Tú y Yo, amor eterno

Capítulo 18

Gustavo.

No bebo muy a menudo pero, diablos, en este momento estoy bastante borracho. Ana salió con ese imbécil, Félix, tres veces durante sus vacaciones de invierno.

Lo que no puedo entender es cómo ella me besó ese último día de escuela, y luego fue directo a los brazos de Félix.

Debería haberle dado un pase de detención.

Caminé hasta su casa esta noche, o más bien me arrastre. y estoy esperando a que regrese. Sólo quiero verla, quizá incluso hablar con ella. La última vez que él la trajo a su casa, intentó besarla, y ella casi se lo permitió.

Tal vez sabía que yo los observaba porque echó una mirada alrededor antes de entrar, sola, dejando a Fisher en su umbral. 
Fue genial ver cuánto deseaba él ese beso, cómo lo esperaba, y cómo no lo consiguió.

Ana ha estado fuera por casi tres horas otra vez. Probablemente viendo alguna estúpida película y comiendo alguna estúpida cena. 
Tan estúpidamente predecible.
Soy tan estúpido. 
Cuelgo mi estúpida cabeza en mis manos y tiro de mi estúpido 
cabello.

Estoy bebiendo alguna clase de ron envuelto en una bolsa de papel de la tienda de licores. Me he convertido en un cliché; el borracho ex-novio que acecha a la mujer que ama y que simplemente no puede dejar ir.

Mi estómago quema por el alcohol, 
así que dejo de beber. Es la primera cosa inteligente que he hecho esta noche.

Quería continuar sosteniéndola y 
besándola, pero no era posible. Nuestra relación no es posible. Mi corazón duele tanto que siento dolor físicamente.

No, Espera. Eso es por el ron.

Me inclino fuera del porche y vomito lo único que tengo en el estómago: alcohol. Estoy a un paso de acurrucarme en una pelota y llorar. Qué demonios, término por 
acurrucarme y dejar que el dolor me tenga… Entonces me desmayo.

*********

Ana.

Al llegar de mi cita con Félix lo primero que noto es a alguien durmiendo en la entrada de mi puerta, me despido rápido y comienzo a correr, gracias a Dios Félix no se dio cuenta.

Mi corazón se detiene por completo, al notar a Gustavo acurrucado en la entrada de mi casa. En la mano lleva un botella de licor.

Abro la puerta de mi casa y voy directo a buscar a mi padre.

-Papá puedes ayudarme.

-¿Qué paso hija?, ¿estas bien?

-Si, papá estoy bien, solo es Gustavo.

-¿Que le paso al muchacho?

-Esta en la entrada de la casa, borracho. ¿puedes ayudarme a llevarlo hasta mi habitación?

-¿te has vuelto loca?, te ayudare pero lo dejaremos en la habitación de invitados.

-Eres el mejor papá.- le beso la mejilla y bajamos las escaleras en busca de Gustavo.

Lo tomamos y lo subimos hasta la habitación, mi padre lo deja sobre la cama y le quita los zapatos.

-Iré por unas aspirinas y un vaso con agua, tu arropalo bien.

-Si papá.- lo arropo y le beso la frente.

Mientras Gustavo duerme plácidamente, mi padre y yo hablamos de lo que esta pasando y él me aconseja luchar por amor.

 

Feliz lectura 😍
No olviden comentar y votar si les gusta 😘🐣🐤🐥



Maria_isabel

#23231 en Novela romántica
#8661 en Joven Adulto

En el texto hay: amor, verano, corazonroto

Editado: 05.08.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar