Le cuelgo y suelto el móvil en la mesilla. En toda la noche no volvió a llamar, lo que me decepcionó bastante.

FIN DEL FLASHBACK

En fin, como no ha vuelto ha vuelto a llamar confirmó lo que le dije. Es un inmaduro, infiel y descerebrado y gracias pero no necesito una persona así en mi vida.

Después de trabajar, vuelvo a casa y me pongo a decidir que ponerme. Estoy entre un vestido rojo largo con una apertura en la pierna y un escotazo de infarto junto con unos taconazos negros, o un vestido corto con la espalda abierta y pegado junto con unos zapatos dorados a juego con las perlas de la espalda del vestido.

Me decido por el rojo ya que necesito todas las armas de seducción, me maquillo dando intensidad en los ojos y labios, me peino con un recogido que hace que mi cuello parezca mas estilizado.

Ana me da el visto bueno con una enorme sonrisa y un guiño. En ese momento, suena el timbre. Abro y la boca se me abre de tal manera que creo que se me va a descolocar la mandíbula, cabe destacar que Ana esta igual.

-¿¡ALEX!?- Digo con los ojos abiertos. Él me da una sonrisa pícara que hace que se me caigan las bragas, ¿este tiarrón de donde ha salido?. Ese traje negro con la camisa blanca le queda muy muy bien. 

-María veo que eres como el vino, cada año que pasa estas mejor.- Dice Alex cogiendo mi mano y besándola.

-Cojo el bolso y nos vamos. Pasa y como si estuvieras en tu casa.- Digo con una sonrisa, mientras voy hacia mi habitación a por mi bolso. Escucho que Ana saluda a Alex y viene hacia aquí. 

-María de mis amores, como pierdas esta oportunidad con ese bomboncito que tenemos en el sofá te mato.- Mientras dice esto me arrebata el bolso y veo que me mete 6 preservativos. Como siempre ella pensando en el sexo.

La abrazo y me voy hacia Alex, que cuando me ve se levanta. Vamos hacia su coche. Le doy la dirección y ponemos rumbo al restaurante.

Es el típico restaurante de pijos, de esos que te cobran hasta el aire que respiras. Son las 21:23, esta mañana le envié un mensaje a Lucas para que hablásemos y le dije que quedábamos a las 22:00. Así nos da tiempo a Alex y a mi de ponernos cómodos. 

Pedimos la cena, pasta para mi y carne con ensalada para Alex. Mientras viene la comida bebemos un vino que ha elegido Alex bastante bueno. Ya son las 22:00 y veo a Lucas aparecer por la puerta buscándome.

"Prepárate para mi venganza"



LittleLioness1

#27925 en Novela romántica
#4590 en Chick lit

En el texto hay: destino, celos, amor

Editado: 14.04.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar