Tráspaso: Destino Fronteras

Capítulo 13: Regreso

Escuchamos la lluvia de balas que nos deja atrapados como si fuéramos ratones.

—Vamos Zack, coopera un poco conmigo— dice Logan por el megáfono.

Escuchamos el ruido de tanques y camiones pesados, nos largamos antes de que nos asesinen, Arturth y yo comenzamos nuestra magnifica salida, bajando las gradas del estadio buscando la salida que nos lleve a las calles del parqueo.

Siento como lanzan una bomba que poco a poco ayuda a destruir la estructura y lo peor es que viene cerca de nosotros, los pedazos de escombros rebotan en mi cara y cuero cabelludo.

Lo único que estoy agradecido es de salir lo más rápido posible, solo corremos y corremos hasta nuestro auto y largarnos lo más lejos posible.

—¿Qué demonios? — dice Arturth.

—Logan nos tendió una trampa o aniquilo a tu contacto— respondo.

—¿Y ahora qué? — pregunta.

Creo que tendré que hacer lo correcto o quizás utilizar el plan b.

—La llevare con las grullas— digo.

—¿Por qué? —

—Para protegerla de Logan — respondo.

Arturth me lleva al campamento de mi hermano para poder buscar suministros y claro un nuevo vehículo que nos permita cruzar hasta a Petén en donde se cree que hay un campamento de las grullas.

El viaje se vuelve muy pesado para mí, así que reclino un poco el asiento para poder dormir y quizás meditar por la decisión que tome ahora. Sky debe estar a salvo y no puede caer en manos de Logan para venderla como mercadería barata y lo peor de todo que países se pelean por ella para recibir el crédito por descubrir una cura y enriquecerse.

Al despertar el grupo de Gary nos recibe con los brazos abiertos, pero no saben que les tengo una mala noticia.

—Hermano, que bueno volver a verte— dice Gary mientras me abraza.

—Si, es bueno volver al hogar— digo.

—¿Dónde está Alan y Natalia? — pregunta.

—No sobrevivieron— respondo fríamente.

Gary se queda reflexionando un momento y trata de contener las lágrimas.

—Murieron protegiendo a Sky — digo consolando.

—¿Qué paso con la pequeña? — pregunta evasivamente.

—Dormida, esta drogada y no sabemos cuánto tiempo dura— respondo.

Me instalo en el campamento mientras le cuento nuestra travesía regresando a la ciudad y le comento sobre las grullas a mi hermano para que vea que solo quiero enmendar mis errores y sobre todo proteger a eso que vino a mi vida inesperadamente.

—Estás haciendo lo correcto y si quieres trata de buscar suministros buena suerte, tenemos recursos muy limitados con la última visita de Logan—

Escucho como Sky gime un poco para levantarse, algunos enfermeros la atienden y ahora le toca descansar un poco y necesita suficiente energía para continuar nuestro viaje en busca del campamento de las grullas.

Comienza a oscurecer y preparamos la fogata y un poco de comida, una lata de sardinas calentadas y agua potable casera ya saben de esa que se pone a hervir para que no enfermarte con una maldita bacteria.

Arturth y Gary están felices por su reencuentro y comentamos de los viejos tiempos, esas historias que debemos vivir una vez en la vida y se cuenta con una sonrisa a pesar de que salió mal. Lo único que me pongo a pensar es sobre cómo darle la noticia a Sky.

Me levanto para verla antes de dormirme y veo como su respiración es normal y comienzo a pensar que hubiera pasado el día en que Alicia me la presento o si la hubiera abandonado en ese momento, creo que no estaría en esta situación tan difícil.

—Zack— dice Sky despertándome.

—¿Qué paso? — digo.

—Es cierto que me vas a abandonar — dice Sky.

—Escucha bien ...— digo mientras reacciono.

—Dime la verdad—

—Las grullas, son una organización que podrá cuidarte mientras me encargo de Logan— digo.

—Nunca nos habíamos separado y tengo miedo de perderte—

—Escucha muy bien lo que diré, pase lo que pase siempre te cuidare y siempre seré tu protector, vamos a ir con las grullas y les dirás que eres la esperanza para restablecer a la humanidad — digo.

—No quiere ese destino— niega.

—Es difícil aceptar nuestro destino y es peor cuando es uno que no nos agrada, pero igual manera siempre tenemos que aceptarlo sin importar que pase después— digo serio.

Sky se duerme junto conmigo como si fuera la última vez que pasara. La mañana siguiente tomamos un vehículo y provisiones para continuar nuestro viaje. El objetivo es que las grullas poder encontrar una cura y no negociarla.

—El campamento está en la isla de Flores, ten cuidado porque esta custodiado por militares y pueden que te intenten matar. Trata de ir en barco de migrantes— recomienda Gary.

Arranco el vehículo y comenzamos nuestro nuevo destino. Arturth decidió quedarse un tiempo con Gary y después regresara a la ciudad. Sky y yo comenzamos nuestra travesía, la primera parada será ciudad Salama.

 



ID Roga

Editado: 30.09.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar