Adara

CAPITULO 5

5 años después....

-April necesito que pongas más en punta tus pies para que Alex te recoja del piso y así se note más  delicado.-April refunfuñando hace su décimo tercer intento.

-Estas muy rígida ¿que sucede?-Dice la Sra. Robert ya sin paciencia

-Mama, ella está así porque cree que hoy vera a su am...

-¡Ya callate Alex!- interrumpe April con un grito.

-¿Y por que lo haría?, estoy diciendo la verdad - ríe el chico haciendo enojar a la pelirroja.

-Mamá Mari digale a Alex que ya me deje en paz por favor - hace puchero
-Yo no se nada- Dice la Sra. Levantando las palmas en señal de rendición con una sonrisa.-que no te de vergüenza April ya estás en la etapa que los niños te parecen lindos- sonríe y le pega un golpe en el brazo a su hijo quien está sentado junto a ella en la pequeña banca.

-Per...

- Eres una ñoña April- Dice Alex recibiendo otro golpe en el brazo.

-¿Y tú qué? Anda a practicar con April - ríe April quien le saca la lengua a su mejor amigo.

-Si señora- Dice Alex haciendo un saludo militar, quien camina de vuelta a su asiento, dándoles la espalda un momento.

Inmediatamente Alex se pone de pie y halándola de la mano la pone de pie junto a el.

Posa ambas manos en la cintura de la muchacha y con fuerza y rapidez la pega a su propio pecho. April jadea por el impacto, frunce el ceño y dispuesta a propinarle un golpe en la cabeza extiende la mano por sobre la cabeza de el al tiempo que vuelve a mirarlo. Entonces nota que Alex en verdad esta demasiado cerca y su corazón emprende una marcha desbocada y nerviosa en su pecho.

-April - susurra Alex mirándola directo a los ojos de una forma totalmente nueva para ella.- Oh April.

-¿Alex?, ¿Qué te p…

-No asi no- interrumpe el.

-¿Qué?- pregunta April demasiado nerviosa como para moverse. Frunce el ceño, pareciera que el corazón va a salírsele.

- Yo digo: April, Oh mi hermosa April- dice el paseando sus ojos como una caricia por su rostro. April traga grueso- y tu respondes….- volvió a clavar sus ojos en ella - ¡Sebas… Ooohhh Sebas!!!!

El entendimiento la lleno de furia y le golpeó la cabeza con la mano que se había quedado a medio golpe la vez anterior.

-¡Idiota!- le grito mientras le propinaba una serie de golpes y patadas mas. - Alex no podía defenderse, las carcajadas que brotaban de su pecho no lo dejaban.
Molesta emprendió camino fuera del salón de entrenamientos, sin atender a los llamados de una muy confundida Sra. Roberts, que gracias al cielo, no había visto nada de la ridícula escena.

****

Saliendo de la ducha April mira una fotografía donde se ve sonriendo junto a su hermana gemela, acaricia la foto con el índice - Quisiera tanto que volvamos a estar juntas - Dice aquella adolescente con pesar.

--Recuerdo—

-¡Mama! April no me quiere dar de su chocolate-le hablaba a su madre Amanda cruzándose de brazos la pequeña Hillary.

-¡Chismosa!- saca la lengua.

-Niñas por favor.-reprende la madre - April comparte con tu hermana.- voltea a ver a la peliroja mientras lava los trajes de sus pequeñas. Esta rueda los ojos al tiempo que le ofrece la barra a su hermana.

-Buenas tardes queridas, ya llegue- Sonríe muy amable.

-¡Papa!- Al mismo instante ambas niñas corren a sus brazos dándole una cálida bienvenida, tras un par de besos simultáneos por las pequeñas en las mejillas del hombre, una de ellas suelta - ¡Papa! April no me quiere dar chocolate.

-Mentira.- aun en sus brazos él las sostiene hasta llegar a su esposa y plantarle un beso en su frente, sentando a Hillary en las piernas de ella.

-Mama, Hillary no puede comer dulces se le caen los dientes cierto.- comenta April.

-Tu tampoco puedes comer mucho dulce- dice él papa reprendiendo a la pequeña pilluela- El chocolate era para las dos-

-Pero…-

-Ningún pero, comparte o serás tú la que no lo pruebe más- dijo el en tono padre serio, levantándose de la silla.- Amanda alista a las niñas recuerda que ya vienen a tomar la foto.

-Está bien, tranquilo. Ve arreglándote tú, solo falta peinarlas.-
Minutos después.

Sonrían-Dice la mujer capturando el momento en que las niñas lograron quedarse tranquilas.

-----fin del recuerdo.----

-Querida April - Dice el chico mientras entra sin tocar la puerta - Cuéntame ¿ya hablaste con tu papa?, ¿qué vas a pedir para tu cumpleaños?, ¿Ya pensaste en tu nombre artístico?.

-Primero que nada tienes que pedir permiso para entrar a mi habitación y segundo no te diré-se cruza de brazos dándole la espalda, haciendo que su amigo fuerza el ceño.

-Ya me conoces baby. Sabes que nunca toco la puerta además ¿de que te quejas? estás completamente vestida. Ahh ya se ¿aún molesta por qué te dije ñoña?.

Un recuerdo inmediatamente invade su cabeza, pero no precisamente el de Alex diciéndole ñoña, sino el de su rostro demasiado cerca del de ella y las sensaciones que aquello le provoco. Sacude la cabeza para deshacerse de esos pensamientos.

Voltea para encontrarse con un Alex semi sentado en su cama, con una pierna apoyada sobre el colchón y la otra extendida hacia el suelo, llevaba una camiseta blanca sin mangas que hacia resaltar su piel morena y revisaba su celular con atención haciendo que el cabello negro le cayera levemente sobre el rostro, ocultando los ojos de el de su visión.
Alex era alto y delgado, pero con brazos musculosos y un cuerpo esbelto. Su rostro tampoco estaba nada mal, así que debía de resultar alguien apuesto para muchas chicas seguramente.
Alex sonrie de medio lado a la pantalla del celular, April frunce el ceño.
-Para muchas pero no para mí- susurra para sí misma.
-¿Qué dijiste?. Pregunta el alzando la vista en su dirección.
-Nada, ya te dije que no te diré.
-Vamos, cuéntame o ¿es que te da vergüenza?, no me digas que pedirás un deseo tonto otra vez, ya creciste April, asi que espero que sea algo más inteligente de tu parte que el deseo que pediste antes, ya son quince años que cumples no creo que tengas la cabeza huec...
-¡Mi deseo no fue tonto!, deja de criticarme, fue algo que había querido mucho y es mas, algo que ¡quiero todavía! Ya se que era algo simple si, pero yo estaba muy pequeña y en ese momento me pareció lo suficientemente importante - hace puchero y su amigo rueda los ojos.
-April cada cinco años te dan la oportunidad de pedir algo realmente COSTOSO y ¿lo único que se te ocurrió pedir fue un helado de pasas?.- frunce aún más el ceño.
-Alex esto si es enserio.-sonríe levemente-sé que te encantará.
-Eso mismo dijiste en tu deseo anterior y aun sabiendo que soy alérgico a las pasas ¡pediste un helado de pasas!...Y encima ¡me diste!.
-Yo no sabía lo peligroso que era eso, además, agradece que te ofrecí, era mi regalo - ríe ella.
-April… ¡por el amor de Dios! ¡Casi me muero! ¡Me dijiste que las pasas eran chispas de chocolate!- se lleva una mano a la cabeza.
-No seas exagerado Alex, amigo querido-le da un abrazo gesto que el rechaza.- solo pensé que exagerabas como siempre, y que seguro solo no te gustaban las pasas y por eso te inventabas lo de las alergias. No sería la primera vez.- le da una mirada insinuante.
-Shhh, ese es un secreto que nadie puede llegar a saber- señala en dirección a su amiga, -la lechoza me da una alergia severa, ¡probablemente mortal! y punto.
April sonrie mientras hacia una señal de estarse cerrando la boca y botando lejos la llave.
-Y no te me hagas la loca, dime por fin, ¿Qué pediste?-
Ella niega con la cabeza.
-Solo te dire que te gustara.
-No, no, no… no juegues conmigo señorita. Eso no puedes saberlo.
-Claro que si Alex, te conozco bast…
-No tanto como crees- apunta por lo bajo, desviando la mirada.-Ademas, ya no me digas Alex...-se aleja de ella y se levanta de la cama dramáticamente- para ti seré Eros...Guapo, Sexy y quizá, tonto, pero no un chico fácil, asi que si no vas a contarme… ¡me voy!- Dice saliendo de la habitación teatralmente.
Ella ríe ante sus ocurrencias.
-¡Está bien te diré!- grita April para que su amigo lo escuché.
-¿Ah si?, entonces ¡Cuéntame!- Dice el chico mientras llega corriendo desde el pasillo lanzándose en la cama.
-Menos mal que no eres un chico fácil.-sonríe- te cuento... Ya sé de mi deseo de cumple y ¡sé que te gustará! Sólo que no te puedo decir.-bufa aquel chico que se acomoda más en la cama.
-Ya habla April.
-Ok. Déjame decirte que a partir de mañana seré...



#28221 en Novela romántica
#6510 en Joven Adulto

En el texto hay: romance, drama, joven adulto

Editado: 24.09.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.