15 dias en casa, por lo menos...

Capitulo 25. Día 25 #ConversacionesEnCasa

Vigésimo quinto día de encierre total. Miércoles, 5 de abril del 2045.

—F1 ¿cómo te llamas en realidad?—dije tumbada en mi cama, ella seguía con el ordenador que le deje para averiguar cómo va todo y yo que sé.

—¿A qué viene esa pregunta?

—Bueno, llevas aquí varios días y tú sabes mi nombre pero yo no sé el tuyo.

—F12020F1, ya te lo he dicho.

—No, ese es tu apodo por internet, ¿cómo es tu nombre real?

—¿Para qué lo quieres saber?

—¿Tan malo es que lo sepa? Que voy a hacer con tu nombre ¿eh? Tú sabes el mío, lo mínimo que puedes hacer es decirme el tuyo—Suspiró pero accedió parando de teclear.

—Mi nombre es Fiona.

—Fiona, es un nombre muy bonito.

—Si tú lo dices—Siguió tecleando y yo me senté en mi cama.

—Y… ¿qué haces?

—Trato de encontrar la pagina por donde te encontré, pero no está por ningún lado.

—Debe de ser que el ordenador bloquea ciertas páginas para que no entren virus, es un sistema de antivirus, me lo pusieron hace poco.

—O también puede ser que lo estén bloqueando desde la central, el laboratorio de donde salí.

—¿Estabas en el laboratorio de las grabaciones?

—Hay muchas cosas que no sabes de mí.

—Pues cuéntamelas—me volví a tumbar.

—No hay tiempo.

—Créeme ahora hay más tiempo que nunca. Vamos, sigues siendo una extraña para mí, ni siquiera sé cómo te he permitido quedarte, mis padres no lo saben, creen que estoy empezando a hablar sola.

—Está bien. Me llamo Fiona. Tengo 25 años y soy una cyborg ¿contenta?

—¡¿Tienes 25!? Yo creía que tenías 20, pareces más joven de lo que eres.

—Gracias ¿Incluso con esto?—Me enseñó su brazo robótico.

—¿Cómo te lo hiciste?—pregunté volviéndome a sentar en la cama.

—Era muy pequeña, tendrá unos 9 o 10 años, no lo recuerdo muy bien pero, estábamos mis padres y yo en la carretera y… bueno, hubo un accidente, mis padres murieron y yo casi lo hago, de no ser por el profesor Borroso…

—Vaya…

—Qué triste ¿verdad? Tranquila, estoy acostumbrada. Pero nunca conocí a otras personas desde ese día. Deje de ir a mi colegio, empecé a vivir en el laboratorio y sin embargo no vi a nadie más que a él.

—¿Me estás diciendo que, desde los 9 o 10 años no has tenido contacto con nadie más que con el profesor Borroso?

—Sí, aunque me dejaba ver películas y eso, tenía mi propio cuarto y nadie me molestaba.

—Pero, pero, pero como es posible que siguas teniendo esto, osea, hablas muy bien, te expresas muy bien, no tienes ataques ni nada y te ves muy responsable y cordial. Para haber estado encerrada tanto tiempo con tan solo una persona en tu vida, es mucho.

—No estaba encerrada, tenía el jardín trasero del laboratorio para mí y los animales del bosque, aprendí a comunicarme con ellos y eso me ayudaba a superarlo todo.

—Yo no sé cómo puedes seguir viva.

—Son cosas que uno no elige en la vida, me forme con todo tipo de artes de defensa, batallas, e incluso hice un curso de informática online y bueno, no he estado exactamente sola, he llegado a hablar con muchas personas alrededor de las cuatro islas.

—Aún asi… no sé, supongo que porque he tenido una infancia diferente a la tuya, no te sabría comprender, pero intento ponerme en tu piel.

—No hace falta, simplemente era para contártelo ya que quieres saberlo todo de mí.

—No es que sea una cotilla pero, estas en mi casa, este es el 4to día que estas, y tendremos que conocernos, de hecho—me levanté. —Deberíamos decirles a mis padres que estás viviendo aquí porque en cualquier momento me llamaran la atención porque, estoy cogiendo demasiada comida, yo no sé cómo es posible que no nos hayan pillado ya.

—No tardare mucho en irme, estar aquí por más tiempo es poneros en peligro a ti y a tu familia—dijo tocándose su cicatriz de la cara.

—¿Cómo te hiciste estas heridas? Cuando te encontré estabas sangrando.

—Y me metiste en un armario.

—Em… ¿te despertaste? En mi defensa diré que no me lo esperaba y no quería que mis padres te encontraran.

—Me desperté, pero no sé porque me volví a dormir, supongo que estaba cansada o algo, la verdad no me acuerdo.



#21876 en Otros
#3334 en Humor
#3269 en Ciencia ficción

En el texto hay: cosas en casa, amigos y lios, virus acechando

Editado: 12.03.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.