15 dias en casa, por lo menos...

Capitulo 23. Día 23 #ClaseVirtualEnCasa

Vigésimo tercer día de encierre total. Lunes, 3 de abril del 2045.

—¡Lara! Corre o llegaras tarde a clase.

—Ya voy… ¿qué clase? Estamos en cuarentena…

—La clase virtual—Se me cayó el mundo encima, abrí los ojos como platos y me puse la ropa rápido. —Mira que eres despistada.

—Gracias mamá, yo también te quiero—Cerré la puerta.

—¿Por qué tanto alboroto? ¿Qué pasa?

—Ahora no hables, estoy a punto de entrar en la clase virtual y no quiero que me distraiga ni un solo ruido—F1 fingió cerrar la boca con una cremallera. Me senté y después de suspirar muuuy profundo, me conecte en clase, faltaban cinco minutos pero ya habían personas conectadas.

—Isa: ¡Hola!

—María: Buenos días…

—Edgar: ¿Que son estas horas?

Empezaron a llegar otros compañeros, como habéis podido comprobar, la vuelta al colegio no era la idea de nadie, ni siquiera desde casa. Apoye mi cabeza en mi mano izquierda esperando que empezara la clase.

Nuestro plan de estudio, de toda la isla, no es la que vivieron mis padres en la era del 2000. Las clases no eran que los alumnos se sentaban mientras escuchaban y escribían lo que el profesor decía; En estos tiempos que estábamos viviendo, prácticamente desde que entre a preescolar, las clases eran el descubrimiento propio, con nuestros trabajos en grupo y nuestras ganas de aprender.

—Profesor: Ejem ¿Ya estáis todos?

—Nerea: Profe, ¿Qué haremos? Asi no podemos hacer el trabajo de relajación ni el del tercer trimestre.

—Profesor: Vamos a ver, está clase servirá para aclarar varias cosas, en primer lugar, el trabajo de la relajación ya lo tendrías que haber enviado, y sobre el tercer trimestre, nos hubiera tocado arte de defensa ¿no?—Miró su tableta.

—¡Sí!—Empezaron a hablar todos a la vez. —Con lo que tenía ganas de hacer el tercer trimestre…

—Profesor: Vale, vale, a ver, dejad de hablar un momento y respetad el turno de palabra. —Mi madre entró en ese momento y me giré hacia la puerta. —¿Lara?

—Mamá, estoy en clase—Susurré mirando-la.

—Perdón, te dejo la bandeja aquí encima ¿vale?—dijo antes de cerrar la puerta, me había llevado el desayuno a la habitación; una bandeja con mi vaso de leche y mis tres tostadas con pavo.

—Profesor: ¿Lara? ¿Pasa algo?

—Lara: ¿Eh? no, nada, todo va bien—De reojo vi como F1 salía del armario del cual estaba escondida para que mi madre no la viera. Le hice una seña de una tostada, y lo entendió.

—Profesor: Entonces, como sabéis este segundo trimestre ya ha terminado, de hecho hoy es festivo, pero quería hablar con vosotros antes de empezar el tercer trimestre.

—Omar: Es verdad, esta semana es fiesta.

—Juan: ¿Pero es que hay alguien que se acuerde? Para mí todos los días son iguales, sin excepción del fin de semana.

—Profesor: Lo que iba diciendo, esta solo es una clase informativa para la vuelta a las clases que será el lunes que viene, día 10 de abril. Por el ordenador hasta nuevo aviso. Lo que pasará con el tercer trimestre, es muy limitado porque se está alargando hasta el día 8 pero mucha gente dice que no acabará ahí.

—Vera: Hay mucha gente que se está saltando la cuarentena.

—Manuel: Y por eso las están multando, mucha gente no es consciente, pero a ver si asi la gente es más responsable.

—Gala: Todo esto es por el virus que han querido dejar libre por el mundo.

—Noemí: Si yo también lo he escuchado, dicen que el virus fue creado en un laboratorio para deshacerse de la gente mayor ¿os lo podéis creer?

—¿Cómo lo han podido saber?—Preguntó F1, con la mala suerte de que cayó al suelo con un fuerte sonido que lo escuchó toda la clase.

—Profesor: ¿Qué ha sido eso?

—María: Ha sonado muy fuerte, como un gran golpe.

—Juan: Alguien se habrá dado un ostión fuerte.

—Isa: Lara ¿estás bien? Has mirado hacia otro lado.

—Lara: Si, sí, estoy perfectamente, solo, voy un momento a coger una cosa, no tardo—Me levanté y la ayudé a levantarse. —¿Estás bien?

—Creo que sí, no es nada del otro mundo, me suelo caer bastantes veces, sobre todo con esta pierna robótica.

—Oh no, mi madre, rápido, escóndete.

—¿Estás bien? ¿Ha pasado algo?

—Todo perfecto, no hay ningún problema mamá.



#21878 en Otros
#3334 en Humor
#3269 en Ciencia ficción

En el texto hay: cosas en casa, amigos y lios, virus acechando

Editado: 12.03.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.