Yo oí que...

24: Esa Llamada.

Alex.

Habían pasado varias semanas tranquilas, incluso ya estábamos a nada de hacer el examen de admisión a la universidad y a dos meses de salir de la escuela.

Luke y Lisa habían pasado demasiado tiempo juntos, era cuestión de tiempo para que iniciaran una relación y estaba muy feliz por ellos, congeniaban muy bien, los dos estudiarían derecho y Natalie no estaba ya presente en la vida de Luke. Consiguió otro grupo de amigos, incluyendo a Tomas y bueno, nosotros ahora éramos algo parecido a un grupo de parejas. Ya que Sam y Max estaban más felices que nunca, iban a separarse en la universidad pero solo estarían a media hora de distancia.

Eran de esas parejas que se veía que tenían mucho futuro juntos.

Mientras que mi relación con Core iba cada vez mejor, aún éramos solo amigos pero al menos yo no tenía ojos para nadie más, espero que ella tampoco aunque a veces pasaba demasiado tiempo con el profesor Collins.

Estaba esperando el momento correcto para que pudiéramos ser algo más, y al parecer ese momento podría ser hoy ya que estábamos viendo una película en su casa mientras su madre y Charlie no estaban. Como había sido la costumbre estos últimos días.

Nada podía ir mejor.

—No entiendo porque cada minuto tienen que sacar una canción.—Dijo sacándome de mis pensamientos.

—Core, es un musical.

—¿Y? No ayuda nada a la historia. Es irrelevante.—Estábamos viendo Los Miserables.

Mi película favorita y ella la estaba menospreciando.

—Estas insultando algo que amo muchísimo.—Voltee a verla. Y ella abrió los ojos sorprendida y se tapo la boca.

—Era broma.—Rió nerviosa.—A parte no es mi culpa que te encanten las películas aburridas.

—No arreglas para nada el problema Core. Ni mi corazón roto.

—Ups.

—Pero ya te ahorraras tus comentarios. Solo ve la película.

Continuamos viendo la película y después de casi dos horas Core casi estaba llorando con el final.

No por nada era una película perfecta.

—Lo bueno que era muuuy aburrida.—Dije y me miró.

—¡Lo es! Solo que quiero llorar de aburrimiento. Si eso.

—Si claro lo que digas.—Se limpio sus mejillas donde antes había lágrimas aunque una de ellas se escapó así que yo la limpié, mi mano se quedó ahí.

Ella no pareció incómoda por mi tacto.

Poco a poco me fui acercando a ella con el temor de que fuera a alejarme pero ella no se movía, solo miraba a mis ojos hasta que mis labios rozaron los suyos. Y ella no se apartó de mi, en cambio me tomo del cuello y correspondió a mi beso.

Demasiado rápido diría yo.

Esta vez en estado de sobriedad, en una noche tranquila y sabiendo lo que sentíamos por el otro.

La película había terminado y todo estaba en silencio a excepción de nuestras respiraciones, después de un rato yo terminé sobre ella acostados en el sillón jugando con el borde de su blusa y ella recorriendo mi espalda con sus manos.

Era un momento muy especial, muy íntimo. Y adoraba cada segundo de esto.

Nos separamos por un momento y yo no podía dejar de mirarla. Tal vez era el momento de estar juntos.

—Core...—El sonido de mi celular me interrumpió.

—Contesta, podría ser importante.—Le sonreí y de mala gana me levanté, ella se sentó y comenzó a cepillar su cabello con sus dedos.

De no ser por esa llamada tal vez Core ya sería mi novia. Quería decirle que quería estar con ella. 

Pero me fue imposible, al menos por ahora.

El identificador de llamadas señaló que era mi padre.

—¿Si?—Dije atendiendo.

—Alex, no te alteres.—Suspiró y continuó.—Me hablaron de la clínica. Tu abuela...—Aclaró su garganta, era obvio que se le había cortado la voz.—Tu abuela, acaba de fallecer. Iré en seguida a ver todo con Devon.

—Yo los acompaño padre, solo dame un minuto.

Debía de mantener la calma y apoyar a mi padre, no podía quedarme encerrado a llorar.

Lo siguiente no lo puedo recordar bien, estaba como en piloto automático. Solo sé que le dije a Core e inmediatamente fuimos con mi padre, el arregló el papeleo y de repente estábamos en la funeraria.

Core estaba mal y yo, bueno, yo estaba peor.

¿Cómo es que pase de un magnífico a uno por el que definitivamente nunca quería pasar?



Sparkle Guuurl

#1117 en Joven Adulto
#1685 en Otros
#398 en Humor

En el texto hay: novelajuvenil, romanceadolescente, enemigos

Editado: 14.09.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar