Un Maravilloso Desastre

Capítulo 5

Capitulo 5


Las gotas de lluvia impactaban contra los parabrisas. Los arboles se mecen de un lado a otro por causa el viento. La gente en sus casas refunfuñan y maldicen a la lluvia por estropearles sus planes. Otros son felices de que llueva, sentir las gotas impactar contra las ventanas, el olor a tierra mojada para algunos es la gloria. Para otros una simple molestia, no entiendo como la gente odia cosas tan bellas. Como odian lo que la naturaleza nos ofrece. Muchas veces los humanos no nos damos cuenta que todo lo que se nos ofrece es lo que necesitamos. Que no necesitamos dinero para ser felices. A medida de que el tiempo avanza, las cosas cambian eso lo sabemos perfectamente. No todo sigue igual.

Las costumbres pueden ser que sigan siendo las mismas si son buenas para nosotros, de lo contrario se olvidan. Se olvidan como olvidamos hacer ciertas cosas que tenemos que hacer. El ser humano en estos tiempos ha cambiado mucho su manera de pensar y de ver al mundo. Piensa que el dinero es lo más importante cuando no es lo que debería ser así, lo más importante en esta vida es saber disfrutarla y aprovecharla al máximo.

A veces pienso que estamos en este mundo para cumplir con un objetivo, otras para sufrir y otras simplemente pienso que fuimos un error. ¿Por qué un error? Porque sinceramente creo que este mundo hubiera estado mejor sin nosotros, poco a poco destruimos algo hermoso. Algo que dios se esmero tanto por crearlo para que nosotros los humanos ignorantes los destruyamos.

Las personas no les importa nada más que ellos mismos, ¿por qué lo digo? No les importa que estén en las calles tantos niños muriéndose de hambre, que maten animales, algunos para utilizar sus pieles otros por simple disfrute.

Solo quiero ayudar a cambiar, no el mundo ya sé que no lo va hacer. Solo quiero influir en la manera de pensar de muchos y que se den cuenta que lo que hacen está mal.

Quiero ver que el mundo vuelva a ser cursi, que las personas sepan que hay más que el dinero, se que el amor no te da comida, ni ropa. Pero que existan muchas personas que piensan que el dinero es todo me da lástima.

Solo quiero que todo cambie, que los jóvenes sepan cuáles son los verdaderos placeres de la vida, que no son ni salir a fiestas ni tener dinero, mucho menos ver quien entre dos amigos es el mejor ya que tiene más mujeres, ¿Donde quedo el caballerismo? ¿Se perdió? Pienso que, si algunos si sean así no quiere decir que los demás lo sean. Odio eso de juzgar por su portada, no deberían lo sé ya que soy una fanática de los libros. Siendo sincera juzgue bastantes libros, pensando que serian de una manera, cuando la realidad es que después de terminar de leerlos me di cuenta lo equivocada que estaba.

A partir de ese momento aprendí a que juzgar está mal, además somos humanos, no somos perfectos. Todos cometemos errores simplemente porque la vida no viene con manual.

Como decía cuando comencé, en algunos momento pienso que al estar aquí cumplimos una tarea muy importante, otras para sufrir y otras por un simple error ¿Que me llevo a pensar en esto?

- Caro... Caro... ¡¡CARO!! - Adriana me grita desde mi cama.

- ¿Ah? ¿Qué? - salgo de mis pensamientos.

- En que piensas mujer, tengo horas hablándote y no me paras.

- Mas bien en quien - Dice Sophia a un lado de Adriana.

- No estoy pensando en nadie - dije fulminando a Sophia con la mirada a lo que ella se encoge de hombros.

- ¿Entonces? Andas distraída mirando por la ventana desde que llegamos. - me ve con un ceja alzada.

- Solo pienso en cómo me gusta la lluvia y las cosas cursis, las cosas que muchos dejaron de hacer solo porque la moda de ahorita es otra cosa. En cómo me gustaría que todo fuera como antes, tan bellas. - Suspire dándome la vuelta y encararlas.

- Tienes razón. A muchos nos gustaría que las cosas cambien.

Cuando iba a responder a eso alguien toca mi puerta.

- ¿Quien?

- Caro aquí están tus amigos y Tefy - Me dice mi hermano al otro lado de esta.

- Diles que pasen.

Cinco minutos después mi cuarto se ve más pequeño de lo que es, al tener muchas personas en el.

- Ahora sí, ¿Que hacemos aquí? - Nos pregunto Adam.

- No sé, Adriana y Dylan tenía algo que decirnos. - Todos vemos a los mencionados que están súper nerviosos al ver toda nuestra atención hacia a ellos.

- Tenemos algo que decirles que es muy complicado, y nos preocupa la reacción de Caro - Ahora la atención está en mi, estoy confundida. - Todos sabemos por lo que paso y cuál es su opinión con respecto a este tema - inmediatamente me puse tensa. Creo saber de que están hablando.



Valentina

#15108 en Otros
#5277 en Relatos cortos
#23163 en Novela romántica

En el texto hay: secretos, amor, amistad

Editado: 19.09.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar