The Witch

capitulo 7

Elizabeth.

Llegó al despacho de mamá, toco la puerta y cuando escucho un adelante la abro y entro, ella está en su escritorio revisando unos documentos y ni siquiera me mira.

Mi madre es una mujer de tez blanca, con cabello rojo igual que el mío y ojos cafés, su mirada es mil veces más temible que la mía y su voz fuerte y autoritaria ha  sido una de las más grandes brujas de la historia.

-siéntate Elizabeth. -Me dice levantando la cabeza y mirándome con esos inexpresivos ojos.

Me siento y solo espero que empiece a hablar.

-que hiciste con los nuevos sirvientes, como los castigaste y me explicas porque escogiste a una niña y mejor aún porque está en una habitación al lado de la tuya.

- ya les asigne sus labores y no madre no los castigue me los diste a mi así que yo hago lo que quiera con ellos no, Natalie está en otra habitación porque la voy a educar y será una de mis damas de compañía cuando sea reina. -Le contesto mirándola de la misma manera que ella y con la cabeza en alto.

Ella me mira y me da media sonrisa dejándome un poco confundida.

-Bien Eli has aprendido bastante recuerda nunca te dejes de nadie lo tuyo es tuyo que eso no se te olvide.

-Ahora con respecto a la reunión tú sabes muy bien lo que pasa cuando se infringe esa ley no así que no diré mucho de eso, quiero que en la tarde vayas a visitar al aquelarre del Norte me llego la información que están maltratando demasiado a los sirvientes y también a las brujas de baja categoría tú sabes que aquí no se permite eso así que vas a enseñarles lo que se les hace a las brujas que se creen más y no respetan las normas entendido. -Se a qué se refiere mamá no me gusta ser así pero cuando es necesario hay que hacerlo además tengo que hacer que me empiecen a respetar y las normas también.

-Está bien madre algo en especial que quieres que les haga?

-No lo dejo a tu criterio llegaras de sorpresa lleva suficientes guardias y quiero que te quedes unos días supervisando todo.

-No hay problema así lo hare partiré en una hora madre.

Llamo a Ana le pido que aliste mis cosas y las de Nata para que nos vayamos también le aviso al capitán de la guardia para que aliste a quienes me acompañaran incluyendo a Adam aun no confió en el me da una mala sensación.

El aquelarre del norte está dirigido por Susan una bruja fuerte y justa lo malo es su hija quien está a meses de encargarse del puesto de su madre ella es cruel, egoísta y no tiene respeto por nada aparte de eso me detesta y cree no soy digna de ser la futura reina.

Pero hoy voy a enseñarle quien manda y porque soy la heredera.

Teniendo ya todo listo para el viaje creo un portal lo suficientemente grande para todos apareciendo directamente en el salón central del castillo del aquelarre del Norte, todos los presentes en el salón se asustan por nuestra inesperada aparición, los guardias nos apuntan y disparan, pero su ataque queda en el escudo protector que creo, cuando me reconocen se inclinan de inmediato y me saludan con respeto pidiendo una disculpa por el ataque.

Grande es mi sorpresa cuando me doy cuenta de que he llegado en el momento justo cuando Camila está torturando a una de las brujas de bajo poder que trabajan en el  castillo por un sueldo y su comida sirviendo de fuente de ingresos a sus familias, le estaba causando demasiado dolor la pobre se retuerce en el suelo debido a los espasmos está utilizando un hechizo de tortura que sólo es utilizado en situaciones de extrema necesidad, ella me mira fija y desafiante sin inmutarse en saludar a la que pronto será su reina y sin parar su acto de crueldad esperando que yo haga el primer movimiento pero no será así no aun. 

Parece que la noticia de mi llegada corrió rápido de la nada aparece Susana y de ver lo que su hija está haciendo inmediatamente le quita el hechizo a la pobre bruja para que otras empleadas se la lleven yo solo le doy la última mirada a Camila quien no parece querer dar su brazo a torcer.

-Princesa un gusto tenerla por aquí. -Susana me saluda inclinando la cabeza haciendo que ambas rompamos el ambiente tan tenso que se había formado.

-Mi querida Susana mucho tiempo ha pasado desde la última vez que te vi, al parecer las cosas han cambiado un poco por estos lares. -le digo desplazándome por el lugar y dándole una mirada de pies a cabeza a Camila.
En ese momento Susana se acerca Camila diciéndole: 
-Camila saluda a la princesa Elizabeth, No seas grosera.
-Buenas tardes su alteza. -dice Camila con una risa burlona. 
-Buenas tardes veo que te has estado divirtiendo bastante no?.
-Claro princesa para eso para lo único qué sirven estas pocas cosas que tenemos como empleados no cree.

-Uuumm yo creo que en ese sentido tenemos conceptos de muy diferentes.

Sigo caminando hasta situarme en el pequeño trono que tiene el salón sentándome en el y dejando sentir un poco mas de mi poder logrando que todos agachen la cabeza.

-Vine porque hay cosas que se deben corregir así que pienso quedarme unos días, arreglen una habitación donde estemos cómodas Natalie y yo, y otras para mis guardias y sirvientes.

-Claro su alteza en 10 minutos estarán listas mientras tanto que porque no pasan a tomar algo en lo que esperamos.

-Está bien, vamos Susana pero ten en cuenta que en la noche necesito hablar contigo a solas. -Camila me da una mirada furiosa diciendo entre dientes un permiso y se va dejando a susana con una mirada preocupada.

- No hay ningún problema Princesa. -dice antes de ordenar las habitaciones y que nos sirvan algo de beber en el comedor.

Tómanos lo que se nos ofreció y ya listas las habitaciones cada uno se dirige a la que le fue asignada, yo no necesito guardia las 24 horas así que solo subo con Nata a la de las dos no pedí una separada porque prefiero cuidarla yo misma.



Angelikpaz

#8804 en Fantasía
#1773 en Magia

En el texto hay: amor decepcion dolor, magia reina, hechiceras

Editado: 24.03.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar