Alguien

CAPÍTULO UNO

Época actual

Estamos debajo de un puente, íbamos en un auto, que no sé como llego a mí, bajamos de el y después ya no recuerdo que paso, sigo bajo el efecto del alcohol. 
Estoy temblando, no se que es lo que he hecho, una sensación de querer vomitar invade todo mi cuerpo, me siento frágil, siento que quiero desaparecer, es horrible, creó que tuvimos una discusión, nos alteramos hubo unos cuantos empujones, un par de golpes y patadas, me ha querido pegar con una roca, se la he quitado y la he usado para pegarle en la cabeza, lo hice unas cinco veces, pero es que ya no podía soportar lo que estaba ocurriendo, todo lo que había pasado estos meses. 
Siento como la sangre escurre de mi cabeza, tengo un golpe en ella. Puedo ver como la sangre cae en mi mano, su sangre tan roja, tan roja como todo lo que sale de su cabeza. 
Temo por mí, el cuerpo esta a unos metros de mí, siento como mi vista se empieza a cristalizar por las lagrimas, pero no sé si son de tristeza, de dolor o de rabia...

Cuatro meses atrás.

Anna.

Estoy sentada en mi habitación, por la noche, mi madre no se encuentra así que sólo estoy buscando con que entretenerme en internet, es decir, sé con que entretenerme, mi madre no está, sólo esta mi padrastro pero no, hoy no quiero eso, hoy estoy aburrida de él. Dando vueltas por todas las redes sociales y veo que mis seguidores se están apagando poco a poco... No tengo que permitir esto, es decir la perra de Regina no puede ser mejor que yo. Ella ha subido una selfie en Instagram, Facebook, en WhatsApp y en todos lados... Puedo imaginar el tipo de comentarios que debe de tener, hombres deseándola por todos lados e imagino que Darío debe de estar vuelto loco por aquella selfie y la verdad es que se ve mucho mejor que yo, pero eso me da coraje, es decir que envidia ella no me puede opacar, de ninguna manera. En la foto se ven sus hermosos ojos, esos ojos color miel, esa piel tan lisa y blanca, esos labios tan rosas como el mismísimo pastel, se ve cómo la chica perfecta, ojalá lo fuera. 
Decido subirme aún más la falda que llevo puesta y ponerme una blusa aún más escotada, decido ponerme un labial, el labial es color rojo, tan rojo como las rosas y decido tomarme una foto frente al espejo, y pienso que esa foto tiene que superar la selfie de Regina, lo tengo que hacer después de tomarla veo que sale estupenda es decir, sé lo hermosa que soy. Se ven mis ojos tan oscuros como mis pensamientos, mi piel de fuego, mi hermosa piel morena, no se alcanzan a ver mis miedos ni emociones pero me encanta. Después de subirla a todas mis redes sociales observo como todos empiezan a reaccionar a ella, es decir me aman y me encanta tener siempre la atención. 
Me llega un mensaje de Lucas, Lucas va en mi salón de clases, y la verdad es que aunque no es Darío él es hermoso, pero no ha dicho nada de la foto, sólo me ha preguntado si no sé nada de Darío, le respondo en seguida que no, y le preguntó si ha ocurrido nada, pero ya no me responde, es un jodido, yo me quería enterar. 
Alguien entra a mi habitación, es él, el enamorado de Mamá, aunque no sé por qué me busca sí mi mamá lo trae completamente loco 
—Solo venía a asegurarme de que estés bien y a desearte una linda noche.— Dice con su voz tan acogedora y excitante que por un momento siento nervios y ganas de lanzarme contra él. 
—No te preocupes—Lo digo mientras me quito la blusa y la falda para dormir, lo hago de una manera provocadora 
Puedo ver como se entiende cada parte de él, se transforma en un enorme toro, en una bestia y eso me excita de una manera fenomenal. 
Se va contra mí y me toca de una manera fenomenal, siento esas ganas de que lo vuelva a hacer, que me azoté, que me toque sin miedo. Puedo sentir como su respiración cae por mi cuello, puedo sentir esas ganas de querer que éste dentro de mí. 
Estamos en el acto cuando escucho la el auto, ¡ES MI MADRE! 
Se me baja la excitación enseguida y el sigue sobre mí, besándome 
—¡Para, a llegado mi madre!— lo digo con algo de impotencia mientras trato de hacerlo parar 
—¿No te excita que nos pueda llegar a sorprender?— lo dice mientras toca mi pecho, puedo sentir como se pone duro 
—Para... 
Escuchó entrar a mi madre, y esto, y esto puede ser el puto fin. 
 

Lucas

Escucho sonar mi móvil mientras voy de camino a casa, el trabajo no ha estado muy bien el día de hoy, desbloqueo el móvil y veo que tengo un mensaje, es de la aplicación de Grindr es Discreto 512, se encuentra a unos metros de aquí

Discreto 512 
Hola, ¿que te parece si quedamos? 
Hoy a las 10:30pm

No tengo nada que hacer ni prisa por llegar a casa, así que le digo que sí, y le mando lo ubicación del lugar donde me encuentro. 
La verdad es que no sé quien sea, no tiene foto de perfil, yo tampoco la tengo, es decir no quiero que nadie sapa de esto imagino que el tampoco. Nadie lo sabe, sólo soy yo, y creo que así seguirá. 
Mientras espero me siento en una banca cerca del parque, y es que si me ve mi padre o mi madre por aquí me harán preguntas y no quiero. 
Mi madre y mi padre no lo aceptarían nunca, sería más probable que acepten otro tipo de cosas como la unión de una persona y un animal a esto, así de homofóbicos son. 
Me ha llegado un mensaje, creo que se trata de "Discreto" pero no,  no es él, es Lili.

Lili 
Amor, ¿Ya vienes? 
Hoy a las 10:37

La verdad es que hoy no tengo ganas de estar con ella. 
Quiero estar con un chico.

Yo: 
No, aún no termino, Mañana nos vemos en el instituto, ¿vale? 
Hoy a las 10:38

Estoy fumando mi cigarrillo cuando escucho de nuevo el móvil, es el chico "discreto", me ha puesto que ya ésta aquí, pero no lo veo, decido levantarme y ahí está lo estoy viendo. 
Y no me la puedo creer, es alto, cabello obscuro, blanco, cuerpo lindo... Lo miró bien y no me la creó es Darío. Me observa un instante y se va corriendo del lugar. Decido ir tras de él pero no lo alcanzó, va muy deprisa, veo que unas calles más adelante sube a un auto, la verdad es que estoy muy confundido, nervioso, y preocupado así que decido ir a casa



YovaniCervantes

#4949 en Thriller
#2749 en Misterio
#6417 en Joven Adulto

En el texto hay: novelajuvenil, mistero, misterio y asesino

Editado: 20.05.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar