Tu Profesor de Besos

27- Mi Profesor de Besos

                                                  Greta

Todo el fin de semana pensé en el beso que nos dimos, era algo mágico, sus labios fríos con los míos, su aliento a menta, cuándo rozó mis labios con los suyos, sentí que iba a explotar; nunca me he sentido tan bien, mi corazón iba a salir a flote. Pero lo último que dijo antes de irse fue muy impactante y cabron, con eso me dijo que no se besar, es obvio pero me dolió. Maldito egocéntrico pero ¿como tomar ese besó? 

Estar en la clase de literatura me deja pensativa, ahorita no estoy escuchando la explicación del profesor, dentro de unos minutos va a tocar la campana para salir al recreó, pero quería ir a la dirección a dejar el libro que me dio Paolo; me sirvió bastante he aprendido mucho más, mañana comienza los exámenes y creo que estoy preparada. 

Voy para la dirección a dejar el libro, tocó la puerta pero nadie contesta, así que pasó, agradezco que hoy en todo el día no he visto a Tormenta si le vi pero desde lejos, ¿como un hombre puede verse tan sexy con camisa?, no puedo creer que me besó un tipo como él, seguro tiene una larga fila de chicas y yo sería la última. Es atractivo para mí pero a llevarlo más allá ni loca. 

Los últimos serán los primeros

No para nada

Buscó donde estaba el libró y encuentro su lugar, dejó ahí y voy a abrir la puerta pero alguien abre antes que yo... y es Paolo. 

~Señorita Flores, viniste a devolver el libró, que bueno - comenta formal y serio 

¿Que le pasa? ¿y tu lenguaje informal? 

~Sí, ahora me retiraba - digo y doy un paso pero este me detiene poniéndose en frente de mí, veo que cierra la puerta con llave. 

Mierda, esto no me gusta para nada, no me gusta quedarme sola con él. 

~Señorita Flores creo que deberá quedarse, por el momento la directora está dando algunas directrices - dice y me da una sonrisa de lado 

~Por eso mismo me debo retirar señor Arquitecto 

Ya me esta hartando ésto, estoy empezando a ponerme nerviosa, mis piernas tiemblan al igual que mis manos, no ha empezado el frío y ya me andan temblando. 

~Pero no tiene importancia señorita - réplica y yo bufo dándome la vuelta para sentarme 

~A ver Paolo, deja lo de señorita, ¿como supiste que estaba aquí? - pregunto fastidiada

~Te seguí - responde y yo me quedo sorprendida

~¿Que onda contigo Paolo?, no estoy entiendiendo nada - bufo y Paolo se arrodilla frente a mí mirándome fijo. 

~Nada Pastelito, sólo que me gusta molestarte - contesta y se para nuevamente

~A mi no me gusta, así que para - replicó y Paolo se vuelve a acercar a mí y pone sus manos en los bolsillos

~Tú empezaste esto Pastelito - me culpa y yo le miro mal, me levantó con impulsó 

~Ahora yo soy la culpable de que tú me molestes, ¿que te hice? - digo enojada, este se ríe 

¿Y ahora de que se ríe? 

~Probemos una vez más - dice y me agarra de la cintura, me empieza a besar lento como la otra vez, luego avanza un poco más rápido, sigo su beso, y no se porqué lo hago - Falta practica Pastelito, demorarás en aprender, pero tienes suerte que yo sea tu Profesor - dice y yo le miro mal 

~Eres un maldito egocéntrico - digo enojada, camino para abrir la puerta pero la llave no está, doy la vuelta pero Paolo me acorrala con sus manos 

~Esta clase aún no termina Señorita Flores - dice y me besa de golpe, me tomo por sorpresa eso, siento mis mejillas arder, Paolo agarra mis dos manos y apoya fuertemente en la puerta, me sigue besando violentamente pero suave a la vez, roza sus labios - Pastelito sólo tienes que mover esos labios al ritmo de los míos, no esta tan difícil, si te dejas de ponerte tensa disfrutarás más de esta clase que es la primera, Probemos de nuevo pero lentamente, solos roces 

~S-i - titubeo, Paolo roza su labio superior con mi labio inferior, le hago lo mismo, él se separa pero todavía no me deja libre

~Entiendes ahora Pastelito, soy tu Profesor de Besos - dice susurrandome en los oídos - Puedes retirarte ahora, le hago caso sin decir nada, tengo mi corazón apunto de salir a mi boca, Dios mío esto es nuevo, es demasiado denso para mi, que me pasa por que no le dije que no ¿porque? 

¿Me gustó que me besara?

¿Cuando perdí mi cordura? Mi dignidad ya no existe en frente de Paolo

Carajo, esto no puede estar sucediendo, ¿que se supone que somos ahora? 

Veo a las chicas sentadas en la mesa hablando con Carlos y Richard, voy juntos a ellos y me siento

~Greta ¿estas bien? - pregunta preucupado Carlos 

~Sí, solo que estoy con dolor de cabeza - miento tratando de dar una sonrisa para que sea real mi mentira 

~Se nota tienes las mejillas rosaditas - comenta Ari, y me toca estas 

~Se me pasara después, ya fui en la enfermería- digo y Richard me pasa su botella de agua, la acepto y me la tomó 

~Por eso no estabas cuando la directora dio los anuncios de la posible fiesta por la renovación del colegio - dice Taira dándome un abrazo 

~Sí, ¿como va a ser la cosa? - pregunto aunque este fuera de sí

~Bueno la fiesta se realizará el otro mes que viene, la construcción ya ha avanzado bastante y las aulas nuevas que se realizarán ya empiezan mañana, también dijo que posiblemente pueda haber una universidad con el nombre del colegio pero en otro lugar - me explica Richard y yo asiento 

~Te olvidas de decir que también nos iremos de excursión después de la primera semana de exámenes - comenta Carlos a Richard 

~Guau si que está mejorando el colegio, antes nunca habíamos ido - comentó sorprendida

~Bueno entremos a la clase, seguro la maestra de ilustración ya está arriba - dice Taira y asentimos todos y subimos por las escaleras para entrar en nuestra aula

Luego de varias horas de clase, llega la salida, por suerte hoy sale temprano Miguel, necesito hablarle y disculparme por lo del viernes, seguro lo deje plantado. Le veo salir y le agarró del brazo



chica vulnerable

#610 en Novela romántica
#185 en Chick lit

En el texto hay: amor amistad odio

Editado: 17.11.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar