Un susurro al corazón

Mirando hacia otros rumbos

Me acerco a ella, una pequeña niña enfrente de mi era de color de piel clara y pelo oscuro una pequña coleta, se me queda viendo algo enojada - y bien puedo saber por que estabas viendo mi casa - lo dice con los brazos cruzados. 

- no entiendo a que te refieres, esa es tu casa - la señalo. 

- pues claro que si y si no estabas viendo mi casa que estas haciendo aquí - se ve muy enojada. 

- si supieras - lo digo volteando la mirada hacia el otro lado. 

- esa expresión no me gusto, ya dime que es lo que pasa - me da un golpe en el brazo eso me dolería si no fuera que estoy muerta. 

- bueno la verdad es que me encontré aun señor ya grande que ronda el parque el me trajo aquí y quería que hable contigo no se para que - ella se queda sorprendida de lo que digo. 

- a ver si se de lo que hablas es un señor que parece vagabundo o algo parecido y es muy viejo no es verdad - es exactamente el mismo sujeto del que hablo. 

- bueno se que lo conoces no hace falta que me lo digas, pero la cuestión es por que quiso que viniera a hablar contigo - se rasca la cabeza. 

- aun que lo conozco no se a que se deba eso pero si quiere que hable contigo sera por algo, anda tengo que visitar a alguien - le sigo el paso hasta llegar a una pared. 

- que vamos hacer aquí - se me queda viendo con una sonrisa burlona. 

- que, apoco no sabes que es lo que hace un fantasma - tal ves no tenia que decirlo asi para que yo le entienda. 

- bueno, bueno si solo preguntaba eso es todo - se que soy un fantasma peri hasta yo necesito tener alguna respuesta deber en cuando. 

- bien sigueme te espero del otro lado edta bien - asiento con la mirada veo que se mete con tanta facilidad que parece que es muy fácil. 

- bueno creo que es mi turno - me lanzo pero el primer intentoe estampó en la pared - auch que fue lo que paso por que no lo puedo hacer por como ella - me Sobo la cabeza. 

- oye que es lo que te pasa por que tardas tanto - lo dice al sacar la cabeza. 

- esperame tantito es que estoy tomando el tiempo para pasar - eso fue lo único que se me ocurrió decir. 

- que es lo que tratas de decir - creo que comprende lo que no quería decir - no!!! Apoco no puedes pasar las paredes - lo dice burlonandose de mi. 

- si, si lo se suena algo tonto pero no puedo esta bien es algo difícil de hacer - ella sale con una naturalidad, que parece que ella lo aprendió con una naturalesa inata. 

- oye suena que es difícil, pero ponle algo de cache si sabes a lo que me refiero oíste - no comprensia muy bien aun que ella lo decia muy fácil. 

- mira se que tu lo puedes hacer rápido, peto ten me paciencia deja tomo algo de practica para entrar - respiro para poder toco la pared pero la sentía muy solida para poder pasar, me tranquilice al ver que mis manos empezaron a entrar segui con el paso hasta que alcance a ver el otro lado de la pared era muy bonito por cierto aun que era el pasillo de la casa. 

- bueno ya lo tienes es cuestión de que entre todo lo demás - me quedo viendo a los alrededores. 

- oye, oye paso por paso esperame - ella me esta esperando en las escaleras sigo respirando para calmarme con mis manos me empiezo a empujar hacia adelante eso va funcionando aun que es algo difícil sin concentración. 

- si quieres me puedo esperar sentada en lo que entras - se sienta eso me hace enojar - bien que esperas nesecito que te apresures, no quiero estar aquí hasta el amanecer - no es muy hamable de su parte pero ya casi estaba mas a dentro que afuera. 

- no te preocupes ya casi entro esperame - se ve un pequeño guiñar en uno de su ojos. 

- bien que pasa por que tardas tanto, no ya estabas ya adentro - se que ya estaba mas adentro que afuera pero esto era ridículo. 

- bien ya casi estoy adentro solo espera un pequeño empujón a
- al dar un pequeño empujón salgo disparado hacia dentro del pasillo callendo de cara. 

- que bueno que no tardaste mucho ya me estaba durmiendo - lo dice burlándose de mi. 

- esta bien, esta bien no suelo ser un fantasma de lo mas genial pero hago lo que se puede - lo digo Mié tras me levanto. 

- bien es hora de que entremos pero eso si alzo con la mayor discreción oíste - lo decís con el tono mas bajo que se podia. 

- por que lo haces - con los dos dedos me calla. 

- es que no quiero despertar a alguien eso es todo, ven vamos tenemos mucho que hacer aquí - la sigo de lejos aun que no es mucha diferencia de tras de ella lo hago hasta llegar a la puerta de un cuarto o eso es lo que parece - bien es aquí, crees que puedas entrar al cuarto o necesitas una lección - no se si es algo de consejo o sigue burlándose de mi. 

- pues si claro que lo se no por nada entre a tu casa - lo decia muy convencida de mi. 

- lo hiciste después de unos cuantos intentos - si ironía seguía al apar de que se burlaba de mi. 

- bueno creo que si se puede, podemos abrir la puerta eso si se puede que es lo que piensas - se me queda viendo. 

- dejarme ver, esperame tantito aquí ahorita regreso - hago lo que me dice veo que entra me quedo esperando afuera hasta eso tardo mas de media hora en el cuarto no se oye nada,  acercando el oído a la puerta veo que ella sale espantando me y callendo al piso. 



Dom

#13656 en Fantasía
#28185 en Novela romántica

En el texto hay: un susurró al corazón

Editado: 04.01.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar