Un pequeño problema

CAPITULO 7

La fiesta del adonis

KARA

A este paso Bella me va a dejar sorda totalmente.

- ¿Cómo lo descubriste? - me dice Bella impaciente.

- Pues luego de despertar me duche y cuando termine tú ya no estabas, me dolía horrores la cabeza y de paso el muy idiota de nuestro vecino tenía su música muy alta, fui por el pero no abrió así que regrese y para tratar de relajarme imagine un bosque y de repente aparecí allí – dije tan rápido que ni yo me entendí, pero parece que ella si porque tiene una cara de estar procesando todo.

- Oooooookey, pues ahora tienes dos poderes increíbles – dijo levantándose a buscar no sé qué cosa. - así que como hicimos con el primero practicaremos hasta que sepas como manejarlo más o menos bien – termino poniendo el puf enfrente de mí.

Me senté en él y cerré los ojos como lo hice hace un rato, los volví a abrir al notar que Bella no hablaba y la vi trayendo otro puf el cual puso enfrente mío.

-Ahora cierra los ojos – hice lo que me dijo – imagínate en la sala recostada en el sillón – y así lo hice, volví a sentir esa corriente de viento en la cara que me impide abrir los ojos, pero cuando ya no la sentí abrí los ojos y me encontraba en la sala exactamente como me imagine que estaría.

- Pues ahora no tarde tanto en aprender – dije a Bella que tiene la boca abierta y los ojos como platos, estaba en shock.

- igual debes seguir practicando – dijo agarrándome de la mano y llevándome a la cocina de nuevo, me senté, pero ahora al cerrar los ojos me imaginé en mi habitación, sentí la corriente y al abrir los ojos, estaba en mi habitación.

Así pasamos todo el resto de la mañana y parte de la tarde, me teletransporté de aquí para allá y de allá para acá. Estábamos descansando un poco, yo tomando café y ella en el teléfono bastante entretenida de repente Bella gritó tapándose la boca y yo di un pequeño salto por la impresión.

- ¿Qué pasa? – le digo algo irritada por sus gritos.

- Se me acaba de ocurrir algo­ – en sus ojos hay un pequeño brillo que significa que esta emocionada.

 - ¿Qué se te ocurrió? – digo tomando un trago de mi delicioso café.

 - Y si intentas teletransportarte con una persona ajena a tus poderes – al principio se me ocurrió que la otra persona podría quedarse atrapada en algo como en el espacio o algo así pero luego no me pareció tan mala idea.

- ¿sabes? En x-men para teletransportarse con ese tipo azul tenían que tocarlo en cualquier parte del cuerpo, ¿lo intentamos? – suena algo absurdo compararlo con una película, pero aparte de ser una de mis sagas favoritas suena algo lógico, igual, no pierdo nada con intentarlo, (a menos que Bella se desintegre o reaparezcamos sin alguna de nuestras extremidades).

- Vale – se acerca y me pone la mano en mi hombro derecho, yo pienso en ir a la sala (pues estamos en el comedor), otra vez siento la corriente y abro los ojos algo nerviosa, veo que Bella está a mi par intacta y con todas las partes de su cuerpo, eso es buena señal, ¡lo logramos!

Bella da saltitos de felicidad mientras se acerca a su celular, abre los ojos como latos y me jala de la muñeca para que me pare. - ¡ya son las 3 de la tarde!, tenemos que prepararnos para la fiesta del bombón ese y así estar a las 6 allí –

- No lo sé Bella, estoy algo cansada y quiero dormir –miento soltando un largo bostezo, en parte es verdad, pero no quiero ir por la vergüenza que pase en la mañana con él en el ascensor.

- no hay pretextos, iras si o si – dice en tono autoritario mientras pone las manos en su cintura – y a demás eh notado que cada vez que te teletransportas no te despeinas ni nada, así que para ahorrarnos camino tu nos llevas. -

- En primera: contigo no puedo discutir porque saldré perdiendo, y en segunda: rotundamente ¡no!, alguien podría vernos y descubrir que tengo poderes. Me llevarían al área 51 para hacerme estudios, quitarme el cerebro y ponerlo en un frasco lleno de un líquido verde y viscoso – digo asustada.

No dejo que Bella me conteste, el tema no está en discusión y voy hacia mi habitación para bañarme (losé, me bañe en la mañana, pero me da igual) dejo que el agua caiga por mi cuerpo dejando que me relaje. Termino y enrollo una toalla a mi cuerpo, voy a mi armario y elijo un short corto de lona, una camiseta blanca sencilla y encima un sudadero grande gris, mis All star blancos y dejo mi cabello suelto. Algo vago pero cómodo.

Salgo y encuentro a Bella enfrente del espejo de cuerpo completo que está en la sala, lleva puesto un vestido rojo pegado demasiado corto para mi gusto, y de igual forma que yo su cabello está suelto, lleva unos tacones gigantes que si yo me los pongo me doblaría los dos tobillos. Me acerco a ella y miro nuestros reflejos, es como una versión glamurosa y una versión vaga, claro, la vaga soy yo, pero aun así me gusta como estoy vestida.



ki.kat

#14997 en Otros
#2239 en Humor

En el texto hay: poderes ocultos, romance

Editado: 24.03.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar