With You

PRÓLOGO

22 de octubre de 2018

Regreso mi vista hacia él. 

- Entonces, ¿todo esto fue un juego? – le preguntó y siento como mis ojos pican.

No estoy entendiendo nada. Hace unos días me había dicho que quería estar conmigo. Que yo le gustaba. Y, ¿ahora sale con que fue un juego?

Austin tuerce los labios y me ve con lastima. Parece que la situación es incómoda para él.

- Made, somos jóvenes. Me ofrecieron un reto y lo acepte, perdona. Todo este tiempo, solo he querido estar con Scarlett.

- ¿No hubo ni una sola verdad? – tengo miedo de la respuesta, verdaderamente tengo miedo.

Cuando Austin niega con su cabeza muerdo mi labio para poder retener las lágrimas.

Y ahí me doy cuenta que no puedo hacer nada. No puedo obligarlo a estar conmigo, a amarme…

Bajo la mirada a mis pies. Porque en este momento se me hacen mas interesantes que sus ojos.

- Esta bien, lo entiendo – digo en un susurro. No estoy segura si lo escuchó, pero no hay nada mas que tenga por decir. Ni siquiera tengo ganas de repetirlo.

- No sabes cuánto lo siento – escucho que dice. Niego con mi cabeza porque tengo muy pocas ganas de oírlo.

Por mi parte ya he dicho todo, así que doy un paso atrás alejándome de él.

Por el rabillo del ojo veo como se da la vuelta, yendo hacía ella. Hacía Scarlett.

17 de julio de 2019

- Made, vamos – me dice Kennedy -. Sofía y Kathe nos están esperando.

- Adelántate con ellas, ahorita las alcanzo. Tengo que hablar con Candace rápido. 

Kennedy asiente antes de salir por la puerta del teatro. Me doy la vuelta empezando a buscar a mi tía.

Camino por los asientos y la visualizo a unos pasos del telón. Me acerco a ella.

- Te esperamos en el wings, ¿bueno? Va a ir Maya con nosotras – le digo cuando estoy junto a ella.

- Esta bien, vayan con cuidado. Denme diez minutos y las alcanzo.

Asiento y pongo carita de cachorrito. Mi tía Candace alza una ceja.

- ¿Qué quieres? – me pregunta con desconfianza.

- Bueno. Digamos que se me olvido pedirles dinero a mis papás – le digo sonriendo -. Así que asumí que me podrías prestar, al menos por esta noche.

Mi tía rueda sus ojos y cuando saca de su cartera un billete, sé que me salí con la mía. 

- Me regresas el cambio – me dice poniendo el billete en mi mano.

- Tenlo por seguro – conteste. Me doy la vuelta para poder ir con mis amigas. 

Saco mi celular del bolsillo para poder marcarle a Kennedy. Me llevo el celular a la oreja esperando que conteste.

Cuando estoy en la puerta volteo y lo enfoco. Esta arriba del telón, despidiéndose de sus amigos. Al fin y al cabo, es su graduación. Nuestra graduación.

Me quedo viéndolo por unos segundos y empiezo a cuestionarme si es adecuado ir hasta donde está y decirle las palabras que por mucho tiempo he retenido.

- Encontramos una mesa, Made. Estamos hasta el fondo – Escucho. Frunzo el ceño y me acuerdo que tengo a Kennedy al otro lado del teléfono -. Date prisa.

No me da tiempo de contestar porque cuelga la llamada.

Veo otra vez a Austin y por su lado derecho está acercándose Scarlett.

Doy un suspiro y me doy la vuelta saliendo por fin del teatro.

Así es como debemos estar. Él con ella. Y yo… yo soñando con algo que sé que no va a pasar.

Estamos en el lugar donde estamos destinados a estar. Con la persona con la que merecemos estar…

O al menos así lo pensaba.

Quien iba a decir que el destino iba a querer que nos encontráramos cuando los dos estábamos superando nuestro pasado.

Quien diría que Austin iba a hacer de las suyas para poner mi mundo de cabeza otra vez. 

Supongo que hay ciclos que deben ser cerrados y esto solo pudo haber funcionado con su regreso.



#27218 en Novela romántica
#6323 en Joven Adulto

En el texto hay: romance drama

Editado: 03.02.2022

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.