Valcta la batalla

Kate

 Año 2018 Terctia.
 
 -¡kate, es temprano hora de levantarse!.
 Mi madre grito desde la puerta, la noche anterior no podía dormir por fin mi beca había sido aprobada o algo así el poder irme de casa y estar en un dormitorio era como un sueño echo realidad, mi maleta y pasaporte estaban listos en la puerta del apartamento solo esperaba no perder el avión. Aún que yo nací y crecí en México solo con mi madre siempre quise estudiar en la mejor universidad del mundo, mientras los adolecentes normales asistían a fiestas y se divertían, yo no despegaba mi nariz de los libros tanto de arqueología como novelas.
 Había realizado un ensayó de la cultura maya el cual llamo mucho la atención de un profesor en estados unidos. Si... creo que soy un poco mayor para aun estar en la universidad pero desde pequeña siempre era muy distraída a pesar de todo realizarlo correctamente tuve que repetir algunos grados por mi falta de atención en los protocolos, solía llegar a los mismos resultados pero de manera mental y eso los profesores no lo veían como una cualidad sino mas bien como un signo e rebeldía.
 A pesar de esto un día había llegado una carta con la invitación el profesor Bobagi Marley a un proyecto que me llamo mucho la atención, eso logro que ahora estuviera tomando las riendas de mi vida y viajando al Cairo, al terminar este proyecto iré becada a la universidad de mis sueños.
 No mentiré me daba pavor volar a Egipto yo no sabía hablar ese idioma aprendí a comunicarme en inglés pero otros idiomas me iban fatal. Por fin mi madre y yo estábamos esperando en el aeropuerto y ahí estaba esperándonos el profesor Marley, había estado en todas sus conferencias sobre civilizaciones antiguas y el era el experto que había alabado mi ensayó nunca imaginé que el personalmente vendría por mi. A mí madre le parecía un hombre enorme, apuesto e intrigante, era entre una versión de Boris Kodjoe y Densel Washington en sus 30s muy apuesto y hablaba perfectamente español.
- Buen día Kate, señora Morales. Saludo amablemente con una ligera reverencia. Mi madre se quedó pasmada este hombre era muy imponente.
- profesor Marley, buen día a usted también. Respondí mientras que a mí madre parecía haberle comido la lengua el gato, ella solo asintió y estiró la mano en forma de saludo.  La cual el tomo con delicadeza y le beso los nudillos. Ya imaginaba a mi madre a punto de convulsionar de la emoción. Después de algunas cortesías y una despedida algo trágica por parte de mi madre caminaba hacia la puerta de abordaje al lado de mi nuevo mi nuevo profesor.

- Kate por aquí. Me señalo un camino diferente a la aerolínea que marcaba mi boleto.
- pero profesor Marley el boleto dice…
El se detuvo de pronto me miro a los ojos de manera muy seria y me dijo con toda su autoridad.
- Llámame Bob. Después de esas palabras sonrió -y antes tenemos que hacer una pequeña escala.
-¿una escala? ¿a dónde? Pregunté con algo de sorpresa.
-Hay un joven salvaje que se rehúsa a venir conmigo y esperaba que tal vez tú me podrías ayudar a persuadir para que se uniera a este viaje. Dijo Bob de manera un poco dudosa.
- ¡ah! Me quede un poco pensativa ¿Y en donde se supone que está nuestro amigo salvaje? 
-Justamente ahora nuestro amigo salvaje se encuentra Nueva York Así que cambiáramos el plan de vuelo y volaremos directamente hacia la gran manzana ¿Qué te parece? Dijo Bob como esperando una reacción de mi parte. 
-Pues si no hay más,tendremos que volar hacia la gran manzana... ¿pero profesor? digo, Bob, ¿cuando vamos a hacer el cambio de boletos? ya estamos en la puerta de abordaje. Esa parte no la entendía
-Pues eso... Un viejo amigo me ha prestado su Jet, así que vamos a estar viajando en privado así que no te preocupes por boletos únicamente ten a la mano el pasaporte. Dijo Bob de una manera tan tranquila como si viajar de esa manera fuera algo tan sencillo como un ``hoy me iré en un taxi al trabajo, por que no tengo ganas de usar el bus.``
-Es increíble. Dije en voz mas alta de la esperada -Sabes, es la primera vez que viajo a otro país y la primera vez que me subo un jet  y además privado... Esto sí que es sorprendente creo que me saqué la lotería contigo Bob. Comente de una manera muy sutil. 
-¿Sarcasmo? Pregunto esperando una negativa por la manera que levantaba su ceja derecha y sonreía de medio lado retándome, y yo, que me quedo sin palabras y con la boca abierta mostrando hasta las del juicio -Kate este viaje apenas comienza espero que lo sigas pensando tan bien y continúes con tu optimismo, sobre todo espero que confíes en mí y sobre todo por lo que en un futuro puedas llegar a descubrir. Dijo de una manera tan seria a pesar de tener una amplia sonrisa -¿de acuerdo? Sólo prométeme que todo lo veras de una manera abierta.
-Esas palabras son un poco escalofriantes¿no crees? pero claro que te prometo que no me voy a asustar fácil, e intentare ver todo con mente abierta como las buena arqueóloga qué soy bueno más bien que espero ser.
-Esa es la actitud que esperaba mi pequeña saltamontes, así que ven subamos al avión ahí está. 
Wow nunca había visto un jet privado la verdad que es muy ostentoso además de elegante al subirme las azafatas y el capitán se presentaron amablemente en un idioma que al parecer me sonaba a ruso. Era una cosa como en las pelis, todo era increíble cuando me dieron mi asiento me sentía como de la realeza como si fuera la protagonista de una de mis novelas románticas solo que no viajaba con el amor de mi vida sino con mi profesor de arqueología. Durante el viaje después de despegar Bob me miraba de una manera Misteriosa como si intentará descifrar mis pensamientos lo cual me daba risa, poco antes de llegar rompió el silencio.



Eddy Jack

#13480 en Fantasía
#27897 en Novela romántica

En el texto hay: fantasia, romance, batallas

Editado: 13.04.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar