Agencia de Seguridad Civil: Los Reclutados

Capítulo 11: Laura

Santiago y Marey fueron encontrados por Andrea afuera del restaurante. Le contaron lo que habían descubierto por aquellos hombres, ella los felicito con una gran sonrisa en el rostro. Andrea les pidió que la siguieran, caminaron por gran parte de la ciudad, cruzando calles de un lado a otro. Las persona de Bogatvestían prendas extravagantes, con colores relucientes y piles de animales que no lograban distinguir a primera vista. Junto a accesorios de oro y plata de gran tamaño.

La circulación de dinero era notoria en cada aspecto, en las personas por el vestir y en la ciudad por los edificios. Todo estaba lleno comercios, restaurantes, discotecas. Con fachadas ostentosas, colores metálicos brillantes y esculturas hechas a mano.

Dieron vuelta en una avenida bastante concurrida donde las personas iban en sus automóviles lujosos y otras en carretas motorizadas. Tras un largo recorrido el flujo de habitantes bajó, hasta no haber nadie sobre la avenida. Se toparon con una muralla de concreto custodiada por soldados. Llegaron a una caseta, Andrea le enseñó una credencial a un par de hombres y los dejaron pasar, no sin antes ser revisados de pies a cabeza por un detector de metales y una máquina de rayos X.

Lo primero que encontraron al salir de la revisión fue a muchas personas en el suelo, con mantas llenas de ropa, juguetes y demás objetos que, sin un precio a la vista, estaban a la venta. Las personas con trajes y vestidos hermosos quedaron atrás, solo había personas uniformadas con un overol gris. Algunos lo adornaban con otra prenda maltratada que encontraban, como faldas, camisas o sombreros.

Todo era tan diferente, inclusive los edificios eran masbajas y al borde del colapso por la falta de mantenimiento. No pudieron creer que estuvieran en la misma ciudad que, al levantar la mirada, podía verse detrás del gran muro de concreto. Andrea los llevó a un edificio cercano.

—¿Qué es este lugar? —preguntó Marey. Sin ganas de entrar.

—Esta es la instalación de la ASC de Bogat —respondió Andrea mientras abría la puerta y les daba una bienvenida amigable—. Fuimos contratados para mantener el orden en esta área.

—¿No han pensado en contratar un decorador de interiores? —preguntó Santiago. La recepción le parecía pésima. Los muebles desgastados, las baldosas rotas y despegadas y olía mucho a humedad—. Este lugar apesta... Literalmente.

—Lo sé —respondió Andrea agarrando un mechón de su cabello avergonzada. Lo entrelazó con su dedo, ondulándolo un poco, viéndose tan tierna como una niña regañada—. No son las mejores instalaciones, pero fue una de las condiciones para poder instalarnos aquí.

—Pues creo que deberían reconsiderarlo—dijo Marey tomando un pedazo de papel tapiz que se desintegro al tacto.

—Sí, digo, vi una zona muy bonita allá atrás con ya sabes, arboles, restaurantes, una bonita vista, restaurantes.

—Bueno chicos, ese no es el punto principal aquí —contestó Andrea incomoda por sus comentarios. La ASC si era una organización lujosa, y le daba pena encontrar instalaciones en ese estado, pero no podía hacer nada, ya había revisado los documentos y esa fue una de las condiciones que puso el gobernante de Bogat para realizar el trato—. Hemos venido a esta ciudad para buscar a uno de los candidatos a formar parte de su equipo.

—¿Cuántos más faltan? —preguntó Marey, pues ella aun no sabía muchas cosas. No había preguntado mucho y Andrea se enfocaba más en hacerla sentir cómoda.

—Faltan otros 3 más. Esperemos que todos se nos unan —subieron unas escaleras en forma de caracol hasta llegar a una sala donde un grupo de hombres y mujeres tecleaban a una velocidad sobresaliente en sus computadoras. Una de las paredes tenía monitores por montón donde se veían gráficas, cámaras de vigilancia y muchas otras cosas—. Este es el equipo de investigaciones de la ASC de Bogat.

—Entiendo —dijo Santiago golpeando la palma de su mano con su puño habiendo descubierto algo importante—. Es como McDonald's. Ustedes tienen sus sucursales en muchas partes.

—Sí, eso ya te lo había explicado —Andrea se encontraba algo confundida también, captaba la idea, pero la tomó por sorpresa esa comparación.

—Perdón, se me había olvidado —Santiago se llevó una mano a la cabeza mientras respondía algo apenado.

—Bueno, ellos son quienes nos han ayudado a encontrar información sobre el candidato que estamos buscando —Mientras Andrea hablaba la imagen de Zeth se mostraba en la pantalla junto a otra información—. La característica que destaca es que comúnmente se le ha visto hablando solo en lugares cercanos a donde últimamente ha habido graves incidentes. Una muestra de ello es lo sucedido el día de ayer. En una...

—Perate, perate, perate —interrumpió Santiago—. ¿Me estás diciendo que vamos a reclutar a alguien con un posible caso de esquizofrenia?

—Bueno, esta ese pequeño detalle.

—A mí no me parece un «pequeño» detalle —dijo Marey algo molesta—. Según lo que comentas encontrar a estas personas es muy importante ¿No podemos ir a lo seguro?

—Lo entiendo chicos, de veras. Pero miren esto como la oportunidad de ganar puntos —Andrea señaló los monitores nuevamente, estos mostraban un edificio —. Aunque no son miembros de la ASC oficialmente, pueden dar una buena imagen. Según nuestras fuentes, el día de hoy, durante la noche se llevará a cabo un ataque al banco más importante del continente del Noroeste. Nos han contratado para detener a quien quiera que lo esté planeando, lo que si podemos asegurar es que él estará ahí. Nos ayudaran ¿Verdad?



#1703 en Otros
#288 en Acción
#103 en Aventura

En el texto hay: accion, aventura, poderes

Editado: 23.05.2022

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.