Wallas

Capítulo 27

Hit

Yo era el segundo en todo. Y creo que por primera vez me sentía el primero. Claro, no tenía con quien competir

[...]

Emma se agacha un poco y limpia el lugar más apartado de la encimera.

Verla haciendo algo tan insignificante causa en mí miles de emociones. Su cabello rubio lo lleva en un moño tomate encima de la coronilla, su uniforme está polvoriento y su calzado parece ser hora de quererlos cambiar.

- Me llevas mirando como media hora – dice ella finalmente - ¿Quieres algo? – me pregunta y asiento apartándome del umbral

- Un batido de plátano – contesto

- No, la licuadora y yo nunca – dice y reprimo una risa

Siempre suele alegrarme las mañanas.

- Entonces un cuenco de frutas – sugiero

Ella asiente y se lava las manos antes de abrir la nevera y sacar las frutas.

La veo concentrada en lo que hace, como frunce el ceño a medida que pela las manzanas o como su labio se entreabre. Tenerla en frente es un privilegio.

Me apoyo sobre la encimera recién limpiada y finjo chequear mi móvil.

Una notificación me llega y es el de la universidad de Yeil. Le hago caso omiso y abro el chat de Miranda, mi exnovia y mejor amiga.

Ayer a las 6:40 pm

Miranda:

Te llevo buscando varios días, es como si hubieras desaparecido

Hoy a las 10:33 am

Miranda:

Hit, no estoy de coña, contesta por el amor de Dios

Sonrío frente a mi teléfono.

Yo:

Se me ha ido la cobertura ¿Qué deseas?

Le mando el mensaje y rápidamente me sale ella contestando.

Miranda:

¿Qué?

¿Hit Winston sin cobertura?

Já y yo sin mis bragas de encaja

Que patético eres para mentir Hit

Yo:

Vamos Miranda no te enojes

Miranda:

Te dije que viajaría

Yo:

Si, recuerdo que me lo comentaste.

¿Y qué?

No estamos casados ni tenemos un hijo

Me la imagino sentada en su escritorio frunciendo el ceño y maldiciendo a los cuatro vientos lo hijo de puta que soy.

Miranda:

Aún no nace, que es muy diferente

¿Y qué?

Vamos Hit, habíamos acordado este viaje hace meses, iría a visitarte, tú me lo pediste

Y no, no estamos casados pero recuerda que tengo un Winston en mi vientre

Me había olvidado por completo de Miranda, y sobre todo lo que tengo oculto. Me había engañado tanto que se me había olvidado.

Levanto la vista y veo a Emma, esta vez sonriendo porque terminó de pelar la manzana.

Yo:

Miranda tenemos que hablar

Miranda:

¿De lo buen padre que serás?

No Hit, tú dijiste que te harías cargo, fuiste a Inglaterra con el propósito de hablar con tu familia sobre nuestro hijo

Yo:

Me gusta alguien más Miranda

Miranda:

¡¡¡¿¿¿Y???!!!

¿Tengo la culpa de que te hayas enamorado teniendo una mujer preñada de ti en el otro continente?

No contesto.

Tiene razón.

Miranda:

Estoy abordando el vuelvo camino a Inglaterra, te quiero el aeropuerto recibiéndome.

No estoy de coña Hit

Apago mi móvil.

- Listo – dice Emma

- Se me ha quitado el hambre, puedes comértelas tú – mascullo y algo en su rostro parece ponerse rojo

Vergüenza. Humillación, no lo sé.

- Me tengo que ir

Ella asiente y salgo de la cocina.

Justo cuando Wallas se había marchado y empezaba a ganarme su confianza, mi secreto se dio a la luz. Cuando una piedra desaparece, otra tiene que aparecer.

¿Qué es lo que hice para pagar este Karma?

Subo las escaleras a la oficina de mamá y le doy unos toquecitos a la puerta, al ver que me dice <<Pase>> giro el pomo y me adentro.

Todo está como siempre. Millones de libros en un estante detrás del sillón de cuero. Una mesa amplia delante de ella varios cuadros de nosotros, unas macetas, y sillones. El color beige hace contraste con el marrón de las columnas y mi mamá parece encajar perfectamente en ese cuadro.

Me acerco a ella y le deposito un beso en la mejilla. Ella sonríe y hace a un lado sus papeles.

- Mi Hit

- Madre – musito, hablar de esto sería como ponerme una soga al cuello

Hace meses estaba decidido en hacer mi vida con Miranda, claro cuando éramos novios, aunque solamente haya sido un ligue después de nuestro noviazgo, la seguía queriendo. Acepté la paternidad cuando ella vino diciéndome que estaba embarazada. Acepté. Decidido vine a mamá, ella siempre ha sido de la idea que si tienes sexo con alguien debes hacerte cargo de las consecuencias, seo o no la persona correcta. ¿Cómo le digo que seré padre cuando ni si quiera eh acabado la universidad?



MSA_MC

#28155 en Novela romántica
#18539 en Otros
#6570 en Relatos cortos

En el texto hay: amor, celos amistad dolor, sentimientos y realidad

Editado: 26.02.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar