Wallas

Capítulo 13

 

Wallas

 

Hay veces en las que deseaba ser invisible

 

[...]

 

Su cabello empapado era lo más atractivo en ella. ¿Cómo es posible que el cabello mojado de una chica me logre cautivar?

 

- Me duele mucho el estómago - se queja ella en un susurro al que a penas e escuchado pero el que ha llamado mi atención

 

Mamá me comentó que ella sufría desórdenes alimenticios. No comía, y cuando lo hacia no comía mucho. Por lo que no dudé en sujetarla del codo y atraerla hacía mí por debajo del paraguas. Creo que la crueldad con ella ha sido suficiente.

 

- Me muero de hambre ¿Te apetece cenar conmigo?

 

- ¿Desde cuando Wallas Winston es amable conmigo?

 

- Soy millonario querida, puedo pagarte una cena

 

Ella rueda los ojos ante mi ridículo comentario egocéntrico y se abraza a sí misma.
Me vuelvo hacía la calle observando por lo menos algún restaurante cerca. Pero nada.
¡Rayos!
La calle estaba desolada sino fuera por un pequeño carrito de hamburguesas que yace en la esquina.
Iba a darme la vuelta y buscar un elegante restaurante acorde a mi estatus social pero la rubia con la voz grave me da tirones de la muñeca indicando, como una niña de cinco años, que desea ir a ese carrito de comida.
Solo caminé hasta el lugar, parado en un rincón bajo el toldo del carrito esperando que la chica ordenara lo que deseábamos.
En unos minutos ella se acerca a mí con una sonrisa en sus labios.

 

- Estarán listas en un momento, están ocupados - dice Emma

 

- ¿Ocupados? - le pregunto socarrón - si no veo a nadie más que nosotros dos

 

- Demora - dice ella

 

Asiento y veo como ella se pone en frente de mí. La miro descaradamente sin importarme de que los cocineros me vean, devorarla con la mirada era difícil. La blusa blanca se le pegaba al pecho, su falda humeda hacia visible sus bragas y así se ve tan inocente cómo sexi.
Me quito los pensamientos pecaminosos de la mente y me fijo en como Emma se acomoda su cabello.
Agradezco que este cabizbaja y no vea como la miro.

 

- ¿Dejarás de mirarme Winston? - pregunta ella pillandome por sorpres

 

Iba a contestar pero la voz del hombre nos interrumpió.

 

- Sus órdenes

 

Asiento y tomo las hamburguesas. Le entrego a Emma la que le pertenece y yo abro la mía logrando que mis fosas nasales exploten con el increíble aroma.

 

- En tu rostro se ve que has quedado fascinado con la hamburguesa - dice la rubia y yo asiento

 

Nuestra cena improvisada resulta mejor de lo planeado. Emma me comentó que lo que traería alegría al orfanato seria una mascota, yo concuerdo. Cuando tenía seis años papá me regaló un conejo, pero se murió de pena cuando nos mudamos.


Terminamos de comer justo cuando la lluvia ha parado. Imaginar todo lo que he comido sabe más rico de lo que usualmente como en las cenas.
Suspiro aliviado y me encamino con Emma. Según ella desea ir al parque cerca a su casa.

- ¿Te das cuenta de que esto es incómodo? - le pregunto obteniendo como respuesta una mirada seria - ¿Te pasa algo?

- Me recuerdas a Drake - responde

Enarco una ceja.
¿Quién es Drake? ¿Un ex novio suyo? Dudo mucho, es difícil encontrar la belleza que tiene.

- ¿Drake?

- Un amigo mío

Ella suspira y es cuando me di cuenta de algo en ese mismo momento. A ella le gusta ese tipo.

- ¿Amor platónico? - le pregunto deteniendome en el primer árbol que encuentro

Pero me arrepiento cuando el húmedo cesped hace contacto con mi trasero.

- ¡Dios! - chillo causando la risa de la rubia

- No es mi platónico

Ruedo los ojos y la agarro de la muñeca para atraerla hacia mí con un tirón.

- Wallas - dice ella en un susurro

Yo la miro regalandole una mirada neutral, algo en su rostro quiere decirme que lo olvide pero sus labios comenzaron a moverse por sí solos:

- ¿Puedo besarte?

¿Qué acaba de preguntar? ¿Qué si puede besarme? ¡Claro que no!
Pero...¿Entonces porque no dejo de mirarle los labios?
La agarro de la nuca y estampo mis labios contra los suyos de forma en que ella retrocede. Ella me sigue el beso e inmediatamente la sujeto de la cintura.
Mi cabeza da vuelta, todo me da vuelta, y creo que fue la hamburguesa que ha ocasionado esto en mí.



MSA_MC

#28294 en Novela romántica
#18636 en Otros
#6588 en Relatos cortos

En el texto hay: amor, celos amistad dolor, sentimientos y realidad

Editado: 26.02.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar