Welcome to the mafia

Capitulo 5: Tómalo como quieras

Los ángeles, California.

Tres años atrás...

— ¡RIIINNGG! - Joe se despertó sobresaltado y arrojo el despertador contra la pared - ¡demonios! - se levanto de un salto a recoger los pedazos de plástico rojo y los arrojo a la basura, pronto tendría que comprar uno igual ya que era un regalo de su madre y lo mataría si le contase lo ocurrido.

— Joe - hablo Mike entrando en la habitación - ¿quieres decirme que hacia Jade malditamente sexy Benett aquí? - pregunto sonriendo de oreja a oreja.

— Oh, lo había olvidado... - Joe recordó enseguida los sucesos de la noche anterior, la muerte del viejo Tony era algo por lo que valía la pena recordar, sin embargo, ¿Jade Benett vagando por las calles solitarias muerta de frio?, Joe enseguida sintió un terrible odio hacia sus padres por tirarla de su propia casa, dejándola a la buena de dios.

— De todas formas acaba de irse...

— ¿Ya se fue? - pregunto Joe sorprendido al escuchar la evidente decepción en su propia voz.

— Si, pero no se fue con el estómago vacío, mamá insistió en que desayunara lo que me recuerda - Mike sonrió malicioso - esta muy enojada contigo, cree que durmió contigo...¿lo hizo?- pregunto de repente curioso.

— Por supuesto que no - aunque me hubiese gustado - pensó.

— Mm, no puedo creerte hermano, ¿donde durmió?

— En la única habitación vacía "exclusivo para visitas" - explico como si fuese lo mas obvio.

— ¿Hablas en serio? - Joe asintió - pues eres un idiota - Mike lo miraba con desaprobación - bien, cambiate, hoy manejo yo - guiño un ojo.
Mike acababa de sacar su permiso de conducir el fin de semana y estaba ansioso por que la gente (chicas seguramente) en el instituto lo vieran conducir, mas si el auto que maneja es un Volkswagen último modelo, regalo de nuestros padres, "para compartir" las palabras de su madre resonaron en la cabeza de Joe haciendo que esbozara una sonrisa, ella era tan...madre.

— Bien hermano - lo alentó Joe - hoy es tu día.

Y así fue, Mike se ganó la atención de muchas chicas guapas, en cambio Joe solo la cálida y hermosa mirada de agradecimiento en el rostro de Jade en el almuerzo .Joe sonrió mas al ver que ella comía los emparedados de su madre...y luego esa mirada de odio y malditamente celosa de Andrew, el novio de Jade, Joe sonrió descaradamente tratando de buscar pelea, sin embargo, este lo miro mas enfurecido que nunca, agarro a Jade de la cintura y prácticamente la arrastro hacia la salida tirando su emparedado a medio comer.
Joe fue tras él hecho una furia ¿quien se creía ese idiota para arrastrarla así? ¿quien se creía aquel imbécil para tirar así el emparedado de su madre? Joe pensó que de haberlo probado antes seguro no lo tiraba, estaba malditamente seguro que los emparedados de su madre eran tan irresistibles como la droga...de acuerdo, eso no quedo muy bien.

— ¡Te mande varios mensajes y no me contestaste! Morgan dice que te vio salir de la casa de los Nicollo! ¿es verdad? - gritaba Andrew presionando fuerte las muñecas de Jade¡responde maldita sea!

—¡Me estas lastimando! - chilló Jade. intentaba soltarse pero era inútil, Andrew la tenia aprisionada.

— ¡Suéltala! - Joe apareció detrás de ellos con expresión fría y calculadora, aunque por dentro su ira iba aumentado a cada segundo.

—¡No te metas idiota!¡contigo no estoy hablando! - escupió con Andrew todavía sin soltar a su novia.

— Bien - se acerco Joe con una falsa sonrisa en su rostro - te sugiero que la sueltes ahora si no quieres tener problemas afuera.

—¿Me estas amenazando? - Andrew dejo escapar una carcajada

— Tómalo como quieras - La voz tranquila y aterradora de Joe hizo estremecer por completo a Jade quien a pesar de ser compañera de este, ella nunca lo habían visto si quiera hablar con alguien y estaba realmente sorprendida y asustada de su actitud fria y tal vez no era la única sorprendida porque de repente sintió el agarre de Andrew aflojarse hasta liberar sus muñecas. Jade las froto para calmar el dolor palpitante que sentía. Andrew miro con enojo a Joe y luego se acerco a Jade :

— Esto no se queda así - amenazó - hablaremos de esto muy pronto - le dio un seco beso en los labios y salio hecho una furia, empujando algunos estudiantes que pasaban por su camino.

— Vaya loco - sonrió Joe a Jade - ¿estas bien? - pregunto preocupado y sorprendiéndose una vez mas por aquellos sentimientos. "¿que demonios me pasa hoy?" se pregunto extraño.

— Sí, hum, gracias, supongo -balbuceo Jade tratando de mantener la calma. Si Andrew no le hubiera dicho nada antes de irse ahora estaría en verdad agradecida con Joe por defenderla, pero Andrew la habia amenazado y Jade no podía estar mas asustada.
Su novio Andrew, de tan solo quince años de edad, había demostrado ser una persona posesiva y tal vez, perversa.

— Soy yo el que te agradece, fue un placer para mi hacerlo huir como un cobarde.

— Entonces - sonrió Jade dejando atrás sus pensamientos - no hay de que.

Joe no podía creer lo que estaba haciendo ¿hablando con Jade? no, eso no es nada...¿pero  bromear con Jade para levantar sus ánimos?¿preocuparse por ella? sí, de hecho, eso era peor, mucho peor. 
Se supone que no le gustaban las rubias huecas, populares que se creen superiores a los demás... pero ella no era así. Jade podía ser la chica mas popular de la escuela y sin embargo no era soberbia ni nada por el estilo, había algo en ella que la hacia especial, algo incógnito, algo que Joe descubriría pronto.
 

 



Ohmadafuckin

#6480 en Otros
#916 en Acción
#2074 en Relatos cortos

En el texto hay: contenido para adolecentes

Editado: 21.09.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar