Tentación

๑∆CAPÍTULO 4∆๑

BROOKLYN:

—Maldito estúpido —grito enfrente de todos—. ¡A trabajar!

Ese tarado me dejo callada delante de mis trabajadores, maldito Janus nombre de perro, me las vas a pagar Hawk, eso no lo dudes. Empiezo a teclear en la laptop muy fuerte que siento que lastime una de mis uñas. ¡Joder! Acaso el día no se puede poner peor. O claro que si podía ponerse peor.

—¿Cómo está la hermosa jefa de este lugar?

—De la cagada —respondo dejándome caer en el respaldar de la silla

—Bien pues tengo planes para hoy

Todos tenemos esa amiga o conocida que siempre viene a llevarte de fiesta o salir a cualquier lugar, pues Betty es de esas amigas, estudie con ella en la universidad luego ella se casó y dejo de trabajar para hacer solo vida social. Qué lindo depender del bolsillo de tu marido que por cierto no me cae nada bien.

La pelinegra se acerca y me da un fuerte abrazo, odio cuando hacen eso.

—Necesito que vengas hoy —murmura a mi hombro, se porque quiere que vaya pero no quiero encontrarme con él—, si voy a fingir caras quiero que mi mejor amiga este conmigo

—Pensé que ya no éramos mejores amigas

—¿Qué? El hecho de que Adam no quiera que me junte contigo, no significa que deba hacerle caso

—Aja —separo sus brazos de mi cuerpo ya que me siento asfixia por tanto afecto—. Entonces ¿Quieres llevarme como castigo para Adam?

Medita antes de responder pero en eso llega mi mejor salvación llamada Olivia, gracias al cielo que mando a alguien. La rubia mira a Betty y luego a mí, sabe perfectamente que me incomoda estar con Betty después de lo que paso, por eso su «Mejor amiga» se lo puede meter por el culo.

—Tienes una reunión con los ejecutivos Brooklyn

—Gracias por recordármelo Olivia. Lo siento mucho pero tengo que irme, quizás en un tiempo alterno o un mundo paralelo te acompañe de juguete para molestar a tu marido —le sonrió levantándome. A mí nadie me toma de juguete para molestar.

—Olivia ¿Te gustaría acompañarme a un coctel?

—Lo lamento, hoy le vamos a dar la bienvenida a nuestro nuevo compañero Betty pero creo que el de seguridad está desocupado ¡A él puedes llevarlo de perro! —exclama Olivia con falsa alegría

—No cambias Olivia siempre de presuntuosa

—Sí, claro yo soy la presuntuosa —concuerda Olivia rodando los ojos delante de Betty—. Ahora si disculpas a Brooklyn, el de seguridad debe de estar desocupado.

La mujer bien vestida me da una sonrisa ladina antes de mover su cabello color azabache, cualquiera que la viera diría que es un bombón pero ciertamente Betty ante solo era porque ahora solo quedo la cobertura. Cierra la puerta en un azote muy fuerte, Olivia empieza a reír conmigo.

—Gracias por salvarme

—No te salve, los ejecutivos han solicitado una reunión contigo

—¿Ahora?

—Sí

—¿No quieres ser mi asistente?

—No. Ahora anda que ya deben estar todos

La reunión era para celebrar nuestro puesto de invictos tres años seguidos como la revista número 1 en todo Nueva York. Tenemos un nuevo proyecto que consiste en renovar nuestra revista, han pasado muchos años con los mismos logos y estamos pensando en cambiarlos y agregar más a la revista Wanderlust, temas innovadores.

—¿Qué opinas Brooklyn? —pregunta uno de los ejecutivos

—Me parece que es una excelente idea pero creo que podíamos dejar la sección internacional y aumentar un poco más la nacional y local

—Son noticias —minimiza la mujer que se encuentra a la cabeza de la mesa— nadie lee eso hoy en día para que gastar páginas que a nadie le interesa

—Si no se ofende, las noticias son muy importantes y nos ayudan como población a conocer la realidad en la que vivimos

—Somos una revista, no un periódico o noticiero, las personas quieren olvidarse de lo aburrido de la sociedad, ellos quien diversión y entretenimiento. Yo opino que la sección de farándula se amplié y agregar moda y belleza como una sección permanente

—Básicamente quiere que sea una revista rosa que cuenta chismes y te enseñe como arreglar tu cuerpo en vez del cerebro —comento mirando a la mujer que cree que los noticieros no son importantes—. Somos una revista sí, pero también informamos y no estoy de acuerdo con que quiten los artículos de información nacional e internacional para agregar quien salió con quien o que color de esmalte te da

—Las noticias están por las redes señorita Walsh, ya no es necesario colocarlos en una revista, eso ya no vende

—¡¿Qué más falta?! Sacar cultura y deporte

—Pues no es mala idea —concuerda la mujer entrelazando sus dedos

Tomo la botella de agua un poco enfada frente a que algunos de los ejecutivos están pensando lo que la señorita sin cerebro está proponiendo, en qué mundo es posible plantearse la idea de que las noticias no son importantes, todos debemos estar informados. Aquella mujer es una de las encargadas por la señora Callie Smith la dueña de Wanderlust y es por ello que tiene mucho peso en la revista.



Artist.31

Editado: 15.10.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar