Ailyn

04

— ¿Creen que esta bien que una persona infértil quede en cinta? — preguntó Ailyn sumergida en sus pensamientos mientras entre sus manos aplastaba el sándwich que su padre Jungkook había preparado para su almuerzo.

— Creo que todos tienen derecho a formar su familia si así lo desean. — respondió Minhyuk con total naturalidad y la pelinegro bufó.

— Déjenme ponerlo en otras palabras .. — soltó, el alfa a su lado la miró con curiosidad mientras que Yerim seguía disgustando su almuerzo; aquella vez Jiwoo no asistió a clases. — ¿Creen que psicológicamente es una buena idea que una persona infértil quede en cinta?

— ¿Ailyn estás embarazada? — la interrumpió la joven beta de cabellos castaños, la burla en su voz logró que los dos presentes rieran leve.

— Te pasas .. — murmuró la pelinegro con una sonrisa en el rostro.

— Ya, fuera de broma. ¿Quién es el que está en cinta? — preguntó con curiosidad en su voz el alfa de cabellos negros.

— Papá TaeTae. — confesó la omega del grupo entre un murmuró, cabizbajo volvió a cerrar sus palmas sobre el sándwich casi destruido. — Su aroma es fuerte y demasiado dulce, jamás estuvo tan dulce.

Ailyn se quedó callada ante sus propias palabras, desde que recuerda su papá Taehyung siempre tuvo un aroma paternal para ella y su hermano, suave y agradable pero sabía que no era dulce y lo supo cuando en el colegio les explicaron sobre las feromonas de las Casta; su papá TaeTae logró dar a luz un solo bebé el cual murió horas después y desde aquel incidente lo denominaron Infértil, eso sucedió dos años antes que Ailyn llegará a su vida y desde ese entonces Taehyung nunca pudo volver a concebir.

— Ailyn .. — le llamó Min para obtener su atención, la pelinegro no lo miró pero hizo un sonido para indicarle que siga hablando. — ¿Acaso el tío Tae estuvo muy cariñoso estos días?

— ¡Ah, sí! — exclamó Jeon terminando de destrozar el sándwich en sus manos. Su rostro se transformó en confusión cuando sus amigos estallaron en carcajadas. — ¿Qué?

— Ailyn ... El celo ... — soltó Yerim abrazando su estómago mientras limpia las lágrimas en su rostro, la mueca de confusión en su amiga la hizo rodar los ojos y la miró con burla. — El tío Tae debe estar por entrar en celo, Ailyn. Eres Omega deberías saberlo.

Y si, debería saberlo. Pero era imposible para ella cuando los celos de su padre eran irregulares. Normalmente en esa situación Taehyung los preparaba para que junto a su hermano pasarán una semana en casa de sus tíos Jin y Namjoon, pero otras veces simplemente se quedaban en casa sin ni siquiera notar si algo sucede. Para Taehyun y Ailyn era más cómodo pasar una temporada con sus tíos, ya que al ser conscientes y mayores preferían darle su merecido espacio a sus padres.
 

Por eso cuando la pelinegro llegó a su casa le avisó su hermano menor que deberían preparar las maletas e irse a la casa del matrimonio Kim. Cuando se encerró en su habitación camino a tanteos hasta su cama donde se tiró y suspiró cansada, aquél día había madrugado pues cuando despertó no sintió el mínimo rayo de sol en su piel, vaya a saber a qué hora había despertado por pesadillas sin fin.

— Cerecita— el suave golpe en la puerta y la voz de Taehyung hicieron que Ailyn se acomodaba en su cama. — ¿Qué haces, cariño? No pasaste a saludarnos.

— Papá.. — murmuró la menor con una pequeña sonrisa en su rostro, no podía ver a su padre pero conocida aquella voz simulando tristeza. — Solo vine directo hacer mis maletas por las semanas, ¿hablaste con el tío Jin?

Taehyung se paralizó sentándose al lado de su hija, la miró confundido como queriendo descifrar algo en su sonriente semblante. 

 — ¿Por qué debería hacerlo, Ai? — preguntó sorprendiéndose cuando la niña frunció el ceño.

— Tu celo, papá. — contestó como si nada, y Taehyung casi muere ahogado con su saliva por la sorpresa. — Papá..

— Ailyn, cerecita, no hay ningún celo por el amor de Dios. — respondió apresurado el castaño mientras suspiraba para calmar su pena, agradece en ese momento que su pequeña hijita no viera sus mejillas acaloradas.

— P-pero .. — tartamudeo confundida. — Tu aroma ..

— ¿Qué tiene mi aroma?

— Es muy fuerte papá, puedo olerte incluso si estas en otra habitación. — dijo mientras tomaba las manos de su petrificado padre, buscaba algo que le quitara la duda pero esta crecía aún más. — Es muy fuerte y demasiado dulce papá, más de lo normal.

— Es imposible.. — murmuró Taehyung tapando su boca para ahogar el sollozo se que quería escapar; él era consciente a donde su hija se quería guiar tanto por palabras por como su miedoso rostro.

— ¡Oigan, ¿por qué Taehyun está haciendo sus maletas?! — preguntó Jungkook entrando sin golpear a la habitación, su divertida sonrisa desapareció al ver a su marido al borde del llanto y a su pequeña con miedo en la mirada. — ¿Qué sucedió aquí? ¿Cerecita, te paso algo? — y Ailyn negó rápidamente, entonces la mirada preocupada del azabache cayó en Taehyung. — ¿Qué está pasando, Tae?

— Kookie ... — susurró en un llanto preocupando más al alfa.

Y la familia Jeon ese día se derrumbó por completo porque aquello que ellos no esperaban lo que estaba pasando. Ninguno sabría cómo sobrellevar la desgracia que esto traía. 

 



#5793 en Fanfic
#14034 en Fantasía

En el texto hay: omegaverse, omegaverse mpreg

Editado: 19.05.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.