Un mundo de asesinos - ¿y tú, qué clase de asesino eres?

Capítulo 14: Cuchillos y más cuchillos

 

1

 

A lo largo del interrogatorio Joseph y Whitemore deciden que es momento de que el detective se entere de la verdad, conforme avanzan las preguntas van dándole información valiosa a Jane-Graham sobre el caso Asesino fantasma y las falsas identidades de las personas a las que Robert Wilson seguía.

— ¿Entonces ustedes son buenos? –Preguntó Newt.

Ambos asintieron.

—Han dicho suficiente, los dejaré en la mansión donde los recogí y después me daré una vuelta por la comandancia, estaremos en contacto.

 

                                                                         2      

 

El interrogatorio había durado toda la noche y ellos se encontraban demasiado cansados como para ir a trabajar, Joseph fue a su lugar de trabajo y adelantó su día de descanso excusándose en que había ido a una fiesta la noche anterior y Whitemore hizo lo propio.

El conocido por Newt como Walter Whitehouse se dispuso a caminar de regreso a casa pero no sin antes llegar al supermercado.

«Llevo días sin comprar algo para llenar mi refrigerador.» Pensó este.

—Creo que me alcanza para comprar algo de carne molida y hacer albóndigas rellenas –Dijo para sí mismo- O tal vez prepararme unos tacos.

Eso era algo que no se veía en Carbas, un hombre haciendo las comprar.

— ¡Señor Walter! –Gritó una persona a lo lejos del pasillo.

Whitemore volteó sólo para observar a la viuda de Robert Wilson aproximarse hacia él.

—He preparado una cena por la defunción de mi marido y quisiera que usted vaya –Comentó ella.

—Me gustaría ir pero…

White pensó un momento sus siguientes palabras para posteriormente aceptar la invitación.

— ¿Carne o sopa? –Preguntó Walter.

— ¿Eh?

—Mi comida, no puedo decidirme –Añadió- ¿Podría ayudarme?

—Oh…Jajá podría ser carne –Respondió la viuda.

—Estaré allí. Gracias.

El Asesino siguió caminando por el pasillo en dirección a la sección de carnes frías mientras pensaba en invitar a su querido amigo Joseph Davis a la fiesta post mortem.

 

3

 

Joseph se encontraba frente a su computadora revisando sus suscripciones y viendo algunos vídeos cuando el celular comenzó a vibrar sobre la mesa.

— ¿Qué quieres? Me has despertado –Mintió él.

—Puedo jurar por Monarc Constantine Mark Leonard Imposible Vald, que estás frente a tu computadora viendo vídeos –Respondió Whitemore mientras tomaba la carne que le había pedido al carnicero y la colocaba sobre la canasta.

El carnicero lo observó sorprendido dado que no muchas personas le creyeron al loco Mark cuando dijo que él era Dios al proponerlo en 1552. Su religión estaba casi por desaparecer.

—Deja de mencionar a ese tipo, si él es Dios entonces yo también lo soy –Comentó Joseph- Y Wim Hof también, pero él tendría sus buenas razones.

White soltó una risa tras el teléfono mientras avanzaba hacia la caja #4 para pagar los alimentos.

— ¿Quién es Wim Hof?

—Una persona con inmunidad al frío, ese tipo es el puto amo y también mi héroe. ¿Para qué has llamado?

—Asistiremos a una cena en memoria a Robert Wilson –Respondió mientras le pasaba unos cuantos útes a la cajera- ¿Tienes un traje que me prestes? El mío se arruinó con la silla, no ésta última sino la primera.

—Pasa a mi casa y escoge uno.

 

4

 

Whitemore salió del supermercado a toda prisa para tomar un taxi cargando consigo dos bolsas en cada mano. Carne, verduras, algunas latas de atún. Su refrigerador no tendría mucho que desear una vez todo eso estuviese dentro de él. Pero antes de eso haría escala por la casa de su amigo.

—Siempre me he preguntado… -Comenzó a formular Whitemore mientras entraba al apartamento- ¿Por qué vives en una casa tan cutre si te pagan lo suficiente como para comprarte un Bugatti al cabo de un año? –Colocó las bolsas sobre la mesa.

— ¿¡Qué has dicho!? –Gritó Davis y, después se quitó los auriculares inalámbricos.

—Nada –Respondió White.

— ¿No ha sido algo importante? –Cuestionó Joseph- Es que esta canción…tenía demasiado tiempo sin escucharla, ¿La recuerdas? Es aquella que se reproducía a cada rato en tu celular.



Dirk Blackmore

#1645 en Detective
#741 en Novela negra
#6534 en Thriller
#2772 en Suspenso

En el texto hay: crimen, asesinos, suspenso

Editado: 22.01.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar