Volver a Amar. #3

EXTRA.

"Una carta"

 

Años después. 

 



 

—Es fácil Cayden —Dice mi amigo sentándose en el sofá. Luce realmente agotado lo que significa que el turno en el Hospital fue duro—, estás enamorándote de la chica.

—No, no me estoy enamorando de ella.

Él rueda los ojos y escuchamos a Cindy caminar hasta nosotros con su pequeña bebé en brazos.

—Tu niña quiere a su papi —Dice extendiéndola en sus brazos y yo sonrío. Natalie es hermosa—. Perdón por meterme en la conversación Cayden, pero Cameron tiene razón.

—No puedo enamorarme de ella, Cindy.

Ella suelta un suspiro y juguetea con una agenda que agarro de la mesa para sentarse en el sofá junto a su esposo.

—Geraldine me dijo que quería que fueras feliz, que formases una familia... ¿Estás fallando ante tu promesa?

—Yo le prometí el salir adelante y ser feliz y yo me prometí a mí mismo que ella sería la única.

— ¡Ella no hubiese querido eso! ¿Es qué no lo entiendes?

—No puedo tener una familia si no es con ella.

Cindy niega con la cabeza.

—Perdiste al amor de tu vida, Cayden. Pero yo perdí a mi mejor amiga... a mi hermana —Suelta un suspiro y sé que en cualquier momento se echará a llorar—, sé lo que sientes, sé que duele.

—Si lo sabes ¿Por qué quieres que ame a alguien más?

—Porque así lo quería ella. Porque aunque le dolió saber que ibas a estar con alguien más pensó en lo mejor para ti.

Un nudo se forma en mi garganta.

—Cindy tiene razón Cayden, deberías darte una oportunidad.

—No, además ella tiene novio.

—¿Su novio? —Pregunta ella y yo asiento—, él es un idiota, yo no me creo nada de su teatrito una vez lo vi demasiado encaramelado con una de las chicas de la Empresa.

— ¿Y por qué no se lo dijiste?

—Ella no era mi amiga en ese entonces, no podía meterme en su relación, de eso hace años pero aún sigue sin agradarme.

—Voy a llevarla a su cuna —Dice mi amigo y asentimos.

—Cayden... fui a ver a Celia.

Levanto la mirada. Las cosas entre la Tía de Ger y yo no terminaron muy bien hace años.

— ¿Cómo está?

—Está bien, ¿sabes que se casó? —Negué con la cabeza—. Bueno ese no era el punto, ella me entrego una agenda donde ella escribía muchas cosas. Mientras leía se me cayó y una hoja suelta llamo mi atención.

Mi corazón comienza a latir con fuerza.

Abre la agenda que tiene entre sus manos y saca una hoja que todavía luce en perfecto estado y me la extiende. Está doblada y leo en ella "Para Cayden" miro la hoja y la caligrafía sin poder creerlo es su letra... ella lo escribió para mi hace años.

—Toma también su agenda, ella escribió muchas cosas en ella... el principio puede no gustarte pero creo que debes leer esa carta.

—Este... gracias... yo debo irme —Ella se levanta y yo también—, gracias por el almuerzo y despídete de Cameron de mi parte.

Ella me sonríe de forma melancólica y me voy. Tenía planeado pasar de aquí a la Empresa pero término yendo a mi casa, me encuentro sentado en el suelo de mi habitación con la hoja en mano siendo incapaz de leerla pero soltando un gran suspiro la abro lentamente y comienzo a leer.



Cayden:


¿Sabes? No iba a hacer esto, no quería hacer una carta de despedida... pero aquí me tienes escribiendo mis últimas palabras para ti.

Solo con leer el primer párrafo ya me rompí en un llanto y lucho contra las lágrimas para seguir leyendo.

Nunca te lo he dicho, pero me encanta que me llames muñeca, la forma en la cual lo pronuncias, con un cariño tan especial que solo tú puedes lograr me deja profundamente loca, lo cual es bueno.

Prométeme que después de esto no harás alguna locura, te conozco. Intenta ser fuerte por favor, inténtalo aunque no te queden fuerzas para hacerlo.

Te amo Cayden Harrison, no me cansaré de decirlo. Lamentablemente la vida te envió junto a mí en el tiempo equivocado ¿Por qué no apareciste un poco antes? Sé que tú no tienes la culpa y que las cosas tal vez no hubiesen cambiado pero siempre te necesite, en estos momentos lo hago más que nunca.

Perdón si es que algunas letras se encuentran manchadas, culpa a mis lágrimas que parecen no tener fin.

Cuando nos conocimos y dijiste que te preocupaste por mí me dejo tan desconcertada. Demonios, eras la primera persona aparte de Cindy que se preocupaba por mí, debo decirte que desde ese momento me quedé embelesada con tus ojos.

Qué tu no me juzgaras por mis cortes me hizo enamorarme aún más de ti, aunque no quise admitirlo creo que desde un principio quedé enamorada de ti.

Cayden, eres mi primer amor y no te preocupes, serás el único.

Te amaré siempre.

Espero poder verte desde un lugar mejor, ver que tienes una gran familia, sé que duele decirlo en estos momentos pero quiero que continúes con tu vida.

No me eches tanto de menos ¿sí?

Siempre tuya, Geraldine.

 

Releo la hoja una y otra vez mientras lloro en silencio y siento que ese hueco el que se encontraba cerrado se volvió a abrir.

Mi respiración es acelerada y no puedo dejar de llorar mira la hoja y ciertamente algunas letras se encuentran manchadas y me duele tanto el saber que son por sus lágrimas. A la mierda con el trabajo, necesito un tiempo para mí.

—Yo te amo el doble Geraldine —Susurro al aire, me permito llorar en el suelo.

Es lo único que puedo hacer.

 



Mila Baez

Editado: 31.12.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar