Agente K

Capitulo 42

Narra Cameron:

Estuve trabajando mucho esta semana, no supe mas de Katnia, ni tampoco cual fue su decisión. Sara, la jefa del departamento, me llamo por teléfono esta mañana y me dijo si podía pasar por la jefatura principal de la CIA, del otro lado de la ciudad, para poder charlar un rato con ella. Me dijo que por favor llevara todo lo que tengo de Katnia, que quería investigar mas a fondo. Seguramente, Katnia no habrá aceptado, seguro esta muriendo en esa horrible celda. No pregunte nada, Sara fue muy directa y me corto, rápida y segura como era ella. 

Tome mis cosas y salí del trabajo diciendo que tenia que hacer algunas cosas. Muy pocos saben donde esta la cede principal de la CIA, por que en realidad esta cubierta por esa jefatura principal pero en realidad la cede es subterránea. Entre con mi identificación y le dije que venia hablar con Sara, la oficial me conoce, así que me dejo pasar sin problemas a la parte de atrás. La escalera esta detrás de una puerta que parece de mentira, parece que estuviera sellada por la pintura de la pared, es muy buena esa idea. Baje y me encontré con un montón de gente, mas de 100 personas trabajando en sus computadoras y otras cosas mas. Me encanta venir aquí cuando me invitan, claro

-Cameron, bienvenido -Dijo Sara

-Gracias por invitarme

-¿Trajiste lo que te pedí de Katnia Klosster? -Dijo

-Si, -Saque los papeles- Esto es todo lo que tengo 

-Bien

Tomo los papeles y se los dio a la subjefa, Dolores, ella los tiro a un tacho de basura a su lado y sin dudarlo los prendió fuego. Me quede sorprendido, ¿Como van hacer eso? Son cosas importarte.

-Pero Sara..

-Me interrumpió- Tranquilo, esta todo controlado -Dijo e hizo un gesto

-¿Que pasa?

-Te voy a presentar alguien

Una mujer de unos 20 años se acerco a mi y a Sara. Era morocha de ojos claros, tenia un aspecto muy hermoso y estaba muy bien maquillada, sus ojos me llamaban mucho la atención. No sabia quien era, no entendía por que me la estaba presentando con una enorme sonrisa en su rostro. 

-Cameron, ella.. 

Y fue ahí cuando se quito la peluca, cuando todo me hizo volver al dia que nos conocimos, al primer momento que me sonrió, cuando me beso, cuando me amo, cuando volvió amarme como nunca, cuando me miro como me esta mirando ahora.

-Kat

-Sonriendo- 

-Fuera de su trabajo es Alicia Drosers, de 24 años, morocha de ojos claros

-Estiro su mano- Un gusto

-Estrechamos- El gusto es mio señorita Drosers

-Sonriendo- Solo dígame.. Agente K 



#12655 en Joven Adulto
#31098 en Otros
#4385 en Acción

En el texto hay: mentiras

Editado: 30.03.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.