Wolfsbane

Como Héroe

Me miro irritado por haberme metido en un tema sensible supongo.

—El estaba obsesionado por encontrar ese poder casi extinto y después de mucha investigación encontró algo inusual en ti, recuerdo que salía por la noche para vigilar tu casa — un escalofrío recorrió mi espalda al recordar la sensación de que alguien me observaba.

—¿Cómo supo que yo los tenía?

—Vio que algo destacaba en ti, no le tienes miedo a nada y además de ser una gran luchadora si pones atención tienes más poder que cualquier hombre o mujer lobo.

—¡¿Y para que me asesino sabiendo que perdería el poder que tanto anhelaba?! — ladré.

—El tenía un profundo odio a los Woods en especial a su padre y cuando vio la oportunidad de herirlos no contuvo el impulso, aunque eso... le costó la vida a él también.

—¿Porque los odiaba?

—Nunca me lo dijo en realidad, solo sé que él y Robert Woods competían por quién era más poderoso en la manada.

—¿Por qué?

—Deja de interrogarme — el noto la falta de los hombres.

—¡¿Dónde están?! — me miró alarmado antes de que el pudiera mover un musculo le es arrebatado la navaja y Megan vuelve a los brazos de Noah.

Hunter usa su poder para alejar a Jacob y Ethan, Noah se lleva a Megan junto a mi Tracy y nos ayudan a alejar a los vampiros que quieren defender a Hunter

—¡Hunter! — grito llamando su atención y cuando voltea a ver sus ojos están tornados en el rojo carmesí intenso. Furioso conmigo comenzó a aproximarse a mí a pasos grandes, mi padre aprovechó de su distracción corre detrás de él y con la pistola a la mano apunta y jalo del gatillo.

La bala sale disparada; fue como en cámara lenta cuando la bala atravesó justo en medio del pecho de Hunter. Sangre chorrea de su pecho cuando cae de rodillas. Voltea a ver quién le disparó y mira a mi padre, aunque su mirada refleja asombro y paralizado había enojo insaciable en él. Su mano tanteó en el suelo buscando algo, pero cuando logre ver su intención era muy tarde.

—¡Papa!

El cuchillo que le había sido arrebatado ahora está enterrado en el pecho de mi padre. Salí corriendo hasta llegar donde él se encontraba tirado en el suelo.

Sangre seguía brotando de su pecho, puse mi mano sobre la navaja recibiendo una quemadura de su parte por el wolfsbane. Lo volví a intentar ignorando el calor doloroso sobre mis palmas hasta sacarla de su pecho, luego volví a poner la mano tapando la herida intentando contener la hemorragia. No sabía que me encontraba llorando hasta que percate dos lágrimas caer sobre su camisa. Su piel se torna más pálida a cada segundo; Tracy se arrodilló a mi lado conteniendo sus sollozos mientras las manos le temblaban.

—Debemos llevarlo con la señora Woods — al decirle eso de inmediato reaccionó y estaba a punto de levantarse cuando la voz de nuestro padre la detiene.

—Hijas — las dos nos volteamos a verlo con los ojos cristalizados y las respiraciones entre cortada.

El entrelaza su mano con las de las dos y por su mirada era fácil adivinar las palabras que no salen de su boca.

—No te vamos a salvar solo necesito que resistas y así-

—Alex — al escucharlo decir mi nombre el nudo en mi garganta se volvió aún más doloroso.

—Por favor solo resiste — sentí como un oscuro dolor en mi pecho se formaba al suplicarle a mi padre que no muriera.

—No — el abría su boca para decir algo más pero no podía y aunque ninguna palabra saliera de su boca nosotras ya sabíamos lo que quería decir.

—Necesito que me hagan un favor hijas mías...deben de seguir luchando por lo que quieren y ser fuertes...no deben olvidar que no importa que...las amo — mordí mi lengua evitando que cualquier sollozo se escapara mientras intentaba mantener la mirada en sus ojos.

—Díganle a su madre que la amo...que debe permanecer fuerte — cerré mis ojos deseado con todas mis fuerzas que esto solo fuera una pesadilla, pero de algunas pesadillas no puedes escapar.

—Ustedes son las mujeres que más amo y el mejor regalo que me pudieron haber dado...no importa el obstáculo, no importa el dolor... nunca se dejen caer.

Y cuando sentí su mano soltar la mía sentí el dolor más intenso de mi vida. Sus ojos se habían cerrado y su corazón dejado de latir, sentí mi cuerpo frio como si al morir el morí yo.

Tracy quebró en llanto y se dejó abrazar por mis brazos mientras lo mirábamos a él, no emite ningún sonido solo lágrimas silenciosas caían en mis mejillas mientras miraba a la persona más importante de mi vida muerta. Ni siquiera lo quería creer, pero él sea ido. Fue mi héroe y lo sigue siendo. Murió, pero murió como héroe.

 

 



Fadua Castro

#650 en Fantasía
#475 en Personajes sobrenaturales

En el texto hay: hombreslobo, romance, accion

Editado: 27.01.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar