15 dias en casa, por lo menos...

Capitulo 20. Día 20 #ElÚltimoDíaDelMesEnCasa

Vigésimo día de encierre total. Viernes, 31 de marzo del 2045.

—Querido diario, estoy suuuuuuuuper aburiiiiiiiiida ¿una ayudita? Y todavía nos quedan días en casa. Y no sé qué hacer ya…

Ya me he releído los libros de mis dos estanterías, hablando de libros, mi autor favorito es Charles Gadel, para mi yo del futuro, atenta Lara del futuro, hay indicios de que puede venir en la feria del libro de este noviembre, si todo va bien, podremos conocerlo en persona y que me firme todos los libros, porque si, casi todos son de Charles Gadel.

Nombre completo: Charles Gadel

Fecha de Nacimiento (Edad): 21 de julio del 1.962 (67-68 años)

Residencia actual: Isla Takatuki

Nacionalidad: Desconocida

Pareja: Adela Lander

Hijos: 3

Obras más populares: Tótem, animales espirituales; y Glamm Yemil, entre otras.

Género de novela: Misterio y fantasía

Biografía: No se conoce mucho sobre él ya que no habla mucho con nadie, y hace pocas entrevistas, ni siquiera sabemos donde nació, pero sí que sabemos cuándo, el sábado 21 de julio del 1962, actualmente tiene 67 años.

Desde siempre le ha encantado escribir, dice que la escritura y la lectura son una ventana a nuevos mundos. No se sabe mucho de sus inicios, pero la primera historia que revolucionó al mundo que publicó él fue Tótem, animales espirituales, tanto fue el éxito que se hizo una película protagonizada por Nelia Froman como Emma Silver, y Shailan Dorson como Zack Jarete.

También se ha creado un juego de hologramas basado en el libro, como si tú mismo/a fueras un luchador/a. El juego se lanzó el 1 de abril del 2031 y fue muy bien recibido, prácticamente todos los niños y jóvenes tenían un tótem de holograma, con él podías jugar, combatir etc.

Lo tratabas como si fuera tu mascota, solo que virtual. Además, podías comprarle accesorios y habilidades especiales para ganar los combates. Yo todavía tengo mi pulsera metálica guardada como un tesoro.

Por si no fuera poco, el parque de la isla Este (que quiero volver a ir, obvio) en el parque hacen como una especie de homenaje a sus obras y una de ellas es Tótem, por supuesto; puedes ver a los trabajadores del parque disfrazados cada uno con su personaje respectivo, ya sabéis, para que no hayan confusiones, los adultos no pueden ir disfrazados, básicamente para no confundir a ninguna persona, pero los niños menores de 14 años si que pueden ir disfrazados.

El caso es que en la zona fantasía hay muchos trabajadores que se disfrazan para preservar la magia para los pequeños.

Otras novelas de Charles Gadel, que me gustan son, El caballero solitario, creo que esta es una muy buena historia y no está muy bien valorada. Y obviamente Glamm Yemil; hay más pero no pondré todas porque esto es un diario.

Aunque he de decir que su legado está en buenas manos, lo digo porque Enaila A. Gadel y Roger B. Gadel, son dos de los tres hijos que tiene y al parecer siguen el mismo camino que su padre, solo que de diferentes géneros. Roger es escritor de cuentos infantiles y Enalia es de aventuras.

No sé qué escribir más…

—¿Un mensaje?—Era el grupo del móvil, estaban hablando de cantar la canción R351571R3 para sobrellevar la cuarentena entre todos. Es maravillosa esa canción.

—¿Otro mensaje?—Mire el móvil, era mi abuela que había hecho ¡ROSQUILLAS! Qué buena pinta. Era una foto.

—Lara: Ñammm—Puse las caras de hambre. Porque si, tenía hambre, ya eran las 17:05 de la tarde.

—Abuela (audio): Lara, a ver quién viene por los roscos, como no los mande por algún sitio…

—Lara: Abuela, no podemos salir jajaja. Ojalá pudiéramos, tienen muy buena pinta.

—Abuela (audio): A ver como lo hacemos.

—Lara: Ahora se lo digo a la mama, a ver—Cerré la conversación y baje al comedor, donde, mis padres estaban viendo una película. —La yaya ha hecho roscos.

—Ya lo sé si me ha enviado la foto, pero no podemos salir.

—Ya pero… bueno, era para que lo sepas.

—Que venga tu hermana ¿no? Con el perro, que se acerque y que venga ¿no?

—Podría decírselo.

—Yo ahí lo dejo—Me fui arriba, a mi habitación. Porfa, porfa, porfa, que venga la tía Ada y nos traiga los roscos de la yaya.

Sin que me lo esperase, en aproximadamente una hora llegó, mi tía Ada estaba con mi tío y con su perrita blanca. ¡Rosquillas! ¡Roscos! ¿¡Qué más da?! La yaya estaba muy aburrida como para ponerse a cocinar.

—Aquí están los roscos, Oscar ya se lo vendrá a buscar él, no pienso coger el coche para ir a otro pueblo—dijo mi tía Ada

—Hombre claro, nosotras estamos cerca de la mama, pero él no. Hace frío ¿no?

—Pues dicen que va hacer mucho frio este fin de semana y toda la semana que viene.



#21992 en Otros
#3346 en Humor
#3295 en Ciencia ficción

En el texto hay: cosas en casa, amigos y lios, virus acechando

Editado: 12.03.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.