Un bonito viaje

Capítulo 9

Después de los ataques en el desierto hasta que fue salvado por una chica Moan que con su Blaziken, Pichon y la Gardevoir Niña los salvó, ahora están a salvo y veremos que ocurrirá en este capítulo. 

 

-Oigan tórtolos ya se pueden dejar de abrazar-A pesar de que el comentario allá sido obvio lo dijo con un tono de molestia

Ambos niños abrieron los ojos lentamente buscando a los cacturne con la vista pero solo estaba la muchacha con sus dos pokemones a los lados, entre esa busqueda inútil pero las miradas de Richard al igual que la de Laura se encontraron y se separaron al instante con un sonrojo dibujados en las caras mientras que el Tranpich estaba en el suelo. 

-¿Y bien?- Pregunto 

-Ah si, soy Richard- Dijo el entrenador

-Soy Laura- Dijo la amiga de Richard

-Aver parece que necesitan descansar despues de la asustada fea que tuvieron- Decia Moan

-Supongo que si-Le respondió el adolescente

-Si pero estamos en medio de una meseta- Le contradijo Laura

-Novatos- Les dijo a Moan

La chica movió una roca que debajo tenía una escotilla y la levantó. 

-Si no quieren quedarse afuera entren-Decia ella

-Okey creo que no tengo opción- Respondió Laura

-Opinó lo mismo- Agregó Richard

La adolescente se metió en la escotilla donde empezó a bajar gritando como si estuviera en una montaña Rusa que tenía más giros que una ruleta y su amigo repitió lo mismo pues por detrás se escuchaban sus gritos que esta vez eran un poco roncos de seguro su garganta ya estaba al límite de lo que podía soportar sus gritos pero por detrás de el iba Moan que simplemente estaba relajada, Laura y su amigo cayeron uno encima del otro con muchos mareos de por medio mientras quien los salvó estaba perfectamente bien. 

-Bueno supongo que deberíamos empezar de nuevo- Propuso la muchacha-Me llamó Moan y tengo 23 años-

-Tengo Laura y me llamó 14- Respondió al revés la pobre Laura

-Soy Richard y tengo 13-Dijo despues de su amiga

Moan es una chica bajita, con un cabello largo en la parte izquierda mientras que la derecha esta pelada y es muy flaca, vivía en una cueva amueblada así como iluminada como una casa normal con habitaciones respectivas como la cocina, ella ayudó a que se levantaran los adolescentes del suelo pues ya el entrenador estaba con cara de vomitar en algún momento. 

-Bueno¿ Y tu como sabias que estábamos en peligro?- Le preguntó a la bajita

-Bueno pues yo estaba buscando mega piedras en el desierto pero, cuando ví que anochecio, no te que no me acechaba ningún Cacturne y ví que en realidad no me seguían porque muchos de ellos los acorralaron a ambos- Le contaba

-estamos agradecidos- habló Richard

-De nada, bueno y ¿Que hacían ustedes por el desierto a altas horas de la noche?-Pregunto la joven

-Pues queríamos buscar al Fósil maníaco en el pueblo pero tuvimos algunos inconvenientes para pasar el desierto- Le respondió Richard algo avergonzado

-Bueno, yo tengo el número del fósil maníaco así que puedes decirle pokenavegador- Le decia-Muy bien, pasarán aquí la noche y a la mañana continuarán su camino ¿Les parece bien?- Propuso

-Si-Contestaron ambos

-Algo más ¿no tienes una ventana? Esque hace un poco de calor-Preguntó el

-Por supuesto, a mi me pasa-Respondio

Moan se acercó una parte de la pared, colocó su mano y apartó una cortina que tenía el dibujo de unas rocas que se confundían casi perfectamente con la pared revelando una ventana de buen tamaño que tenia otras cortinas idénticas a las primeras que ellas hizo a un lado y que, también, las hizo a un lado. 

-Bien, descansen en los sofas y buenas noches- Les deseo a los adolescentes y se fue a una habitación

-Igualmente Moan- Les desearon Richard y Laura

-Deberíamos sacar a los pokemones para que ellos también tomen un poco de aire antes de acostarnos- Propuso ella

-Si hagamoslo- Le contestó

Ellos sacaron a sus pokemones quienes, después de salir de su pokeball, se es tiraron excepto Hitmonlee quien se mantuvo quieto y después los pokemones al igual que sus dueños durmieron plácidamente como bebés dando inicio incluso pequeños ronquidos, los chicos dormían en los sofas, mientras que Melmetal dormía sentado, Honedge estaba con su funda puesta recostado encima de su dueña, Beheeyem acostada al lado de Hitmonlee, este último estaba durmiendo recargado en la pared y Eletrike dormía a los pies dem sofá donde estaba Richard

A mitad de la estrellada noche, Hitmonlee despertó y se fue lentamente a la ventana sin hacer ningún ruido y se puso a ver la noche escuchando el tranquilizador silencio pero no estubo solo pues se acercó la Beheeyem quien se sentó en la ventana al lado de su compañero de combates. 

-Be(¿Problemas para dormir?)- Le preguntó

-Lee-(En lo absoluto)- Contestó

-Yem Beheeyem(A mi no me mientas, sabes que te puedo leer la mente)- Contradecía

-Hitmonlee(¿Entonces porque preguntas?)- Preguntó

-Beheeyem(Te e notado que desde el día que te conocí algo preocupado por algo)- Dijo

-Hit Hit(Desde ese día que enfrente a ese Houndoom con su entrenador que era parte de un equipo y temo que no pueda proteger a mi amigo ni a ustedes)- respondió

-Beheeyem(Bueno te tienes que calmar porque sabemos cuidarnos) -Dijo y soltó un bostezo-Yem yem yem(Bueno deberíamos descansar porque mañana es un día largo)-Le decía mientras tenía unos parpadeos pesados

La Beheeyem antes de regresar a su siesta le dio un beso a su compañero antes de volverse a recostar y Hitmonlee quedó un poco ruborizado haciendo que se demorará un poco en regresar a dormir el para que la pequeña tipo psíquico no la viera rojo hasta que ella se durmió finalmente y se acostó a su lado haciendo los menores movimientos bruscos posibles para evitar despertarla. 



Cremdeio

#1863 en Fanfic

En el texto hay: aventura, pokemon, amor

Editado: 10.12.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar